UBS po­ne en ries­go los fon­dos do­na­dos a va­rias or­ga­ni­za­cio­nes sin fi­nes de lu­cro

●●●UBS pi­de di­sol­ver fi­dei­co­mi­so que otor­ga $1.4 mi­llo­nes a or­ga­ni­za­cio­nes sin fi­nes de lu­cro

El Nuevo Día - - ENTÉRATE - Joa­ni­sa­bel González joa­ni­sa­bel.gon­za­lez@el­nue­vo­dia.com Twit­ter: @jgon­za­lezpr

Q Jus­to aho­ra cuan­do los efec­tos del hu­ra­cán Ir­ma en Puer­to Ri­co, otras is­las del Ca­ri­be y el es­ta­do de la Flo­ri­da evi­den­cian el rol que las or­ga­ni­za­cio­nes ca­ri­ta­ti­vas jue­gan en asis­tir a los más ne­ce­si­ta­dos, los tri­bu­na­les de Puer­to Ri­co tie­nen an­te su con­si­de­ra­ción un pe­di­do de UBS Trust pa­ra di­sol­ver un fi­dei­co­mi­so que des­ti­na­ría al me­nos $1.4 mi­llo­nes a de­ce­nas de es­tas en­ti­da­des en Puer­to Ri­co y Es­ta­dos Uni­dos.

Se tra­ta del le­ga­do de don Gui­ller­mo Vidal San­to­ni, her­mano del fi­lán­tro­po cul­tu­ral, Teo­do­ro Vidal San­to­ni, y quien de­ci­dió com­par­tir su pa­tri­mo­nio con múl­ti­ples en­ti­da­des be­né­fi­cas, en su ma­yo­ría vin­cu­la­das a la igle­sia Ca­tó­li­ca, pe­ro tam­bién otras en­ti­da­des de gran im­pac­to so­cial co­mo el Ejér­ci­to de Sal­va­ción, la Ca­sa Ma­nuel Fer­nán­dez Jun­cos pa­ra ni­ños huér­fa­nos o aban­do­na­dos, los ho­ga­res de cui­do de an­cia­nos a car­go de las Her­ma­ni­tas de los An­cia­nos Des­am­pa­ra­dos y Sier­vas de Ma­ría, así co­mo el Fon­do del Po­bre San Vi­cen­te de Paul y el Ora­to­rio San Juan Bos­co, que pres­tan ser­vi­cios en las zo­nas de San­tur­ce y Can­te­ra, en la ciu­dad ca­pi­tal.

En to­tal, se­gún la de­man­da in­coa­da por UBS Trust, Vidal San­to­ni de­ci­dió com­par­tir su pa­tri­mo­nio con unas 46 en­ti­da­des sin fi­nes de lu­cro. En­tre es­tas, tam­bién fi­gu­ra Ca­sa Man­re­sa, el se­mi­na­rio ma­yor de la Ar­qui­dió­ce­sis de San Juan, Ser­vi­cios So­cia­les Ca­tó­li­cos y or­ga­ni­za­cio­nes que pres­tan ser­vi­cios co­mu­ni­ta­rios en Es­ta­dos Uni­dos co­mo Mi­sio­nes Sa­le­sia­nas. DO­NA­TI­VO QUE DES­CO­NO­CEN. Sin em­bar­go, par­tien­do del ex­pe­dien­te ju­di­cial, ni si­quie­ra la mi­tad de las 46 en­ti­da­des que de­ben re­ci­bir el ob­se­quio de Vidal San­to­ni, han con­tes­ta­do la de­man­da.

En al­gu­nas ins­tan­cias, la corte ha ano­ta­do “en re­bel­día” a los de­man­dan­tes, lo que fue el ca­so de Sa­cred Heart Sout­hern Mis­sions, con se­de en Mis­sis­sip­pi. Es­ta en­ti­dad, com­pa­re­ció al ca­so el pa­sa­do 1 de sep­tiem­bre, a tra­vés del abo­ga­do Ger­mán J. Brau. El abo­ga­do in­di­có a El Nue­vo Día que la or­ga­ni­za­ción se en­te­ró ha­ce po­co del po­si­ble do­na­ti­vo y que es­te no po­día emi­tir co­men­ta­rios adi­cio­na­les por ha­ber­se uni­do al pro­ce­so re­cien­te­men­te.

De acuer­do con el ex­pe­dien­te del ca­so, UBS ha­bría di­li­gen­cia­do una doher­mano ce­na de em­pla­za­mien­tos y se pro­ce­dió con una or­den de em­pla­za­mien­tos por edic­to. El ca­so no ha mos­tra­do grandes pro­gre­sos en el pa­sa­do año y tie­ne una vis­ta pro­gra­ma­da pa­ra hoy a las 2:30 p.m. en el Cen­tro Ju­di­cial de Ha­to Rey.

Se­gún la de­man­da, Gui­ller­mo creó el fi­dei­co­mi­so pa­ra 1999 y de­le­gó a UBS Trust la cus­to­dia de es­te. Ade­más, se­gún re­za la es­cri­tu­ra, el fi­dei­co­mi­so es­ta­ría vi­gen­te has­ta la muer­te de Teo­do­ro.

Gui­ller­mo fa­lle­ció pa­ra el 2009. Su Teo­do­ro -el his­to­ria­dor puer­to­rri­que­ño y quien do­nó una co­lec­ción de so­bre 6,000 ar­tícu­los acer­ca de la his­to­ria cul­tu­ral de Puer­to Ri­co al pres­ti­gio­so Ins­ti­tu­to Smith­so­nian­fa­lle­ció en enero de 2016. PA­TRI­MO­NIO IN­CIER­TO. An­te la si­tua­ción, UBS Trust so­li­ci­tó a la corte di­sol­ver el fi­dei­co­mi­so Vidal San­to­ni. En es­te pe­di­do, se in­for­mó que pa­ra el 8 de ju­lio de 2016, el fi­dei­co­mi­so te­nía al­re­de­dor de $1.4 mi­llo­nes. Sin em­bar­go, de esa ci­fra, apro­xi­ma­da­men­te $1 mi­llón se en­con­tra­ba en fon­dos mu­tuos ce­rra­dos, va­lo­res que lue­go de lle­gar a ni­ve­les ré­cord pa­ra el 2012, se han des­plo­ma­do co­mo se­cue­la del im­pa­go en los bo­nos de Puer­to Ri­co.

La de­man­da no in­di­ca con cuán­to di­ne­ro Vidal San­to­ni co­men­zó el fi­dei­co­mi­so y tam­po­co, cuán­to ha­bía a la muer­te de Gui­ller­mo en el 2009. “Se­gún lo que se des­pren­de de la de­man­da, el de­ber de fi­du­cia ha­cia el fi­dei­co­mi­so es evi­den­te por vir­tud de ley, pe­ro cuan­do se de­man­da a los be­ne­fi­cia­rios pa­ra li­qui­dar el fi­dei­co­mi­so, eso po­dría le­van­tar un quie­bre del de­ber de fi­du­cia”, di­jo la abo­ga­da Verónica Irizarry, quien ha aten­di­do re­cla­ma­cio­nes de ar­bi­tra­je de in­ver­sio­nis­tas lo­ca­les.

“Al ins­tar el plei­to, se po­dría in­ter­pre­tar co­mo una li­mi­ta­ción de de­re­chos a los be­ne­fi­cia­rios”, di­jo Irizarry.

Por su par­te, el otro­ra eco­no­mis­ta de la Co­mi­sión de Bol­sas y Va­lo­res (SEC, en in­glés), Craig McCann, y quien ha in­ves­ti­ga­do el mer­ca­do de bo­nos mu­ni­pa­les de Puer­to Ri­co, in­di­có que par­tien­do de la de­man­da, es po­si­ble que el pa­tri­mo­nio que Vidal San­to­ni qui­so ob­se­quiar a las or­ga­ni­za­cio­nes car­ti­ta­ti­vas fue­ra más gran­de.

“Los fon­dos mu­tuos de UBS ca­ye­ron so­bre 70% en su pre­cio des­de fi­na­les de 2012 a me­dia­dos de 2016”, di­jo McCann, quien sos­tu­vo que si pa­ra me­dia­dos de 2016, el fi­dei­co­mi­so te­nía ac­ti­vos de un $1 mi­llón en ta­les ins­tru­men­tos, el fi­dei­co­mi­so pu­do per­der unos $2.6 mi­llo­nes des­de el 2012.

Se­gún McCann, si el res­to del fi­dei­co­mi­so Vidal San­to­ni se in­vir­tió en bo­nos de Puer­to Ri­co, las pér­di­das po­drían ron­dar más de $3 mi­llo­nes.

“Al ins­tar el plei­to, se po­dría in­ter­pre­tar co­mo una li­mi­ta­ción de de­re­chos a los be­ne­fi­cia­rios” VERÓNICA IRIZARRY Abo­ga­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.