Co­rrec­ción pro­po­ne tras­la­dar más de 3,000 con­fi­na­dos a Es­ta­dos Uni­dos

Pa­ra el año fis­cal 2019, el go­bierno pla­ni­fi­ca en­viar de 800 a 900 con­fi­na­dos bo­ri­cuas a ins­ti­tu­cio­nes en Es­ta­dos Uni­dos

El Nuevo Día - - PORTADA - GLO­RIA RUIZ KUILAN gruiz@el­nue­vo­dia.com Twitter: @gruiz­kui­lan

El se­cre­ta­rio de Co­rrec­ción y Reha­bi­li­ta­ción, Erik Y. Ro­lón, con­fir­mó ayer que pla­ni­fi­can ce­rrar cár­ce­les y tras­la­dar con­fi­na­dos a Es­ta­dos Uni­dos, se­gún la nue­va pro­pues­ta de plan fis­cal que pre­sen­tó el go­ber­na­dor Ricardo Ros­se­lló Ne­va­res.

Ro­lón pre­ci­só que se­rían en­tre 800 a 900 con­fi­na­dos los que tras­la­da­rían du­ran­te el año fis­cal 2019 y que, pa­ra el 2022, la ci­fra de­be­ría su­pe­rar los 3,200 reos. El pro­ce­so se­rá pa­ra­le­lo al cie­rre de cár­ce­les.

Con los tras­la­dos de con­fi­na­dos, el go­bierno es­pe­ra aho­rrar $17.2 mi­llo­nes, en el año fis­cal 2019, has­ta lle­gar a $46.9 mi­llo­nes en 2022, se­gún el do­cu­men­to que de­be cer­ti­fi­car la Jun­ta de Su­per­vi­sión Fis­cal a más tar­dar el 23 de fe­bre­ro.

Ex­per­tos en cri­mi­no­lo­gía y tra­ba­jo social aler­ta­ron so­bre el ries­go pa­ra la reha­bi­li­ta­ción que su­pon­dría un tras­la­do ma­si­vo de reos. Ha­bla­ron, por ejem­plo, de la ba­rre­ra que re­pre­sen­ta­ría pa­ra mu­chos el idio­ma in­glés y que la le­ja­nía de sus fa­mi­lia­res re­tra­sa la reha­bi­li­ta­ción.

El se­cre­ta­rio ase­gu­ró que los tras­la­dos se rea­li­za­rán de ma­ne­ra vo­lun­ta­ria, lo que, a su jui­cio, atien­de las preo­cu­pa­cio­nes de po­si­bles vio­la­cio­nes de de­re­chos ci­vi­les.

“Aquí la cla­ve de es­te pro­gra­ma es que va a ser uno vo­lun­ta­rio pa­ra el miem­bro de la po­bla­ción co­rrec­cio­nal. No va a ser na­da im­pues­to. Esa es la cla­ve que atien­de to­do ese con­flic­to que pu­die­ra ge­ne­rar de de­re­chos ci­vi­les”, di­jo Ro­lón.

Sos­tu­vo que el tras­la­do se­rá a una ins­ti­tu­ción con un ni­vel de dis­ci­pli­na si­mi­lar al de las cár­ce­les lo­ca­les, con pro­gra­mas de reha­bi­li­ta­ción -co­mo es­tu­dio o tra­ba­joy que les en­se­ñen in­glés o ha­ya al­guien que ha­ble es­pa­ñol.

“Ob­via­men­te, co­mo me­di­da fis­cal, pa­ra que se dé el aho­rro, tiene que ha­ber un cie­rre de ins­ti­tu­cio­nes (car­ce­la­rias)”, afir­mó Ro­lón, pe­ro no es­pe­ci­fi­có cuá­les cár­ce­les pla­ni­fi­ca clau­su­rar.

El fun­cio­na­rio in­di­có que, por ser un asun­to fis­cal, se tra­ta de un te­ma que ma­ne­ja la Au­to­ri­dad de Asesoría Fi­nan­cie­ra y Agen­cia Fis­cal (Aa­faf ).

Al cie­rre de es­ta edi­ción, Aa­faf no ofre­ció in­for­ma­ción. En mar­zo pa­sa­do, Co­rrec­ción ce­rró el cam­pa­men­to El Zar­zal, en Río Gran­de, y an­ti­ci­pó más cie­rres.

Ro­lón ase­gu­ró que in­ten­tan el de­par­ta­men­to de di­ri­ge sea efi­cien­te, y que las ins­ti­tu­cio­nes en Es­ta­dos Uni­dos le co­bra­ría al go­bierno $60 dia­rios por con­fi­na­do.

“En Puer­to Ri­co, (en) la cár­cel más cos­to­sa, el per diem (gas­to dia­rio) es­tá en $200 dia­rio. El pro­me­dio de ca­da una de es­tas fluc­túa en­tre $100 a $109 dia­rios y la cár­cel me­nos cos­to­sa es­tá en $80. En los tres es­ce­na­rios que aca­bo de men­cio­nar, el per diem de $60 es mu­cho más ba­jo”, apun­tó el se­cre­ta­rio, al con­cluir una con­fe­ren­cia de pren­sa en la que anun­ció la ex­ten­sión de un acuer­do in­ter­agen­cial con la Au­to­ri­dad pa­ra el Fi­nan­cia­mien­to de la Vi­vien­da (AFV) que per­mi­ti­rá que al­re­de­dor de 50 con­fi­na­dos se be­ne­fi­cien de bo­ni­fi­ca­cio­nes en su sen­ten­cia por tra­ba­jar re­pa­ran­do ca­sas.

Por su par­te, el pre­si­den­te de la Co­mi­sión de De­re­chos Hu­ma­nos del Co­le­gio de Abo­ga­dos, Os­val­do

Burgos, cues­tio­nó los tras­la­dos. “Los van a em­pe­zar a pre­sio­nar y a po­ner­le me­di­das dis­ci­pli­na­rias. Pue­des ha­blar de vo­lun­ta­rie­dad cuan­do ha­blas de igua­les”, di­jo.

“Los con­fian­dos, aun­que es­tán pri­va­dos de li­ber­tad, no es­tán com­ple­ta­men­te se­pa­ra­dos de su re­la­ción con su fa­mi­lia y con el país. Es par­te de su pro­ce­so de reha­bi­li­ta­ción. Aquí no se es­ta­ría cas­ti­gan­do al con­fi­na­do, sino a to­da la fa­mi­lia”, ase­ve­ró Burgos.

LO DI­JO “Los con­fi­na­dos no van me­ra­men­te a vi­vir allá. Se les va a ga­ran­ti­zar que tengan la opor­tu­ni­dad de ad­qui­rir al­gu­na des­tre­za” ERIK Y. RO­LÓN SE­CRE­TA­RIO DE CO­RREC­CIÓN Y REHA­BI­LI­TA­CIÓN “Me atre­ve­ría a apos­tar que ce­rra­rán las (cár­ce­les) del Es­ta­do y de­ja­rán las pri­va­das, que tie­nen un con­tra­to” OS­VAL­DO BURGOS PRE­SI­DEN­TE DE LA CO­MI­SIÓN DE DE­RE­CHOS HU­MA­NOS DEL CO­LE­GIO DE ABO­GA­DOS

Ar­chi­vo /to­ni­to.za­yas@gfrme­dia.com

Ex­per­tos de­nun­cian que la me­di­da va en con­tra del pro­ce­so de reha­bi­li­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.