Bus­can vi­vien­das per­ma­nen­tes pa­ra bo­ri­cuas en la Flo­ri­da

Lí­de­res cí­vi­cos y de go­bierno eva­lúan la po­si­bi­li­dad de con­ver­tir cuar­tos de ho­tel en ho­ga­res per­ma­nen­tes pa­ra bo­ri­cuas

El Nuevo Día - - POR­TA­DA - JO­SÉ JA­VIER PÉ­REZ jo­sej.pe­rez@gfrme­dia.com Twit­ter: @jo­se­ja­vier­pe­rez

“Los in­vi­tó a que cuan­do lle­guen a sus ca­sas abran las ne­ve­ras de su co­ci­na y las de­jen abier­tas, que mo­jen to­da la ro­pa que tie­nen en sus cló­sets y la de­jen así mo­ja­da por una se­ma­na” WA­LES­KA SE­MI­DEI RE­PRE­SEN­TAN­TE PRO­YEC­TO GI­JA­NE

KIS­SIM­MEE, Flo­ri­da. – La po­si­bi­li­dad de que las ha­bi­ta­cio­nes de ho­tel don­de per­noc­tan tem­po­ral­men­te cien­tos de fa­mi­lias puer­to­rri­que­ñas re­fu­gia­das aquí tras el hu­ra­cán Ma­ría se con­vier­tan en vi­vien­das a lar­go pla­zo es una op­ción que se dis­cu­te co­mo par­te de las so­lu­cio­nes al dé­fi­cit de vi­vien­da ase­qui­ble en la Flo­ri­da Cen­tral.

Así tras­cen­dió du­ran­te la reunión de un gru­po de tra­ba­jo que en­ca­be­za el con­gre­sis­ta puer­to­rri­que­ño Da­rren So­to, en el cual se dis­cu­ten las im­pli­ca­cio­nes de la emi­gra­ción bo­ri­cua a la Flo­ri­da Cen­tral de mi­les a raíz del ci­clón ha­ce cua­tro me­ses.

El te­ma del dé­fi­cit de vi­vien­da ase­qui­ble sur­ge cons­tan­te­men­te co­mo el pro­ble­ma prin­ci­pal que en­fren­ta es­ta zo­na des­de an­tes del hu­ra­cán y que se ha re­cru­de­ci­do an­te la ola mi­gra­to­ria de puer­to­rri­que­ños.

Aun cuan­do sur­gie­ra al­gu­na ac­ción le­gis­la­ti­va que pro­ve­ye­ra de in­me­dia­to los re­cur­sos y fon­dos ne­ce­sa­rios pa­ra en­ca­mi­nar so­lu­cio­nes, to­ma­rá, al me­nos, un año ver pro­yec­tos de vi­vien­da cons­trui­dos, di­jo la co­mi­sio­na­da del Con­da­do de Os­ceo­la, la bo­ri­cua Vi­via­na Ja­ner.

Peggy San­do­val, tam­bién co­mi­sio­na­da de es­te con­da­do -que al­gu­nos lla­man el pe­que­ño Puer­to Ri­co por la gran can­ti­dad de bo­ri­cuas que vi­ve aquí- di­jo que due­ños de ho­te­les en la zo­na cen­tral han ex­pre­sa­do su dis­po­ni­bi­li­dad pa­ra que las ha­bi­ta­cio­nes que hoy día hos­pe­dan a cien­tos de fa­mi­lias puer­to­rri­que­ñas, y que son pa­ga­das con va­les de la Agen­cia Fe­de­ral pa­ra el Ma­ne­jo de Emer­gen­cias (FE­MA, por sus si­glas en in­glés) pu­die­ran con­ver­tir­se en vi­vien­das a lar­go pla­zo o per­ma­nen­tes.

“Es una al­ter­na­ti­va que se de­be eva­luar”, di­jo San­do­val al co­men­tar que es­tas ha­bi­ta­cio­nes po­si­ble­men­te re­quie­ran mo­di­fi­ca­cio­nes me­no­res. Sin em­bar­go, hay que ver qué le­yes y re­gla­men­tos ha­bría que pro­mul­gar pa­ra via­bi­li­zar es­to, su­gi­rió.

Por su par­te, el con­gre­sis­ta So­to se­ña­ló di­jio que hay $308 mi­llo­nes en fon­dos fe­de­ra­les pa­ra el te­ma de vi­vien­da so­cial pe­ro que ese di­ne­ro es­tá ba­jo ame­na­za de ser re­cor­ta­do.

“Ne­ce­si­ta­mos to­dos esos $308 mi­llo­nes”, reite­ró en la reunión en la que par­ti­ci­pa­ron re­pre­sen­tan­tes de las jun­tas es­co­la­res de los prin­ci­pa­les con­da­dos de la Flo­ri­da, el al­cal­de de la ciu­dad de Kis­sim­mee, Jo­sé Ál­va­rez, y el re­pre­sen­tan­te de­mó­cra­ta John Cor­tés.

Un mo­men­to in­ten­so ocu­rrió en la reunión cuan­do Wa­les­ka Se­mi­dei, re­pre­sen­tan­te de la or­ga­ni­za­ción Pro­yec­to GI­Ja­ne, que ha ayu­da­do en las ta­reas de re­cons­truc­ción en la is­la, pi­dió a los miem­bros del gru­po de tra­ba­jo que ya era ho­ra de de­te­ner las reunio­nes y dis­cu­sio­nes so­bre pro­ble­mas co­no­ci­dos y los ur­gió a to­mar ac­ción de una vez.

“Los in­vi­tó a que cuan­do lle­guen a sus ca­sas abran las ne­ve­ras de su co­ci­na y las de­jen abier­tas, que mo­jen to­da la ro­pa que tie­nen en sus cló­sets y la de­jen así mo­ja­da por una se­ma­na. Aho­ra, mul­ti­pli­quen eso por cua­tro me­ses y dí­gan­me có­mo se sien­ten”, les di­jo a vi­va voz a tra­vés de un mi­cró­fono pa­ra dra­ma­ti­zar la ur­gen­cia de ayu­da que re­quie­ren los afec­tos por el hu­ra­cán Ma­ría en la is­la.

En es­ta reunión se dis­cu­tió tam­bién el re­to que en­fren­tan los sis­te­mas de edu­ca­ción pú­bli­ca de los con­da­dos an­te la lle­ga­da de cien­tos de ni­ños de Puer­to Ri­co. Sa­lió a re­lu­cir que, si bien ha au­men­ta­do la can­ti­dad de es­tu­dian­tes, no han in­cre­men­ta­do los re­cur­sos eco­nó­mi­cos pa­ra las es­cue­las.

MI­LES DE NUE­VOS PU­PI­LOS

En Os­ceo­la (que cu­bre la zo­na de Kis­sim­mee) lle­ga­ron 2,500 nue­vos es­tu­dian­tes des­de Puer­to Ri­co, di­jo Kel­vin So­to, co­mi­sio­na­do del dis­tri­to es­co­lar de ese con­da­do. En el Con­da­do de Oran­ge (don­de es­tá Or­lan­do) se ha re­gis­tra­do un in­cre­men­to de 3,000 es­tu­dian­tes.

Otro re­to que sa­lió a re­lu­cir se re­la­cio­na con los es­tu­dian­tes bo­ri­cuas que es­tu­dian en la Flo­ri­da Cen­tral y es­tán a pun­to de gra­duar­se. Se de­ba­te qué ti­po de di­plo­ma re­ci­bi­rán los gra­duan­dos.

En el ca­so del Con­da­do de Se­mi­no­le, hay dos op­cio­nes pa­ra los es­tu­dian­tes puer­to­rri­que­ños: que se tra­mi­te el en­vío de un di­plo­ma del De­par­ta­men­to de Edu­ca­ción de Puer­to Ri­co; o que los alum­nos to­men cur­sos adi­cio­na­les, cum­plan re­qui­si­tos lo­ca­les y con­si­gan el di­plo­ma de la Flo­ri­da, di­jo Enid Car­do­na, fun­cio­na­ria del sis­te­ma de es­cue­las pú­bli­cas de Se­mi­no­le.

Uni­ver­si­da­des co­mo Va­len­cia Co­lle­ge han di­cho que acep­ta­rían es­tu­dian­tes con di­plo­mas de Puer­to Ri­co, pe­ro otros cen­tros edu­ca­ti­vos po­drían po­ner tra­bas, sa­lió a re­lu­cir en la reunión.

Miem­bros de las jun­tas es­co­la­res que par­ti­ci­pa­ron de la reunión di­je­ron que so­li­ci­ta­ron al go­bierno es­ta­tal que les per­mi­tie­ra dar exá­me­nes a los es­tu­dian­tes de la is­la en es­pa­ñol. In­clu­so, di­je­ron que hay una ver­sión en cas­te­llano de la prue­ba pa­ra ad­mi­sión a uni­ver­si­da­des en Es­ta­dos Uni­dos, co­no­ci­da co­mo el SAT. Pe­ro se­ña­la­ron que el go­bierno cen­tral no se los per­mi­tió.

Es­pe­cial pa­ra gfr me­dia / car­la d. mar­tí­nez

El re­pre­sen­tan­te John Cor­tés, a la iz­quier­da, for­ma par­te del gru­po de tra­ba­jo con­vo­ca­do por el con­gre­sis­ta puer­to­rri­que­ño Da­rren So­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.