Iden­ti­fi­can y eli­mi­nan des­car­gas sa­ni­ta­rias

Pro­gra­ma del Es­tua­rio atien­de es­te his­tó­ri­co pro­ble­ma am­bien­tal y de sa­lud pú­bli­ca en la zo­na me­tro­po­li­ta­na

El Nuevo Día - - PUERTO RICO HOY - Ge­rar­do E. Alvarado León gal­va­ra­do@el­nue­vo­dia.com Twit­ter: @GAl­va­ra­do_END

Es una fae­na com­ple­ja. Re­co­rrer las 123 mi­llas de ríos, que­bra­das y ca­na­les de la cuen­ca hi­dro­grá­fi­ca del es­tua­rio de la bahía de San Juan en bus­ca de des­car­gas sa­ni­ta­rias po­dría ser, in­clu­so, des­agra­da­ble. Pe­ro pa­ra un gru­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio, li­de­ra­do por el Pro­gra­ma del Es­tua­rio de la Bahía de San Juan (PEBSJ), es el pro­yec­to que bus­ca po­ner­le fin a un his­tó­ri­co pro­ble­ma am­bien­tal y de sa­lud pú­bli­ca en el área me­tro­po­li­ta­na, cu­yas re­per­cu­sio­nes son na­cio­na­les.

Des­de no­viem­bre del año pa­sa­do, el gru­po no ha ce­sa­do de vi­si­tar los cuer­pos de agua de la cuen­ca del es­tua­rio, ha­bien­do in­ven­ta­ria­do ya 727 tu­be­rías de des­car­gas di­rec­tas.

De ese to­tal, 129 o un 17.7% die­ron po­si­ti­vo a efluen­tes sa­ni­ta­rios, mien­tras que 239 o un 32.9% die­ron ne- ga­ti­vo pues sus flu­jos eran es­co­rren­tías plu­via­les (agua de llu­via). Las res­tan­tes 359 tu­be­rías o un 49.4% es­ta­ban se­cas.

“He­mos re­co­rri­do el 98% de los ríos del mu­ni­ci­pio de San Juan, al igual que Ca­ro­li­na y Tru­ji­llo Al­to. Nos que­dan par­ches bien pe­que­ños y el mu­ni­ci­pio de Ca­ta­ño”, di­jo el cien­tí­fi­co de sue­lo y agua de la Es­ta­ción Ex­pe­ri­men­tal Agrí­co­la de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Rico (UPR), Gus­ta­vo Martínez, quien fue con­tra­ta­do por el PEBSJ pa­ra in­ven­ta­riar las tu­be­rías de des­car­gas. En es­te tra­ba­jo lo acom­pa­ñan otras cua­tro per­so­nas.

Se­gún con­tó, 24 de los 129 ca­sos que die­ron po­si­ti­vo a efluen­tes sa­ni­ta­rios fue­ron re­fe­ri­dos “pa­ra ac­ción in­me­dia­ta” a un task for­ce que se creó co­mo par­te del pro­yec­to, aun­que no era uno de sus ob­je­ti­vos. Ese task for­ce, coor­di­na­do por el cien­tí­fi­co Jor­ge Bau­zá, es­tá in­te­gra­do por el PEBSJ, la UPR, la Agen­cia fe­de­ral de Pro­tec­ción Am­bien­tal (EPA, en in­glés), la Jun­ta de Ca­li­dad Am­bien­tal (JCA), la Au­to­ri­dad de Acue­duc­tos y Al­can­ta­ri­lla­dos (AAA) y va­rios mu­ni­ci­pios.

“Son 24 ca­sos bien dra­má­ti­cos y prio­ri­ta­rios, que re­que­rían ac­ción in­me­dia­ta pa­ra la co­rrec­ción. En­tre to­dos su­man mi­les de ga­lo­nes de des­car­gas sa­ni­ta­rias al día. La AAA co­rri­gió o es­tá en pro­ce­so de co­rre­gir el 90% de los ca­sos”, re­la­tó.

Martínez des­cri­bió co­mo “crí­ti­co” el ca­so de una tu­be­ría de 42 pul­ga­das de diá­me­tro que es­ta­ba des­car­gan­do aguas usa­das en la que­bra­ba Bla­si­na, cer­ca de Pla­za Ca­ro­li­na. Un ca­so si­mi­lar es el de la que­bra­da Do­ña Ana, cer­ca de la es­ta­ción Las Lo­mas del Tren Ur­bano, don­de se han iden­ti­fi­ca­do seis “des­car­gas ma­yo­res”.

“Las otras zo­nas crí­ti­cas son la que- bra­da Jo­se­fi­na, que pa­sa por el Cen­tro Mé­di­co, y la que­bra­da Juan Mén­dez. Las áreas ur­ba­nas son las más im­pac­ta­das, no las ru­ra­les. Se han ido co­rri­gien­do las des­car­gas más sig­ni­fi­ca­ti­vas y es­ta­mos do­cu­men­tan­do esa re­cu­pe­ra­ción”, afir­mó.

CO­LA­BO­RA­CIÓN. De otra par­te, Roberto Mo­ra­les, geó­gra­fo y coor­di­na­dor de pro­yec­to del PEBSJ, de­ta­lló que 30 co­mu­ni­da­des se han im­pac­ta­do en los pa­sa­dos me­ses, ha­bien­do co­rre­gi­do 10 des­car­gas sa­ni­ta­rias en co­la­bo­ra­ción con es­tas.

“Ade­más, se han fa­ci­li­ta­do 30 ta­lle­res de jus­ti­cia am­bien­tal y ma­ne­jo de con­ta­mi­na­ción de des­car­gas sa­ni­ta­rias. He­mos he­cho 10 ac­ti­vi­da­des pa­ra co­mu­ni­car el pro­yec­to y 100 vi­si­tas a las co­mu­ni­da­des pa­ra aten­der dis­tin­tas ges­tio­nes. El pro­yec­to se ha pre­sen­ta­do a más de 10 agen­cias y 25 or­ga­ni­za­cio­nes de dis­tin­tos ti­pos”, re­su­mió Mo­ra­les.

Ex­pli­có que el pro­yec­to es­tá sub­ven­cio­na­do con fon­dos de la EPA –ca­na­li­za­dos a tra­vés de la JCA–, y es­tá su­pues­to a fi­na­li­zar en­tre mar­zo y abril del pró­xi­mo año. Sin em­bar­go, los re­co­rri­dos e iden­ti­fi­ca­ción cul­mi­na­rían an­tes, pues el pro­yec­to tam­bién con­tem­pla una fa­se edu­ca­ti­va y la crea­ción de un ma­pa de des­car­gas sa­ni­ta­rias en la cuen­ca hi­dro­grá­fi­ca del es­tua­rio.

“Es­ta­mos ha­blan­do de un ma­pa que ser­vi­ría de he­rra­mien­ta pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes so­bre dón­de ubi­car los pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra sa­ni­ta­ria. Ade­más, cuan­do ter­mi­ne­mos el ma­pa, se in­te­gra­rá el equi­po de la Es­cue­la Gra­dua­da de Sa­lud Pú­bli­ca de la UPR, que ex­plo­ra­rá si hay víncu­lo en­tre la sa­lud de las per­so­nas y las des­car­gas no apro­pia­das”, di­jo Mo­ra­les, quien des­ta­có que el 88% o unas 250,000 per­so­nas que vi­ven ad­ya­cen­tes al es­tua­rio de la bahía de San Juan sub­sis­ten ba­jo los ni­ve­les de po­bre­za. De ese to­tal, el 90% es­tá ex­pues­to a las des­car­gas sa­ni­ta­rias.

“Pa­ra mu­chos de no­so­tros, la re­la­ción con los desechos hu­ma­nos cul­mi­na al ba­jar la ca­de­na del inodo­ro. Pe­ro con es­te pro­yec­to que­re­mos de­mos­trar qué pa­sa des­pués de ba­jar la ca­de­na, de­mos­tran­do des­de ya que se

“Es­te pro­yec­to va al co­ra­zón del pro­gra­ma: cuer­pos de agua lo más lim­pios po­si­ble de acuer­do a su uso”

JA­VIER LAU­REANO Director eje­cu­ti­vo del PEBSJ

tra­ta de una in­jus­ta e in­sa­lu­bre geo­gra­fía”, agre­gó.

Si­guien­do la mis­ma lí­nea, el director eje­cu­ti­vo del PEBSJ, Ja­vier Lau­reano, re­cor­dó que el con­tac­to di­rec­to “con los que al­gu­nos ciu­da­da­nos des­cri­bie­ron co­mo cas­ca­das de aguas sa­ni­ta­rias” pue­de te­ner efec­tos ad­ver­sos en la sa­lud. Una al­ta pre­sen­cia de en­te­ro­co­cos en el agua es in­di­ca­dor de que tam­bién pue­de ha­ber otros con­ta­mi­nan­tes ca­pa­ces de pro­du­cir in­fec­cio­nes por salmonela, he­pa­ti­tis, me­nin­gi­tis y en­fer­me­da­des gas­tro­in­tes­ti­na­les, di­jo, por su par­te, Martínez.

“Es­te es un pro­yec­to que bus­ca que ten­ga­mos una me­jor ciu­dad y he­mos re­ci­bi­do el apo­yo de mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes y vo­lun­ta­rios”, in­di­có Lau­reano, al men­cio­nar en­tre es­tas a la ins­ti­tu­ción Crear­te.

Pre­ci­sa­men­te, Yajaira Fé­lix, fa­ci­li­ta­do­ra de cien­cias ge­ne­ra­les y coor­di­na­do­ra de vo­lun­ta­rios de Crear­te, con­tó que des­de agos­to pa­sa­do es­tán in­vo­lu­cra­dos en el pro­yec­to, ha­bien­do iden­ti­fi­ca­do “una des­car­ga sig­ni­fi­ca­ti­va” cer­ca del Cen­tro de Diag­nós­ti­co y Tra­ta­mien­to (CDT) de la co­mu­ni­dad San José.

“Los jó­ve­nes de Crear­te hi­cie­ron una que­re­lla, pe­ro al día de hoy la AAA no ha to­ma­do ac­ción. Co­mo guar­dia­nes de la na­tu­ra­le­za, es­ta­mos lle­van­do el men­sa­je de que no im­por­ta el ti­po de des­per­di­cio que se de­je caer a los cuer­pos de agua, al fi­nal aca­ba­rán en el es­tua­rio. Es un pro­ble­ma de to­dos”, sub­ra­yó.

Al­gu­nas áreas co­mo la que­bra­da Do­ña Ana, en Río Pie­dras, fue­ron re­fe­ri­das pa­ra ac­ción in­me­dia­ta.

Una vez aca­ben los mues­treos, se pre­pa­ra­rá un ma­pa de des­car­gas.

El gru­po ya ha re­co­rri­do ríos de Ca­ro­li­na, Tru­ji­llo Al­to y San Juan.

A las mues­tras de agua se les ha­cen prue­bas de pH, co­lor, olor y tur­bi­dez, en­tre otros pa­rá­me­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.