La car­ta de las clí­ni­cas a Viz­ca­rra y lo que di­ce la ex­je­fa del SIS

En una car­ta al je­fe del Es­ta­do, la Aso­cia­ción de Clí­ni­cas Par­ti­cu­la­res (ACP) re­cla­mó que ya ha­bían lle­ga­do a un acuer­do con la ex­je­fa del SIS Do­ris Li­tu­ma, y que el nue­vo ti­tu­lar, Moi­sés Ro­sas, no qui­so acep­tar lo que se ha­bía con­sen­sua­do. Ro­sas re­cha­zó

Perú - La República - - PORTADA - Án­gel Páez.

Do­cu­men­to que dio ori­gen al pla­zo de 48 ho­ras del pre­si­den­te. Do­ris Li­tu­ma res­pon­de en en­tre­vis­ta con El In­for­man­te.

La di­rec­ti­va de la Aso­cia­ción de Clí­ni­cas Par­ti­cu­la­res en­vió el 23 de ju­nio una car­ta al pre­si­den­te Martín Viz­ca­rra, en la que res­pon­sa­bi­li­zan a las au­to­ri­da­des del Se­gu­ro In­te­gral de Sa­lud (SIS) y del Se­gu­ro So­cial de Sa­lud (EsSa­lud) de en­tor­pe­cer las con­ver­sa­cio­nes pa­ra acor­dar que el gre­mio atien­da a en­fer­mos del nue­vo co­ro­na­vi­rus de­ri­va­dos de los cen­tros de sa­lud del sec­tor pú­bli­co.

El gre­mio de la ACP tam­bién ad­vir­tió al je­fe de Es­ta­do que ha­bía avan­za­do en las ne­go­cia­cio­nes du­ran­te la an­te­rior ges­tión, en la cual es­ta­ba co­mo di­rec­to­ra eje­cu­ti­va del SIS, Do­ris Li­tu­ma Agui­rre, pe­ro que des­de la de­sig­na­ción de Moi­sés Ro­sas Fe­bres, el pri­me­ro de ju­nio, el in­ter­cam­bio se ha­bía en­tram­pa­do.

“He­mos es­ta­do ha­cien­do co­no­cer al SIS y a EsSa­lud los al­tí­si­mos cos­tos re­fe­ren­cia­les que es­tá ge­ne­ran­do es­ta en­fer­me­dad, ca­li­fi­ca­da en mu­chos paí­ses del mun­do co­mo ca­tas­tró­fi­ca, y los cos­tos im­por­tan­tes que ge­ne­ra a la so­cie­dad, y que obli­gan sean asu­mi­dos por el Es­ta­do”, in­di­có la di­rec­ti­va de la ACP en la car­ta.

La ACP pre­sio­nó por una ta­ri­fa pla­na de 90 mil soles por la aten­ción de un pa­cien­te de Co­vid-19 por 21 me­ses, en tan­to, la ges­tión de Ro­sas plan­teó 34 mil 960 soles. La ACP re­cha­zó di­cho mon­to, pe­ro el ti­tu­lar del SIS emi­tió una di­rec­ti­va en la que la en­ti­dad pa­ga­ría lo que es­ta­ble­cie­ron sus téc­ni­cos. La di­fe­ren­cia ra­di­ca­ba en que las clí­ni­cas in­cluían me­di­ca­men­tos con pre­cios si­de­ra­les com­pa­ra­dos con el mer­ca­do.

“La­men­ta­ble­men­te, por ra­zo­nes que van des­de las pro­pias nor­ma­ti­vas es­ta­ta­les pa­ra con­tra­tar con el sec­tor pri­va­do de sa­lud, el cam­bio for­za­do e in­tem­pes­ti­vo de la je­fa del SIS (Do­ris Li­tu­ma Agui­rre por Moi­sés Ro­sas Fe­bres), con quien ve­nía­mos tra­ba­jan­do, con­jun­ta­men­te con su equi­po téc­ni­co, los as­pec­tos ta­ri­fa­rios y con­trac­tua­les del in­ter­cam­bio; la pos­te­rior mo­di­fi­ca­ción in­con­sul­ta y for­za­da de las ta­ri­fas re­fe­ren­cia­les y del con­tra­to que se ve­nía tra­ba­jan­do fue pues­ta en evi­den­cia con la pro­mul­ga­ción de la Re­so­lu­ción Je­fa­tu­ral N° 050-202/SIS, la que sin nin­gún ti­po de acuer­do pre­vio es­ta­ble­ció unas ta­ri­fas y mo­de­lo de con­tra­to que ja­más fue com­par­ti­do pre­via­men­te con la Aso­cia­ción de Clí­ni­cas Par­ti­cu­la­res, lo que nos ge­ne­ró ex­tra­ñe­za y preo­cu­pa­ción”, se que­jó la di­rec­ti­va.

La Re­so­lu­ción Je­fa­tu­ral N° 050-202/SIS no fue un an­to­jo del nue­vo je­fe del SIS, sino el re­sul­ta­do de los es­tu­dios de los es­pe­cia­lis­tas del or­ga­nis­mo, que con­clu­ye­ron que el mon­to que exi­gían las clí­ni­cas era exa­ge­ra­do.

Sus­cri­bie­ron el do­cu­men­to el pre­si­den­te de la ACP, Ale­jan­dro Lang­berg La Rosa (del cen­tro mé­di­co pri­va­do Me­da­van), Mi­guel Ra­mí­rez Noe­ding (clí­ni­ca San­ta Isa­bel), Ro­dri­go Lang­berg Ba­ci­ga­lu­po (cen­tro mé­di­co pri­va­do Me­da­van), Ri­car­do Fio­ra­ni Ron­dan (clí­ni­ca San Ju­das Ta­deo), Sebastián Cés­pe­des Es­pi­no­sa (clí­ni­ca Ri­car­do Pal­ma),

Car­los Joo Luck (clí­ni­ca Ste­lla Ma­ris) y Ro­dri­go Es­ca­lan­te Na­rrea (Re­so­cen­tro).

Ale­jan­dro y Ro­dri­go Lang­berg son, pa­dre e hi­jo.

El gre­mio pre­ten­día que los fun­cio­na­rios ac­tua­ban a es­pal­das de las di­rec­ti­vas del go­bierno. E in­clu­so los til­da­ron de "pre­po­ten­tes".

“Preo­cu­pa que las ins­ti­tu­cio­nes no ten­gan con­ti­nui­dad en su ges­tión, en­ten­de­mos y res­pe­ta­mos que por dis­tin­tas ra­zo­nes se de­ci­da el cam­bio de un fun­cio­na­rio pú­bli­co, pe­ro de allí a que el nue­vo res­pon­sa­ble co­no­cien­do las coor­di­na­cio­nes que se ha­bían ve­ni­do sos­te­nien­do, en mo­men­tos es­pe­cial­men­te di­fí­ci­les pa­ra el país, pro­mul­gue una re­so­lu­ción de es­ta na­tu­ra­le­za es, lo me­nos, al­go pre­po­ten­te”, es­cri­bie­ron los di­ri­gen­tes.

Sin ofre­cer nin­gu­na evi­den­cia de lo que afir­ma­ban, las clí­ni­cas in­si­nua­ron a Viz­ca­rra que ha­bía fun­cio­na­rios que lo es­ta­ban sor­pren­dien­do y si­tuán­do­lo en con­tra de los pres­ta­do­res pri­va­dos de sa­lud.

“Reite­ra­mos nues­tra preo­cu­pa­ción y lo aler­ta­mos pa­ra que no sea sor­pren­di­do por al­gu­na in­for­ma­ción que ha­ya po­di­do ser des­li­za­da por al­gu­nas au­to­ri­da­des pú­bli­cas y por me­dios de pren­sa, que han ge­ne­ra­do una cam­pa­ña de des­in­for­ma­ción so­bre la reali­dad de nues­tra par­ti­ci­pa­ción en la con­ten­ción de la pan­de­mia y los cos­tos de la mis­ma”, re­ma­ta­ron.

Pa­ra la ACP, la co­ber­tu­ra de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción so­bre las pro­tes­tas de los fa­mi­lia­res de en­fer­mos del Co­vid-19 por los co­bros ex­ce­si­vos de las clí­ni­cas era par­te de una "cam­pa­ña me­diá­ti­ca" pa­ra man­ci­llar la ima­gen de las em­pre­sas pri­va­das, y alec­cio­na­ba a que el Es­ta­do usa­ra sus re­cur­sos pa­ra aten­der a es­tas per­so­nas. El gre­mio aler­tó a Viz­ca­rra de que no se de­ja­ra "sor­pren­der".

“Con­si­de­ra­mos con­ve­nien­te aler­tar­lo pa­ra (que) no sea sor­pren­di­do so­bre una suer­te de cam­pa­ña me­diá­ti­ca y po­lí­ti­ca des­ti­na­da a des­pres­ti­giar al sec­tor pri­va­do, el mis­mo que des­de un ini­cio ha ex­pre­sa­do su in­ten­ción de con­tri­buir en la pres­ta­ción de ser­vi­cios de sa­lud a los usua­rios que lo re­quie­ran”, in­di­có el gre­mio en la mi­si­va.

Sin em­bar­go, Viz­ca­rra, en lu­gar de to­mar no­ta de lo men­cio­na­do por la ACP, en­ten­dió que se tra­ta­ba de una for­ma de pre­sión, por lo que res­pon­dió de una ma­ne­ra que los pro­pie­ta­rios de las clí­ni­cas no es­pe­ra­ban.

Al día si­guien­te, el 24 de ju­nio, el man­da­ta­rio con­tes­tó dán­do­les 48 ho­ras a las clí­ni­cas pa­ra lle­gar a un en­ten­di­mien­to, o apli­ca­ba el ar­tícu­lo 70° de la Cons­ti­tu­ción.

Al bor­de de la me­dia­no­che, la Aso­cia­ción de Clí­ni­cas Par­ti­cu­la­res (ACP) ba­jó de 90 mil a 55 mil soles la ta­ri­fa pla­na pa­ra aten­der a los en­fer­mos de­ri­va­dos de los cen­tros hos­pi­ta­la­rios na­cio­na­les. El Eje­cu­ti­vo te­nía ra­zón, sí era po­si­ble ba­jar la ta­ri­fa.❖

REAC­CIÓN. Me­nos de 24 ho­ras des­pués de re­ci­bir la car­ta de la ACP, el pre­si­den­te Viz­ca­rra res­pon­dió dán­do­les 48 ho­ras pa­ra entrar en ra­zón y con­sen­suar una ta­ri­fa so­cial.

FIR­MAN­TE. El pre­si­den­te de la ACP, Ale­jan­dro Lang­berg, de­nun­ció "cam­pa­ña me­diá­ti­ca".

SEPRES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.