Pa­sar exa­men pa­ra tra­ba­jar

El Nuevo Día - - CARTAS DE LECTORES - Jo­sé A. San­tia­go Oquen­do Ge­ren­cial Ju­bi­la­do AEE Ba­ya­món

En la dé­ca­da de los se­ten­ta, acom­pa­ñé a mi fa­mi­lia a re­gre­sar a re­si­dir en Puer­to Ri­co per­ma­nen­te­men­te. Al ges­tio­nar tra­ba­jo me en­te­ro que la Au­to­ri­dad de las Fuen­tes Flu­via­les, hoy día la AEE, era una de las em­pre­sas de me­jor re­mu­ne­ra­ción.

Aun­que apro­ba­ba el exa­men prin­ci­pal, re­cuer­do que al no do­mi­nar el es­pa­ñol, por mi pri­me­ra len­gua ser el in­glés, in­sis­tí en to­mar­lo ca­da vez que ca­du­ca­ba, por tres años con­se­cu­ti­vos.

Lo­gré me­jo­rar mi es­pa­ñol co­mo tam­bién el re­sul­ta­do.

Con­tra­rio al pre­sen­te, en­ton­ces uno in­gre­sa­ba en la em­pre­sa por sus mé­ri­tos y sin pa­dri­nos po­lí­ti­cos.

Reali­zo el pre­vio re­la­to pa­ra en­fa­ti­zar en el acier­to de la car­ta del Ing. Eduar­do Dan­ger don­de ex­po­ne que ha­ce más de vein­te años la AEE es­tá sien­do ad­mi­nis­tra­da por po­lí­ti­cos.

La que una vez fue con­si­de­ra­da el co­ra­zón de la eco­no­mía de Puer­to Ri­co pa­só a con­ver­tir­se en la ga­lli­na de los hue­vos de oro pa­ra los po­lí­ti­cos.

Un buen ejem­plo de tan­tos que pue­do ofre­cer es que trans­fie­ren a la AEE a em­plea­dos del par­ti­do en el po­der, quie­nes al apro­xi­már­se­les la ju­bi­la­ción en otra agen­cia, se les agra­de­ce su afi­lia­ción ase­gu­rán­do­les una pen­sión su­pe­rior sin ha­ber su­da­do los 30 años re­que­ri­dos.

Au­to­ri­dad de Ener­gía Eléc­tri­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.