Cu­ba bus­ca la nor­ma­li­dad a to­da pri­sa a una se­ma­na de Ir­ma

El país bus­ca la nor­ma­li­dad en sus ope­ra­cio­nes y ca­na­li­zar la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria tras el pa­so del hu­ra­cán

El Nuevo Día - - PORTADA - BEN­JA­MÍN MO­RA­LES MELÉNDEZ El Nue­vo Día

LA HA­BA­NA, Cu­ba.- Los pri­me­ros efec­tos del hu­ra­cán Ir­ma co­men­za­ron a sen­tir­se des­de el jue­ves pa­sa­do, con llu­vias li­ge­ras, in­cre­men­to en las ma­re­ja­das y al­gu­nos vien­tos le­ves en la pun­ta orien­tal de Cu­ba, un cua­dro que dis­ta­ba mu­cho del que la na­tu­ra­le­za pin­tó des­pués.

Po­co a po­co el pa­no­ra­ma se fue com­pli­can­do. La ru­ta ori­gi­nal tra­za­da el jue­ves pre­veía un vio­len­to gi­ro al nor­te que evi­ta­ría que el país sin­tie­ra los efec­tos di­rec­tos de Ir­ma, pe­ro el po­de­ro­so hu­ra­cán, se­lla­do por los ex­per­tos co­mo el más fuer­te de la his­to­ria, te­nía pla­nes dis­tin­tos.

Aquel es­ce­na­rio que se pin­ta­ba co­mo lo me­jor den­tro de lo peor co­men­zó a cam­biar drás­ti­ca­men­te y el hu­ra­cán se fue acer­can­do len­ta­men­te a tie­rras cu­ba­nas has­ta que en el fin de se­ma­na to­có los ca­yos tu­rís­ti­cos lo­ca­li­za­dos en Ca­ma­güey, pa­ra lue­go me­ter­se en tie­rra fir­ma en Vi­lla Cla­ra y sa­lir por Ma­tan­zas, pro­vo­can­do, de pa­so, grandes des­tro­zos en la ca­pi­tal, La Ha­ba­na.

El da­ño es tan gran­de que el go­bierno cu­bano no ha po­di­do emi­tir una ci­fra del im­pac­to y só­lo ha di­cho que los cos­tos se­rán enor­mes.

Des­de que Ir­ma se fue, el país in­ten­ta re­tor­nar a una nor­ma­li­dad que no le se­rá sen­ci­lla. Son mi­les las lí­neas del ten­di­do eléc­tri­co que es­tán ti­ra­das, igual se cuen­tan por mu­chos mi­les las ca­sas da­ña­das y de­ce­nas de mi­les de cu­ba­nos han re­gis­tra­do la pér­di­da de sus per­te­nen­cias más bá­si­cas, co­mo la ro­pa o los col­cho­nes de dor­mir.

Cu­ba tie­ne un muy bien or­ga­ni­za­do plan de res­pues­ta, pe­ro no hay país que pue­da por sí so­lo con lo que los cu­ba­nos han te­ni­do que vi­vir con Ir­ma.

Es por ello que el pro­ta­go­nis­mo de la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria se­rá vital pa­ra lo­grar que la po­bla­ción pue­da re­to­mar sus vi­das den­tro de un ni­vel ra­zo­na­ble de nor­ma­li­dad, por lo que di­ver­sas na­cio­nes y or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les pre­pa­ran pa­que­tes pa­ra des­pa­char­los a la bre­ve­dad a sue­lo cu­bano, in­clui­do Puer­to Ri­co.

Des­de to­das par­tes del pla­ne­ta han co­men­za­do a lle­gar men­sa­jes de solidaridad y com­pro­mi­sos de en­vío de ayu­da hu­ma­ni­ta­ria al país, con­fir­mó el go­bierno cu­bano.

El pri­mer país en des­pa­char ayu­da fue Ve­ne­zue­la, que en­vió 10 to­ne­la­das de pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad y me­di­ca­men­tos a la is­la con ca­rác­ter de emer­gen­cia. La pren­sa na­cio­nal pu­bli­có que el pre­si­den­te de Cos­ta Ri­ca, Luis Gui­ller­mo So­lís, ma­ni­fes­tó que pres­ta­rá su “mo­des­ta ayu­da” al pue­blo cu­bano, mien­tras que el man­da­ta­rio hon­du­re­ño, Juan Or­lan­do Her­nán­dez, se ex­pre­só en igua­les tér­mi­nos.

El pre­si­den­te Evo Mo­ra­les, de Bo­li­via, alis­ta­ba un plan de con­tin­gen­cia pa­ra en­viar ayu­da hu­ma­ni­ta­ria a Cu­ba, lo mis­mo ges­tio­nan los man­da­ta­rios de Ecuador, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Ru­sia, Ja­pón, Mé­xi­co, en­tre mu­chos otros.

En Puer­to Ri­co, la Aso­cia­ción Pro­duc­tos de Puer­to Ri­co (APPR) re­co­lec­ta­rá pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad que se­rán di­ri­gi­dos al pue­blo de Loí­za y a las is­las ca­ri­be­ñas de Tor­to­la y Cu­ba. En el es­fuer­zo co­la­bo­ran em­pre­sas co­mo Fe­dEx, Fle­xi­tank, Hol­sum, en­tre otras.

Un cen­tro de aco­pio fue le­van­ta­do en el an­ti­guo edi­fi­cio de la Cer­ve­ce­ría Co­ro­na, en la ca­lle Pro­gre­so #54, en San­tur­ce, des­de el martes,y por los pró­xi­mos 10 días. El es­pa­cio ope­ra­rá en­tre las 9:00 a.m y las 6:00 p.m.

En el cen­tro de aco­pio se re­co­ge­rá ro­pa y zapatos, agua po­ta­ble, ma­te­ria­les de cons­truc­ción, co­mi­da no pe­re­ce­de­ra, ar­tícu­los de lim­pie­za y de hi­gie­ne per­so­nal, me­di­ca­men­tos y otros ar­tícu­los, co­mo es­tu­fas por­tá­ti­les de gas, tan­ques de gas, ro­pa de ca­ma, lin­ter­nas y ba­te­rías.

En Cu­ba se re­quie­re de to­do ti­po de ayu­da y se­rá bien­ve­ni­do lo que se en­víe, pe­ro la ma­yor ne­ce­si­dad es­tá en ayu­da hu­ma­ni­ta­ria que per­du­re en el tiem­po, co­mo col­cho­nes pa­ra ca­mas, ro­pa de ves­tir y de ca­ma, toa­llas, zapatos y, cla­ro es­tá, me­di­ci­nas de to­do ti­po, so­bre to­do pa­ra com­ba­tir la gri­pe y las dia­rreas, ade­más de re­pe­len­te pa­ra mos­qui­tos.

La Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das ha ac­ti­va­do a to­das sus agen­cias ads­cri­tas en Cu­ba pa­ra co­la­bo­rar con el go­bierno cu­bano en las ta­reas de re­cu­pe­ra­ción.

“Fren­te a ese ni­vel de im­pac­to y de­vas­ta­ción la res­pues­ta es muy di­fí­cil de ha­cer, y en el Sis­te­ma de Na­cio­nes Uni­das te­ne­mos con­cien­cia de que lo que se tra­ta es de apo­yar a las au­to­ri­da­des del país a res­pon­der de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble a las prio­ri­da­des y ne­ce­si­da­des iden­ti­fi­ca­das. Ofre­ce­mos ayu­da a Cu­ba pa­ra com­ple­men­tar la re­cu­pe­ra­ción y ese pro­ce­so se ci­men­ta en una re­la­ción só­li­da en­tre Cu­ba y las Na­cio­nes Uni­das”, apun­tó al dia­rio ofi­cial Gran­ma, Cris­tian Mo­ra­les Fuh­ri­man, re­pre­sen­tan­te de la Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Sa­lud (OPS) en Cu­ba.

Ma­ría Cris­ti­na Perceval, di­rec­to­ra re­gio­nal de UNI­CEF pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be, ex­pre­só su apo­yo al pue­blo cu­bano y di­jo que la “UNI­CEF es­tá en cons­tan­te co­mu­ni­ca­ción con las au­to­ri­da­des cu­ba­nas mo­ni­to­rean­do la mag­ni­tud de los da­ños”.

Re­si­den­tes de La Ha­ba­na pu­sie­ron ayer sus mue­bles a se­car al sol lue­go de las inun­da­cio­nes que pro­vo­có el hu­ra­cán Ir­ma en la ca­pi­tal cu­ba­na.

La fal­ta de com­bus­ti­ble se su­ma a las ne­ce­si­da­des del pue­blo cu­bano pa­ra re­cu­pe­rar su nor­ma­li­dad los más pron­to po­si­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.