Ins­tin­tos y con­ven­cio­nes

El Nuevo Día - - FLASH & CULTURA -

Por lo me­nos dos de los do­ce cuen­tos reuni­dos aquí ha­bían apa­re­ci­do en li­bros an­te­rio­res o en an­to­lo­gías. Son los me­jo­res de es­ta co­lec­ción.

Tan­to “Los ama­man­ta­dos” co­mo “Gol­pe de gra­cia” son na­rra­cio­nes po­de­ro­sas que van al meo­llo mis­mo de lo fe­me­nino –la ma­ter­ni­dad- y ex­plo­ran per­ver­sio­nes que la de­gra­dan y des­vir­túan.

En el pri­me­ro la per­ver­sión se re­fie­re a la des­via­ción del de­seo mas­cu­lino, que quie­bra uno de los ta­búes más an­ti­guos y sa­gra­dos: la in­vio­la­bi­li­dad de la ma­dre o la fi­gu­ra ma­ter­na (una no­dri­za, en es­te ca­so). La ne­gri­tud de ese per­so­na­je, su des­per­so­na­li­za­ción a ojos de su hi­jo de le­che, que la con­vier­te en po­co más que un ani­mal a ser usa­do pa­ra el pla­cer lo­gra con­tra­po­ner dra­má­ti­ca­men­te dos fuer­zas ele­men­ta­les: el apre­mio del se­xo y el amor fi­lial.

El am­bien­te his­tó­ri­co en que se desa­rro­lla la ac­ción, un mo­men­to en que aún exis­tía la es­cla­vi­tud, re­fuer­za la pro­yec­ción de una de­ge­ne­ra­ción mo­ral tan ab­so­lu­ta que de­for­ma las ac­ti­tu­des hu­ma­nas más bá­si­cas. Es­te es un cuen­to po­de­ro­so y bien cons­trui­do que re­fle­xio­na so­bre uno de los peo­res ma­les so­cia­les que ha afec­ta­do a la hu­ma­ni­dad y cu­ya pre­sen­cia en nues­tro en­torno fue par­ti­cu­lar­men­te fuerte.

Igual­men­te dra­má­ti­co, “Gol­pe de gra­cia” se si­túa en una ac­tua­li­dad des­vir­tua­da tam­bién en sus prio­ri­da­des. La in­ma­du­rez de una ado­les­cen­te con va­rios hi­jos de­pen­dien­tes (la pa­la­bra de­pen­dien­te es cla­ve, da­do lo que im­pli­ca de ayu­das gu­ber­na­men­ta­les) de­fi­ne al per­so­na­je, in­ca­paz de cum­plir con su rol de ma­dre. So­me­ti­da a im­pul­sos ele­men­ta­les que pro­pi­cian su pro­mis­cui­dad y su pro­lí­fi­ca ma­ter­ni­dad in­dis­cri­mi­na­da, la mu­jer –in­cons­cien­te­men­te- ex­po­ne a sus hi­jos al mal. En es­te cuen­to, un am­bien­te de amo­ra­li­dad acen­tua­do por cir­cuns­tan­cias de po­bre­za con­tri­bu­ye al efec­to cer­te­ro de la na­rra­ción. La za­fie­dad y des­preo­cu­pa­ción del per­so­na­je de la ma­dre tie­ne su con­tra­par­te sor­pren­den­te en la mal­dad pre­vi­so­ra y efi­caz del per­so­na­je que na­rra la ac­ción. El con­tras­te pre­sen­ta­do en la na­rra­ción fun­cio­na bien y el “gol­pe” cons­ti­tu­ye un clí­max tan so­bre­co­ge­dor co­mo el del pri­mer cuen­to.

Más allá de es­tas dos na­rra­cio­nes, so­lo “Can­dun­gos o yo tam­bién te amo” sobresale por la ex­pre­sión de una ter­nu­ra im­pro­ba­ble que sub­ya­ce las con­tra­dic­to­rias con­di­cio­nes de una se­pa­ra­ción con­yu­gal. Un cuen­to en­te­ra­men­te dia­lo­ga­do, su efec­to de­pen­de de la ca­rac­te­ri­za­ción.

Los de­más “gol­pes” na­rra­ti­vos pa­li­de­cen en con­tra­po­si­ción a los men­cio­na­dos. “La­bio­pe­ga­das” -un cuen­to epi­só­di­co que tra­za el im­pac­to du­ra­de­ro del abu­so se­xual y la evo­lu­ción de una atrac­ción les­bia­na- es muy com­pli­ca­do.

“Tre­mor noc­turno” se li­mi­ta a la des­crip­ción de una si­tua­ción. “Las co­sas que se cuen­tan al caer” plan­tea el efec­to te­rri­ble de es­te­reo­ti­pos ra­cia­les in­ter­na­cio­na­li­za­dos que lle­van al au­to-des­pre­cio, pe­ro le hu­bie­ra he­cho fal­ta más de­sa­rro­llo.

El te­ma de las re­la­cio­nes les­bia­nas re­co­rre el li­bro. Y hay cuen­tos de cor­te fan­tás­ti­co y ma­ca­bro, co­mo “Fu­kus­hi­ma en­tre dos” y “Mo­ri­de­ro de olas”, am­bos pro­yec­ta­dos ha­cia es­ce­na­rios apo­ca­líp­ti­cos.

To­dos los cuen­tos jue­gan con ac­ti­tu­des emo­cio­na­les más o me­nos cons­cien­tes que res­pon­den a si­tua­cio­nes ex­tre­mas -y gro­tes­cas- de mal­tra­to, abu­so se­xual o atrac­cio­nes ines­pe­ra­das, co­mo la que sus­ci­ta Aris­tó­te­la, en el cuen­to del mis­mo nom­bre, cu­ya au­sen­cia de pe­chos la ase­me­ja a un hom­bre. (CDH)

Yo­lan­da Arro­yo Pi­za­rro Mia­mi y San Juan: Edi­cio­nes La Pe­re­za y Má­gi­ca, 2015

Gol­pes de gra­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.