“Tie­ne que ha­ber al­gún ni­vel de re­gu­la­ción de la pu­bli­ci­dad es­ta­tal”

Perú - La República - - EN PORTADA - ELOY ES­PI­NO­SA-SAL­DA­ÑA. Ma­gis­tra­do del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal. En­ri­que Pa­triau

El ma­gis­tra­do del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal Eloy Es­pi­no­saSal­da­ña ex­pli­ca en la si­guien­te en­tre­vis­ta las ra­zo­nes que lle­va­ron a di­cho or­ga­nis­mo a de­cla­rar nu­la la “Ley Mor­da­za”, que prohi­bía al Es­ta­do la con­tra­ta­ción de pu­bli­ci­dad en me­dios pri­va­dos. Ade­más, di­jo creer que se pre­sen­ta­rá una de­man­da con­tra la nor­ma apro­ba­da en el Con­gre­so que fa­vo­re­ce la ex­car­ce­la­ción de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri. “Es muy pro­ba­ble, sin du­da, que eso ocu­rra”, se­ña­ló.

–Aun­que no se ha po­di­do leer el fa­llo aún, el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal anun­ció que la ley que prohi­bía al Es­ta­do la con­tra­ta­ción de pu­bli­ci­dad en me­dios pri­va­dos ha si­do de­cla­ra­da nu­la, por seis vo­tos con­tra uno. ¿Có­mo lle­ga­ron a esa conclusión?

–Lo pri­me­ro que le quie­ro ex­pli­car es por qué el fa­llo to­da­vía no ha si­do pu­bli­ca­do. Una vez que se vo­ta y se fi­ja un sen­ti­do, los ma­gis­tra­dos tie­nen has­ta sie­te días há­bi­les pa­ra al­can­zar o vo­tos sin­gu­la­res o fun­da­men­tos de vo­to, que son ma­ti­ces so­bre la sen­ten­cia emi­ti­da. El pla­zo es has­ta el 22.

–Ha ha­bi­do un so­lo vo­to sin­gu­lar.

–Hay un so­lo vo­to sin­gu­lar (el de la ma­gis­tra­da Ma­ria­ne­lla Le­des­ma), pe­ro ca­si to­dos te­ne­mos fun­da­men­tos de vo­to. Cada quien va a que­rer ex­pli­car sus pro­pios cri­te­rios en la de­li­be­ra­ción.

–¿Por qué fue que ter­mi­na­ron con­si­de­ran­do de que se tra­ta de una ley in­cons­ti­tu­cio­nal?

–Lo pri­me­ro que se dis­cu­tió fue que es­ta ley no iba en la ló­gi­ca de una re­gu­la­ción sino de una prohi­bi­ción.

–Ha­bía ex­cep­cio­nes pa­ra po­der con­tra­tar es­pa­cios.

–Muy po­cas ex­cep­cio­nes. Y la pre­gun­ta era si eso per­ju­di­ca­ba al­gu­nos de­re­chos fun­da­men­ta­les, co­mo el del ac­ce­so y ge­ne­ra­ción de la in­for­ma­ción. Y tam­bién hay otros te­mas, co­mo el de­re­cho a con­tra­tar…

–De ma­ne­ra lí­ci­ta.

–Exac­ta­men­te. Si res­trin­jo de ma­ne­ra des­pro­por­cio­na­da la ca­pa­ci­dad de con­tra­tar, en es­te ca­so del Es­ta­do, tam­bién es­toy per­ju­di­can­do de­re­chos. Y ha­bía otras cues­tio­nes en la nor­ma. Por ejem­plo, si ha­bía la ne­ce­si­dad de con­tra­tar pu­bli­ci­dad de ma­ne­ra ex­cep­cio­nal, ha­bía que ha­cer­lo a tra­vés de un de­cre­to de ur­gen­cia y no, co­mo co­rres­pon­de, me­dian­te un de­cre­to su­pre­mo. Y un pun­to adi­cio­nal, muy de­li­ca­do, era el si­guien­te: si yo dis­po­nía de fon­dos pú­bli­cos pa­ra pu­bli­ci­dad es­ta­tal, se me po­día acu­sar de mal­ver­sa­ción. Y no se pue­de pri­var a na­die de su li­ber­tad, si es que el de­li­to no se en­cuen­tra de­bi­da­men­te ti­pi­fi­ca­do.

–Una ley muy mal he­cha, ¿no es cier­to?

–Yo no pue­do opi­nar so­bre eso. En el TC nos co­rres­pon­de ver si el pro­yec­to trans­gre­de o no la Cons­ti­tu­ción. A no­so­tros no nos to­ca eva­luar la con­duc­ta del Con­gre­so.

–Se lo di­go por­que, co­mo es­tá ex­pli­can­do aho­ra, ha­lla­ron va­rios pro­ble­mas en el con­te­ni­do de la nor­ma.

–Y ha­bía otro pro­ble­ma im­por­tan­te, so­bre el que es­ta­mos ha­cien­do una in­vo­ca­ción en la sen­ten­cia. Tie­ne que ver con el pro­ce­di­mien­to y las com­pe­ten­cias pa­ra apro­bar las le­yes.

–¿Lo di­ce por­que se tra­tó de una nor­ma que se apro­bó rá­pi­da­men­te?

–Así es. Ca­be ha­cer pro­ce­di­mien­tos rá­pi­dos, pe­ro de­ben ser las ex­cep­cio­nes. La na­tu­ra­le­za del Con­gre­so es la de­li­be­ra­ción pa­ra to­mar de­ci­sio­nes, ya sean le­yes, ya sea pa­ra des­ti­tuir a fun­cio­na­rios. La re­gla de­be ser el de­ba­te, la dis­cu­sión, el in­ter­cam­bio de opi­nio­nes. Por eso, se es­tá ha­cien­do una in­vo­ca­ción pa­ra que se to­me en cuen­ta eso co­mo una pau­ta ge­ne­ral.

–Se es­pe­ra­ba una vo­ta­ción más ce­rra­da. In­clu­so se es­pe­cu­ló, des­de días an­tes, con el re­sul­ta­do. ¿Có­mo fue el pro­ce­so de de­ci­sión?

–Pa­ra de­cla­rar la in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad se re­quie­re la ma­yo­ría ca­li­fi­ca­da, es de­cir, de 5 vo­tos.

–Y lle­ga­ron a seis.

–Así es. Pe­ro los ma­gis­tra­dos in­ter­cam­bian pun­tos de vis­ta, bus­can acer­car po­si­cio­nes. Y es que con­ver­sar no es un pe­ca­do ni un de­li­to, es una ne­ce­si­dad. O sea, nos he­mos ol­vi­da­do que sin bus­car acuer­dos nos di­ri­gi­mos ha­cia

una si­tua­ción de con­fron­ta­ción que a po­co bueno lle­va. En es­te te­ma se hi­zo el es­fuer­zo pa­ra arri­bar a con­sen­sos, más allá de las di­fe­ren­cias en­tre no­so­tros por va­rios otros asun­tos. Hay que sa­ber pro­ce­sar las di­fe­ren­cias.

–¿Sin­tie­ron al­gún ti­po de pre­sión?

–Yo no sien­to co­mo pre­sión que la gen­te dé su pun­to de vis­ta. Se han da­do con­tex­tos en los que sí se ha tra­ta­do de con­di­cio­nar nues­tra ac­tua­ción, pe­ro no he­mos ce­di­do. Y ya en es­te ca­so par­ti­cu­lar, no he vis­to nin­gu­na pre­sión a nin­guno de mis com­pa­ñe­ros.

– ¿Es­tán su­gi­rien­do al­gu­na for­ma de re­gu­la­ción?

–Par­ta­mos de al­go fun­da­men­tal: na­die di­ce que no exis­ta al­gu­na re­gu­la­ción del ma­ne­jo de fon­dos pú­bli­cos en ge­ne­ral y de la asig­na­ción de pu­bli­ci­dad es­ta­tal en par­ti­cu­lar. Fi­nal­men­te, de lo que es­ta­mos ha­blan­do es de di­ne­ro que se ge­ne­ra por to­dos los ciu­da­da­nos…

–Y que tie­ne que ser gas­ta­do con efi­cien­cia.

–Efec­ti­va­men­te, y tie­ne que ha­ber al­gún ni­vel de re­gu­la­ción. Lo que se es­tá plan­tean­do son al­gu­nos cri­te­rios que no de­be­rían per­der­se de vis­ta pa­ra con­tra­tar pu­bli­ci­dad. ¿Có­mo plas­mar­los? Ya es com­pe­ten­cia de los le­gis­la­do­res, eso ya no nos co­rres­pon­de de­cir­lo. La conclusión, en to­do ca­so, es que hay me­jo­res al­ter­na­ti­vas pa­ra po­der pro­te­ger los fun­dos pú­bli­cos que la prohi­bi­ción, por­que es­ta no per­mi­te que la gen­te co­noz­ca en de­ta­lle las po­lí­ti­cas pú­bli­cas y pue­da de­ci­dir su ac­tua­ción fren­te a ellas.

– Mauricio Mul­der di­jo que no es­pe­ra­ba otra co­sa de us­te­des y que ya es­tán de sa­li­da. Los quie­re.

–Si al­guien quie­re ha­cer crí­ti­cas, eso es par­te del ne­go­cio. Ser juez y, en­ci­ma, ser juez cons­ti­tu­cio­nal no es

for­mar par­te de un con­cur­so de po­pu­la­ri­dad. Lo que uno tie­ne que ha­cer es, con pru­den­cia, pe­ro con ener­gía, de­ci­dir pa­ra ga­ran­ti­zar que los de­re­chos de los ciu­da­da­nos no se vean afec­ta­dos.

– ¿Cuán­do el Es­ta­do po­dría em­pe­zar a con­tra­tar pu­bli­ci­dad de nue­vo?

–El 22 de­be es­tar­se pu­bli­can­do la sen­ten­cia y, al día si­guien­te, ya la nor­ma es nu­la, es de­cir el 23. Por­que lo que hay que de­cir es que no­so­tros no he­mos de­cla­ra­do in­cons­ti­tu­cio­nal un ar­tícu­lo o dos de la ley, la he­mos de­cla­ra­do to­da in­cons­ti­tu­cio­nal. La nor­ma va a sa­lir del or­de­na­mien­to

ju­rí­di­co y va a dejar de exis­tir. Eso im­pli­ca, des­de lue­go, que hay que dic­tar una re­gu­la­ción a la bre­ve­dad.

– Le cam­bio de te­ma. ¿Cree que la ley apro­ba­da en el Con­gre­so, que fa­vo­re­ce la ex­car­ce­la­ción de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri, lle­gue a us­te­des pa­ra su eva­lua­ción cons­ti­tu­cio­nal?

–Es muy pro­ba­ble, sin du­da. La ley ya fue en­via­da al pre­si­den­te pa­ra su pro­mul­ga­ción u ob­ser­va­ción y en ese ca­so el Con­gre­so pue­de apro­bar­la por in­sis­ten­cia. A par­tir de ahí ya co­rre el pla­zo pa­ra la pre­sen­ta­ción de una de­man­da de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, que pue­de ser pre­sen­ta­da

por el pro­pio Eje­cu­ti­vo, o los ciu­da­da­nos. Si es así, se se­gui­rá el pro­ce­so y se pro­gra­ma­rá una au­dien­cia. Lo que quie­ro de­cir es que, de ser cues­tio­na­da, nues­tro pro­nun­cia­mien­to no se­rá de in­me­dia­to. –Sá­que­me de una du­da. –De acuer­do. –Y no ha­blo de es­ta ley en par­ti­cu­lar. ¿Las le­yes con nom­bre pro­pio son cons­ti­tu­cio­na­les?

–A ver. La ló­gi­ca de una ley es que ten­ga una pau­ta de ge­ne­ra­li­dad, o que por lo me­nos abar­que a un gru­po hu­mano en par­ti­cu­lar.

– Bueno, un gru­po hu­mano pue­de es­tar con­for­ma­do por dos o tres per­so­nas.

–Eso es in­tere­san­te. Pue­do ha­cer le­yes de pro­mo­ción a per­so­nas que rea­li­zan ac­ti­vi­da­des en zo­nas de fron­te­ra, aun­que la vo­ca­ción de una nor­ma es que tras­cien­da a una per­so­na, que ten­ga una vo­ca­ción ge­ne­ral y no sea ex­clu­yen­te.

–¿Y si es so­lo una ley pa­ra un gru­po par­ti­cu­lar?

–Tie­ne que es­tar de­bi­da­men­te justificado por qué se ha­ce un tra­to di­fe­ren­te a un gru­po. Las ra­zo­nes tie­nen que ser su­fi­cien­te­men­te vá­li­da. Por­que si el tra­to fue­se dis­cri­mi­na­to­rio, ahí sí es­ta­ría­mos en un su­pues­to de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad.

–Es de­cir, y pa­ra vol­ver so­bre la ley apro­ba­da en el Pleno, eva­lua­rían si in­cu­rre en dis­cri­mi­na­ción o no.

–En efec­to, en esa o en cual­quier ley que se cen­tre en un gru­po hu­mano. Lo que se plan­tea en es­ta nor­ma son be­ne­fi­cios pa­ra per­so­nas de cier­ta edad, pa­ra cier­tos de­li­tos y pa­ra cier­tas con­di­cio­nes. No voy a en­trar en de­ta­lles so­bre su con­te­ni­do. Pe­ro si el ca­so lle­ga­ra al TC, su­pues­ta­men­te quien pre­sen­te el ca­so plan­tea­rá dos co­sas que son usua­les en es­te ti­po de de­man­das. Se pe­di­rá eva­luar si se es­tán vio­lan­do de­re­chos e in­cum­plien­do res­pon­sa­bi­li­da­des

asu­mi­das a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal y si se ha se­gui­do el pro­ce­di­mien­to y han ac­tua­do los ór­ga­nos com­pe­ten­tes pa­ra la pro­mul­ga­ción.

–¿Cuán­do van a emi­tir la sen­ten­cia so­bre la cues­tión de con­fian­za?

–Ya se hi­zo la au­dien­cia y es­to no de­be­ría pa­sar más allá de la pri­me­ra se­ma­na de no­viem­bre. Se nos ha plan­tea­do el cues­tio­na­mien­to de un re­gla­men­to del Con­gre­so, ya vi­gen­te, don­de se ar­gu­men­ta que se ha dis­tor­sio­na­do el me­ca­nis­mo de la cues­tión de con­fian­za. Eso lo va­mos a te­ner que de­fi­nir.

–Tam­bién es­tá en dis­cu­sión el con­cep­to de cri­sis to­tal del ga­bi­ne­te.

–Así es, si un mi­nis­tro de un ga­bi­ne­te sin con­fian­za po­dría re­pe­tir en el nue­vo ga­bi­ne­te, en otro mi­nis­te­rio. Se­gún el re­gla­men­to vi­gen­te del Con­gre­so, no se po­dría. Eso tam­bién lo ten­dre­mos que de­fi­nir, a la bre­ve­dad.

– Pe­ro es­te te­ma es­tá sien­do in­clui­do en el re­fe­rén­dum, en la re­for­ma de la bi­ca­me­ra­li­dad. ¿No com­pli­ca eso to­do?

–El re­fe­rén­dum es en di­ciem­bre y no­so­tros, por pla­zos, va­mos a re­sol­ver an­tes. El TC ve los ca­sos que le lle­van.

–¿Ya van a re­sol­ver lo de las pen­sio­nes po­li­cia­les y mi­li­ta­res?

–Eso tam­bién ya tu­vo au­dien­cia. Lo que ha plan­tea­do la ley del Con­gre­so es que los mi­li­ta­res y po­li­cías ju­bi­la­dos ga­nen lo mis­mo que los que si­guen en ac­ti­vi­dad.

–Es la ló­gi­ca de la cé­du­la vi­va.

–Efec­ti­va­men­te. Lo que se ha plan­tea­do en la de­man­da es que los re­que­ri­mien­tos del per­so­nal po­li­cial y mi­li­tar en ac­ti­vi­dad no son los mis­mos del per­so­nal ju­bi­la­do y tam­po­co son los mis­mos ries­gos. Y tam­bién se ha ha­bla­do de la im­po­si­bi­li­dad de que la ca­ja fis­cal pue­da cu­brir esa obli­ga­ción. En es­te mes de­be es­tar­se re­sol­vien­do.

“La ló­gi­ca de una ley es que ten­ga una pau­ta de ge­ne­ra­li­dad o abar­que a un gru­po hu­mano en par­ti­cu­lar, pe­ro de ma­ne­ra jus­ti­fi­ca­da”.

“Lo que se es­tá plan­tean­do son al­gu­nos cri­te­rios que no de­be­rían per­der­se de vis­ta pa­ra con­tra­tar pu­bli­ci­dad (por par­te del Es­ta­do)”.

“Si se de­ci­de so­bre la pri­sión pre­ven­ti­va, los cri­te­rios es­ta­ble­ci­dos en el ca­so Hu­ma­laHe­re­dia ten­drían que apli­car­se (en el ca­so Kei­ko”.

JOR­GE CERDÁN

AR­GU­MEN­TO. Se­gún Es­pi­no­sa Sal­da­ña, el prin­ci­pal pro­ble­ma de la ley Mul­der era que prohi­bía en lu­gar de re­gu­lar.

MI­CHAEL RAMÓN

DE­BA­TE. Se eva­luó si ‘ley mor­da­za’ afec­ta­ba de­re­chos fun­da­men­ta­les, co­mo el del ac­ce­so y ge­ne­ra­ción de la in­for­ma­ción.

HÉCTOR JA­RA

GRA­VE. Ma­gis­tra­dos cues­tio­na­ron mo­do co­mo la ges­tión Ga­la­rre­ta apro­bó la ‘ley Mul­der’.

JA­VIER QUIS­PE

CA­SOS. Fa­llo que ex­car­ce­ló a los Hu­ma­la be­ne­fi­cia­ría a Kei­ko.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.