“Hi­nos­tro­za me en­car­gó bus­car jue­ces ‘ami­gos’”

PO­DER SU­PRE­MO. Un mes des­pués de ser de­te­ni­do, el ex­pre­si­den­te de la Cor­te Su­pe­rior del Ca­llao se aco­gió a la con­fe­sión sin­ce­ra. La Re­pú­bli­ca ac­ce­dió a sus de­cla­ra­cio­nes an­te la Fis­ca­lía Su­pre­ma Tran­si­to­ria Es­pe­cia­li­za­da en De­li­tos Co­me­ti­dos por Fun­cio­nar

Perú - La República - - PORTADA - María Ele­na Cas­ti­llo

An­te la Fis­ca­lía, el ex­pre­si­den­te de la Cor­te Su­pe­rior del Ca­llao de­ta­lló có­mo el ex­juez hoy pre­so en Es­pa­ña di­ri­gía la red cri­mi­nal ‘Los Cue­llos Blan­cos del Puer­to’.

Se­gún Ríos, Hi­nos­tro­za usó su in­fluen­cia en el CNM pa­ra nom­brar jue­ces y fis­ca­les. “Le re­por­ta­ba to­do por­que sa­bía que me ayu­da­ría a ser juez su­pre­mo”, di­jo.

El lu­nes, du­ran­te sus ale­ga­tos pa­ra la apro­ba­ción de la ex­tra­di­ción del ex­ma­gis­tra­do Cé­sar Hi­nos­tro­za, el pro­cu­ra­dor an­ti­co­rrup­ción Ama­do En­co con­fir­mó lo que ha­ce dos me­ses y me­dio anun­ció la de­fen­sa del ex­juez Wal­ter Ríos, otro­ra pre­si­den­te del Po­der Ju­di­cial del Ca­llao: se ha­bía aco­gi­do a la con­fe­sión sin­ce­ra. Sus de­cla­ra­cio­nes pre­sen­tan a Hi­nos­tro­za co­mo lí­der de la red cri­mi­nal 'Los Cue­llos Blan­cos del Puer­to'.

En su exposición, En­co re­mar­có que Ríos Mon­tal­vo dio "de­ta­lles por­me­no­ri­za­dos de có­mo el se­ñor Cé­sar Hi­nos­tro­za –y el se­ñor Ríos po­ne én­fa­sis en el te­ma– era el je­fe de es­ta pre­sun­ta or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal".

"Él le ren­día cuen­tas, de ma­ne­ra per­ma­nen­te, de las de­sig­na­cio­nes que se ha­cían a los ma­gis­tra­dos a la Cor­te Su­pe­rior del Ca­llao, le da­ba cuen­ta de los fa­vo­res que ve­nían con­ce­dien­do a em­pre­sa­rios, abo­ga­dos y ma­gis­tra­dos de es­ta cor­te su­pre­ma y fis­ca­les su­pre­mos del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co", di­jo el pro­cu­ra­dor.

La Re­pú­bli­ca ac­ce­dió a cin­co ac­tas con las de­cla­ra­cio­nes que Wal­ter Ríos brin­dó an­te la fis­cal ad­jun­ta pro­vi­sio­nal Fany So­le­dad Quis­pe por dis­po­si­ción del ma­gis­tra­do Je­sús Fernández Alar­cón, ti­tu­lar de la Fis­ca­lía Su­pre­ma Tran­si­to­ria Es­pe­cia­li­za­da de De­li­tos Co­me­ti­dos por Fun­cio­na­rios Pú­bli­cos.

Pre­ci­sa­men­te, en ese des­pa­cho es­tán tam­bién los ca­sos de Cé­sar Hi­nos­tro­za, apo­da­do "el her­ma­ni­to", hoy con pri­sión pre­ven­ti­va en Es­pa­ña, y de los ex­miem­bros del des­ac­ti­va­do Con­se­jo Na­cio­nal de la Ma­gis­tra­tu­ra (CNM).

El ex­pre­si­den­te de la Cor­te Su­pe­rior del Ca­llao se aco­gió a la co­la­bo­ra­ción sin­ce­ra el 24 de agos­to pa­sa­do, y co­men­zó a tes­ti­fi­car en el pe­nal An­cón 1. A par­tir de allí hi­zo im­por­tan­tes re­ve­la­cio­nes que co­rro­bo­ran y con­tex­tua­li­zan las irre­gu­la­res con­ver­sa­cio­nes que de­ja­ron al des­cu­bier­to las es­cu­chas au­to­ri­za­das por un juz­ga­do del Ca­llao.

EL PE­SO DE HI­NOS­TRO­ZA

En su de­cla­ra­ción del 24 de se­tiem­bre, Ríos de­jó en cla­ro el gra­do de as­cen­den­cia que te­nía Cé­sar Hi­nos­tro­za so­bre los con­se­je­ros.

"Siem­pre se re­fe­ría que ha­bría que man­te­ner la he­ge­mo­nía en la Cor­te, por lo que se ten­dría que bus­car per­so­nas ami­gas pa­ra su con­fron­ta­ción. A es­tas per­so­nas él po­dría apo­yar­las an­te el pleno del CNM ejer­cien­do sus in­fluen­cias y amis­tad an­te los con­se­je­ros", re­ve­ló a la fis­cal.

Pre­ci­só que, por ejem­plo, el "her­ma­ni­to" te­nía pre­vis­to apo­yar a Javier Hua­ma­ní pa­ra que sea nom­bra­do juez su­pe­rior ti­tu­lar en el puer­to, quien era fis­cal su­pe­rior pro­vi­sio­nal en Ven­ta­ni­lla, en­tre otros.

"Cé­sar Hi­nos­tro­za me en­car­gó bus­car a otro gru­po de ami­gos pa­ra que en uso de las re­fe­ri­das in­fluen­cias po­dría apo­yar­los en el con­cur­so. La idea era que hu­bie­ra más gen­te 'ami­ga' (en) con­cur­so si es que al­guno des­apro­ba­ba el exa­men u otra con­tin­gen­cia, y tam­bién pa­ra que exis­tie­sen per­so­nas de­sig­na­das en re­ser­va", ex­pli­có.

“AMI­GOS” EN EL CNM

Hi­nos­tro­za for­ta­le­cía sus "amis­ta­des" en el CNM con fa­vo­res y nom­bra­mien­tos a de­do, co­mo el as­cen­so a Ve­ró­ni­ca Est­her Ro­jas Aguirre, con­cu­ña­da de Gui­do Agui­la, quien fue pre­si­den­te de la en­ti­dad que de­sig­na­ba y ra­ti­fi­ca­ba ma­gis­tra­dos.

En un au­dio del 28 de abril úl­ti­mo, di­fun­di­do por IDL-Re­por­te­ros, se les es­cu­cha coor­di­nar al res­pec­to.

-CH: Que­ría ha­cer­te una con­sul­ta. Di­me, ¿a Ve­ró­ni­ca le in­tere­sa­rá la ad­mi­nis­tra­ción del Ca­llao? Por­que al ad­mi­nis­tra­dor lo es­toy ja­lan­do a la su­pre­ma.

-GA: Sí, her­mano, sí, jus­ta­men­te me ha­bló de eso, Ce­si­tar.

-CH: Ya, en­ton­ces yo voy a es­tar con Wal­ter (en re­fe­ren­cia al ex­pre­si­den­te de la Cor­te Su­pe­rior del Ca­llao) en una ho­ra y de ahí te lla­mo.

Ho­ra y me­dia des­pués, lo vuel­ve a lla­mar y le con­fir­ma avan­ces en el trá­mi­te.

-CH: Her­ma­ni­to, di­ce que va­ya Ve­ró­ni­ca a ha­blar con él el lu­nes, ¿ya? -GA: Per­fec­to. -CH: Pa­ra ver el per­fil, por­que pa­re­ce que la va­lla es al­ta, pe­ro oja­lá ten­ga los re­qui­si­tos…

De pron­to, Hi­nos­tro­za le pa­sa el te­lé­fono a Ríos, quien le ase­gu­ra a Agui­la que es­tá ha­cien­do las coor­di­na­cio­nes ne­ce­sa­rias.

-GA: Oye, her­mano, oja­lá se pue­da dar, pues.

-WR: No te preo­cu­pes, her­mano, ya es­toy ha­cien­do las con­sul­tas legales. Lo úni­co que sí te voy a pe­dir es que la ami­ga con­ver­se con­mi­go unos diez o quin­ce mi­nu­tos… pa­ra dar­le cier­tas pau­tas de có­mo es el tra­ba­jo…

Al res­pec­to, el 4 de se­tiem­bre pa­sa­do, el de­te­ni­do ex­juez su­pe­rior le ase­gu­ró a la fis­cal que "Hi­nos­tro­za era muy in­sis­ten­te pa­ra lo­grar un as­cen­so la­bo­ral" y que tras es­ta lla­ma­da te­le­fó­ni­ca se sin­tió com­pro­me­ti­do, por lo que a la se­ma­na si­guien­te la pro­pu­so co­mo je­fa de la Uni­dad de Ad­mi­nis­tra­ción.

"Ve­ró­ni­ca Ro­jas em­pe­zó a tra­ba­jar el año 2015 en la Cor­te del Ca­llao por re­co­men­da­ción de Gui­do Agui­la a Cé­sar Hi­nos­tro­za, cuan­do es­te era pre­si­den­te de di­cha Cor­te.

El po­der de Hi­nos­tro­za que­da de­mos­tra­do, ade­más, por­que con­si­guió tras­la­dar al Ca­llao la pla­za de la ma­gis­tra­da Em­pe­ra­triz Pérez, quien era juez su­pe­rior de Ca­ñe­te. El "her­ma­ni­to" lo­gró pa­ra ello una re­so­lu­ción del Con­se­jo Eje­cu­ti­vo del Po­der Ju­di­cial.

VO­TOS PA­RA VELÁSQUEZ

Wal­ter Ríos tam­bién re­la­tó el pa­pel de Hi­nos­tro­za pa­ra des­en­tram­par el nom­bra­mien­to del pre­si­den­te del CNM en fe­bre­ro pa­sa­do y lo­grar que sea ele­gi­do Or­lan­do Velásquez.

En­fa­ti­zó que a pe­di­do su­yo ha­bló con el em­pre­sa­rio Ma­rio Men­do­za Díaz por­que "te­nía lle­ga­da di­rec­ta" en los con­se­je­ros Gui­do Agui­la, Iván No­gue­ra y Julio Gu­tié­rrez Pe­be (hoy tam­bién con pri­sión pre­ven­ti­va). El ob­je­ti­vo era que vo­ta­sen por Velásquez Be­ni­tes. Aña­dió que el pro­pio Hi­nos­tro­za par­ti­ci­pó en otra reunión en el Ho­tel She­ra­ton pa­ra ver es­te te­ma, don­de tam­bién es­tu­vo Velásquez.

Se­gún el ac­ta del 28 de agos­to de es­te año, Ríos di­jo que Hi­nos­tro­za le pre­sen­tó a es­te em­pre­sa­rio el 2013 y que en va­rias oca­sio­nes al­mor­za­ron jun­tos, pe­ro siem­pre a so­li­ci­tud del ex­ma­gis­tra­do.

Coin­ci­den­te­men­te, el ex­juez de­te­ni­do hoy en Es­pa­ña tam­bién le pre­sen­tó a Or­lan­do Velásquez. Fue en su ca­sa en di­ciem­bre del 2016.

Ríos ex­pre­só que Hi­nos­tro­za bus­có ac­ti­va­men­te los vo­tos que ne­ce­si­ta­ba Or­lan­do Velásquez pa­ra pre­si­dir el CNM.

"Cé­sar Hi­nos­tro­za te­nía mu­cho in­te­rés en la de­sig­na­ción, ya que am­bos eran ami­gos y te­ner su apo­yo en el pró­xi­mo con­cur­so pa­ra ele­gir jue­ces su­pre­mos con­vo­ca­do por el CNM", ma­ni­fes­tó.

Es­ta de­cla­ra­ción se re­fuer­za con el au­dio del 9 de fe­bre­ro de es­te año en el que

Hi­nos­tro­za le pre­gun­ta al ex­con­se­je­ro Iván No­gue­ra so­bre las co­rrien­tes pa­ra ele­gir al nue­vo pre­si­den­te del CNM. -CH: ¿Có­mo va el te­ma pa­ra la pre­si­den­cia? ¿Hay hu­mo blan­co o na­da to­da­vía? -IN: Eh... no, no. La ver­dad que no. -CH: ¿No hay na­da? - IN: La si­tua­ción es­tá com­pli­ca­da. -CH: La pe­lea... -IN: Bueno, tú sa­brás que Or­lan­do Velásquez quie­re ser... -CH: Tam­bién Ju­li­to, ¿no? -IN: Sí. Gui­do lo apo­ya a Julio.

- CH: ¿Tú no vas co­mo can­di­da­to?

-IN: No, yo que­ría can­di­da­tear, pe­ro cuan­do Gui­do di­jo que va a apo­yar a Julio, yo me que­dé, di­ga­mos, sin pi­so. Por­que a Or­lan­di­to lo apo­ya Her­bert Mar­ce­lo Cu­bas... Si yo me cie­rro, no va a ser na­die.

-CH: ¿Y quién que­da? ¿Si­gue Gui­do?

-IN: No. Ahí creo que va a ser Or­lan­do Velásquez.

Al oír es­ta res­pues­ta, Hi­nos­tro­za re­co­mien­da me­jor no ha­blar más del te­ma. Y tal có­mo él que­ría, el 21 de fe­bre­ro Velásquez fue ele­gi­do co­mo nue­vo pre­si­den­te del CNM.v

Hi­nos­tro­za for­ta­le­cía “amis­ta­des” en el CNM, con fa­vo­res o nom­bra­mien­tos a de­do, co­mo el ca­so de la con­cu­ña­da de Gui­do Agui­la.

SEPRES

HERMANITOS. Co­mo par­te de su con­fe­sión sin­ce­ra, ex­juez Wal­ter Ríos brin­dó de­ta­lles so­bre el pa­pel del des­ti­tui­do ma­gis­tra­do su­pre­mo Cé­sar Hi­nos­tro­za.

MAU­RI­CIO MALCA

IN­VES­TI­GA­DOS. Los ex­miem­bros del CNM es­tán sien­do pro­ce­sa­dos por trá­fi­co de in­fluen­cias en los nom­bra­mien­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.