Go­ber­na­dor in­di­ca que im­pug­na­rá la jun­ta

Bo­rra­dor que crea­ría la Jun­ta de Su­per­vi­sión cam­bia­ría la for­ma en que se le­gis­la en Puer­to Rico

El Nuevo Día - - PORTADA - Li­marys Suá­rez To­rres lsua­rez1@el­nue­vo­dia.com Twit­ter: @Li­mary­s_Sua­rez

“De apro­bar­se una le­gis­la­ción co­mo esa, Puer­to Rico la im­pug­na­rá in­me­dia­ta­men­te en los tri­bu­na­les fe­de­ra­les y an­te la co­mu­ni­dad de na­cio­nes” ALE­JAN­DRO GAR­CÍA PA­DI­LLA go­ber­na­dor “Quien no en­ten­día lo que era la Cláu­su­la Te­rri­to­rial lo es­tá vien­do aho­ra con el po­der ple­na­rio del Con­gre­so” CAR­LOS RAMOS abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta “Es­te pri­mer bo­rra­dor tie­ne áreas que no son acep­ta­bles y no de­be ser acep­ta­ble pa­ra los Es­ta­dos Uni­dos por­que es un gol­pe al sistema de­mo­crá­ti­co” JAI­ME PE­RE­LLÓ pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes “El len­gua­je que se ha in­cor­po­ra­do en el bo­rra­dor es del si­glo 18, de las peo­res sub­yu­ga­cio­nes al co­lo­nia­lis­mo, y eso no pue­de ser” EDUAR­DO BHA­TIA pre­si­den­te del Se­na­do

El bo­rra­dor de la le­gis­la­ción fe­de­ral que crea­ría una Jun­ta de Su­per­vi­sión Fis­cal pa­ra Puer­to Rico es tan abar­ca­dor que le de­le­ga­ría al or­ga­nis­mo la po­tes­tad de cam­biar có­mo se le­gis­la en Puer­to Rico y es­to, a jui­cio de los pre­si­den­tes del Se­na­do y de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Eduar­do Bha­tia y Jai­me Pe­re­lló, es un un aten­ta­do con­tra la Cons­ti­tu­ción del Es­ta­do Li­bre Aso­cia­do.

De he­cho, el go­ber­na­dor Ale­jan­dro Gar­cía Pa­di­lla des­cri­bió ano­che el bo­rra­dor co­mo “des­hon­ro­so y de­gra­dan­te” y ad­vir­tió que de apro­bar­se la le­gis­la­ción, se pro­pon­dría im­pug­nar­la y con­vo­ca­rá a los par­ti­dos a ha­cer un “fren­te uni­do” en con­tra de la jun­ta.

“Los puer­to­rri­que­ños de­be­mos pre­sen­tar un fren­te uni­do en opo­si­ción a una jun­ta que pri­va al país de un go­bierno pro­pio. Pa­ra ello, es­ta se­ma­na es­ta­ré con­vo­can­do pa­ra reunión a los can­di­da­tos a la go­ber­na­ción de to­dos los par­ti­dos po­lí­ti­cos y a otros sec­to­res gu­ber­na­men­ta­les y no gu­ber­na­men­ta­les pa­ra unir­nos en ese re­cla­mo bá­si­co”, ex­pre­só el go­ber­na­dor en de­cla­ra­cio­nes es­cri­tas.

“Es un len­gua­je to­tal­men­te inacep­ta­ble y ofen­si­vo no so­lo a Puer­to Rico, sino a los Es­ta­dos Uni­dos, que es una sociedad que se lla­ma a sí mi­ma de­mo­crá­ti­ca. El len­gua­je que se ha in­cor­po­ra­do en el bo­rra­dor es del si­glo 18, de las peo­res sub­yu­ga­cio­nes al co­lo­nia­lis­mo, y eso no pue­de ser. Co­noz­co su­fi­cien­te­men­te del pro­ce­so le­gis­la­ti­vo co­mo pa­ra sa­ber que es­te pro­yec­to va a pa­sar por mu­chos cam­bios. Es­toy se­gu­ro que en el pro­ce­so de en­mien­das to­do es­te len­gua­je se va a co­rre­gir, lim­piar y eli­mi­nar”, reac­cio­nó el pre­si­den­te del Se­na­do.

Bha­tia agre­gó que aun­que en­tien­de las mo­ti­va­cio­nes del Con­gre­so, “hay otras for­mas de lo­grar el mis­mo ob­je­ti­vo sin vio­lar la de­mo­cra­cia”.

“El Con­gre­so es­tá vio­lan­do con es­te bo­rra­dor la Cons­ti­tu­ción de Es­ta­dos Uni­dos que les con­ce­de a to­dos los ciu­da­da­nos te­ner un go­bierno re­pre­sen­ta­ti­vo. Esa gen­te to­mó la Cons­ti­tu­ción de Puer­to Rico y con es­te pro­yec­to la bo­tó al za­fa­cón. Ese pro­yec­to se tie­ne que en­men­dar por­que co­mo es­tá re­dac­ta­do no se va a apro­bar”, sen­ten­ció Bha­tia.

Se­gún la Sec­ción 205 del bo­rra­dor de la le­gis­la­ción fe­de­ral, la Jun­ta de Su­per­vi­sión po­drá re­vi­sar las ac­cio­nes de la Le­gis­la­tu­ra a fin de ase­gu­rar­se de que Puer­to Rico cum­pla con el plan fis­cal y con el pre­su­pues­to.

En el in­ci­so (a) (1) de es­ta sec­ción, se es­ta­ble­ce que la Le­gis­la­tu­ra de Puer­to Rico ten­drá que so­me­ter a la Jun­ta de Su­per­vi­sión ca­da ley apro­ba­da por am­bos cuer­pos y fir­ma­da por el go­ber­na­dor o ve­ta­da por el Eje­cu­ti­vo.

Una vez se re­ci­ba una ley por par­te de la Le­gis­la­tu­ra, la Jun­ta de Su­per­vi­sión la re­vi­sa­rá sin de­mo­ra pa­ra de­ter­mi­nar si es com­pa­ti­ble con el plan fis­cal y el pre­su­pues­to apro­ba­do. Si la jun­ta de­ter­mi­na que una ley es con­sis­ten­te con el plan fis­cal y el pre­su­pues­to, lo no­ti­fi­ca­ría a la Le­gis­la­tu­ra pa­ra que se con­vier­ta ofi­cial­men­te en un es­ta­tu­to.

Si la Jun­ta de Su­per­vi­sión de­ter­mi­na que una ley es sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te in­com­pa­ti­ble con el plan fis­cal o el pre­su­pues­to, el es­ta­tu­to se­rá ve­ta­do, y la Jun­ta de Su­per­vi­sión lo no­ti­fi­ca­ría así a la Le­gis­la­tu­ra. La jun­ta, ade­más, da­ría una ex­pli­ca­ción y en la me­di­da en que ese or­ga­nis­mo lo con­si­de­re apro­pia­do, pro­por­cio­na­rá a la Le­gis­la­tu­ra re­co­men­da­cio­nes de en­mien­das a la ley.

Asi­mis­mo, el bo­rra­dor des­ta­ca que si la Jun­ta de Su­per­vi­sión no no­ti­fi­ca a la Le­gis­la­tu­ra en 14 días la­bo­ra­bles su apro­ba­ción o re­cha­zo de una ley, en­ton­ces la mis­ma en­tra­ría en vi­gor.

“Es­te pri­mer bo­rra­dor tie­ne áreas que no son acep­ta­bles y no de­be ser acep­ta­ble pa­ra los Es­ta­dos Uni­dos por­que es un gol­pe di­rec­to al sistema de­mo­crá­ti­co es­ta­ble­ci­do en el 1951 y va­li­da­do por el pue­blo en el 1952. Pe­ro aho­ra, más allá de en­ten­der que se ce­rró la puer­ta, em­pe­zar una dis­cu­sión in­ter­na ca­da uno por su la­do no re­suel­ve na­da. Lle­gó la ho­ra de to­dos los par­ti­dos po­lí­ti­cos y la sociedad ci­vil ir jun­tos al Con­gre­so, de­cir que hay áreas inacep­ta­bles y pro­mo­ver el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co”, ex­pre­só Pe­re­lló.

EL CON­GRE­SO TIE­NE EL PO­DER. Se­gún el cons­ti­tu­cio­na­lis­ta Car­los Ramos, el bo­rra­dor de la le­gis­la­ción que crea­ría la Jun­ta de Su­per­vi­sión re­fle­ja cla­ra­men­te el po­der que siem­pre ha te­ni­do el Con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos so­bre Puer­to Rico ba­jo la Cláu­su­la Te­rri­to­rial.

“Siem­pre he­mos es­ta­do ba­jo la Cláu­su­la Te­rri­to­rial y mu­chos he­mos di­cho des­de la aca­de­mia de que el día en que el Con­gre­so quie­ra ejer­cer sus po­de­res ba­jo es­ta cláu­su­la, in­clu­yen­do echar a un la­do la Cons­ti­tu­ción de Puer­to Rico, lo va a po­der ha­cer y creo que es lo que es­tá su­ce­dien­do aho­ra. Quien no en­ten­día lo que era la Cláu­su­la Te­rri­to­rial lo es­tá vien­do aho­ra con el po­der ple­na­rio del Con­gre­so. En un sen­ti­do, to­do lo que el Con­gre­so hi­zo fue pres­tar­nos po­de­res a Puer­to Rico y aho­ra en­tien­den que lo ne­ce­si­tan de vuel­ta y se van a me­ter con nues­tra Cons­ti­tu­ción”, di­jo Ramos.

El ex­pre­si­den­te del Se­na­do Ken­neth McC­lin­tock por su par­te, opi­nó que la dis­po­si­ción del bo­rra­dor que or­de­na a la Le­gis­la­tu­ra pe­dir­le au­to­ri­za­ción a la Jun­ta de Su­per­vi­sión pa­ra que en­tre en vi­gor una ley lo­cal con im­pac­to fis­cal es el re­sul­ta­do de ma­las prác­ti­cas, co­mo ha si­do la apro­ba­ción de pro­yec­tos de ley por des­car­gue.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.