Do­nald Trump: “Quie­ro ver a nues­tro país unido”

El po­lé­mi­co pre­si­den­te presentó ano­che su pri­mer in­for­me anual an­te el Con­gre­so, cons­cien­te de las di­vi­sio­nes que im­pe­ran en Es­ta­dos Uni­dos

El Nuevo Día - - POR­TA­DA - SER­VI­CIOS COM­BI­NA­DOS

WAS­HING­TON.- El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, di­jo ayer que le en­can­ta­ría ser ca­paz de “unir" a su país y ayu­dar­lo a su­pe­rar sus “tre­men­das di­vi­sio­nes”, pe­ro opi­nó que se­rá di­fí­cil ha­cer­lo sin un “gran acon­te­ci­mien­to” trau­má­ti­co que re­nue­ve el pa­trio­tis­mo de los es­ta­dou­ni­den­ses.

“Quie­ro ver a nues­tro país unido”, di­jo Trump en un al­muer­zo con los pre­sen­ta­do­res de va­rias ca­de­nas de te­le­vi­sión, ho­ras an­tes de pro­nun­ciar an­te el Con­gre­so su pri­mer dis­cur­so so­bre el Es­ta­do de la Unión.

“Con­si­de­ra­ría un gran lo­gro si pu­dié­ra­mos ha­cer que nues­tro país es­tu­vie­ra unido. Si yo pu­die­ra unir al país. Eso no es al­go fá­cil de ha­cer, por­que las opi­nio­nes son muy di­fe­ren­tes”, afir­mó Trump, se­gún una trans­crip­ción pro­por­cio­na­da por la Ca­sa Blan­ca.

“Sin un gran acon­te­ci­mien­to que ha­ga que la gen­te se una, eso es di­fí­cil de con­se­guir. Pe­ro me gus­ta­ría ha­cer­lo sin ese gran acon­te­ci­mien­to, por­que nor­mal­men­te ese gran acon­te­ci­mien­to no es al­go bueno. Me en­can­ta­ría ha­cer­lo”, agre­gó el pre­si­den­te.

Trump pa­re­cía re­fe­rir­se a los ca­sos his­tó­ri­cos en los que los su­ce­sos trau­má­ti­cos han unido a Es­ta­dos Uni­dos en torno a la agen­da del pre­si­den­te, co­mo ocu­rrió tras los aten­ta­dos del 11 de sep­tiem­bre de 2001, cuan­do la po­pu­la­ri­dad de Geor­ge W. Bush pa­só del 57% al 90% en la se­ma­na si­guien­te a los ata­ques te­rro­ris­tas.

El man­da­ta­rio ne­gó que las “tre­men­das di­vi­sio­nes” que hay en Es­ta­dos Uni­dos sean al­go ex­clu­si­vo de su pri­mer año en el po­der, sino que da­tan de ha­ce “mu­chos años”, in­clui­das las pre­si­den­cias de Bill Clin­ton (1993-2001), Bush (2001-2009) y Ba­rack Oba­ma (2009-2017).

Pre­gun­ta­do por lo que ha apren­di­do du­ran­te su pri­mer año co­mo pre­si­den­te, Trump res­pon­dió que ha si­do “mu­cho” y que go­ber­nar es dis­tin­to que ser un “hom­bre de ne­go­cios”, por­que en ese ca­so so­lo hay que preo­cu­par­se por “ga­nar di­ne­ro y com­pe­tir con gen­te”.

“Pe­ro cuan­do ha­ces lo que es­toy ha­cien­do aho­ra, mu­cho de ello es (te­ner) co­ra­zón, mu­cho es (te­ner) com­pa­sión, mu­cho va más allá del di­ne­ro, co­mo la in­mi­gra­ción”, sos­tu­vo Trump.

“Se­ría fá­cil re­sol­ver lo de la in­mi­gra­ción si fue­ra sim­ple­men­te un asun­to de ne­go­cios, pe­ro no lo es. Y eso es lo que he apren­di­do, qui­zá lo que más he apren­di­do. Tie­nes que go­ber­nar con los ins­tin­tos de un hom­bre de ne­go­cios, pe­ro aña­dir mu­cho más co­ra­zón y al­ma a las de­ci­sio­nes que an­tes”, aña­dió.

Trump pa­só par­te del día en­sa­yan­do pa­ra el dis­cur­so que da­ría a las 10:10 p.m. (ho­ra de Puer­to Ri­co), que, se­gún la Ca­sa Blan­ca, ha es­cri­to él mis­mo con la ayu­da del vi­ce­pre­si­den­te Mi­ke Pen­ce, el ase­sor de se­gu­ri­dad na­cio­nal H.R. McMas­ter y el ase­sor so­bre in­mi­gra­ción Step­hen Mi­ller, en­tre otros.

SE ALE­JA DE TWIT­TER

Cuan­do el pre­si­den­te Trump rin­die­ra ano­che su in­for­me anual, pre­go­na­ría una eco­no­mía ro­bus­ta y los es­fuer­zos bi­par­ti­dis­tas en el Con­gre­so en el te­ma mi­gra­to­rio, mien­tras bus­ca pro­mo­ver­se fren­te a una na­ción pro­fun­da­men­te di­vi­di­da y da im­pul­so a su po­si­ción dé­bil fren­te a los es­ta­dou­ni­den­ses.

El dis­cur­so, que no ha­bía fi­na­li­za­do al cie­re de es­ta edi­ción, re­pre­sen­ta tam­bién el ini­cio del se­gun­do año de la pre­si­den­cia de Trump y es por tra­di­ción la ma­yor pla­ta­for­ma de los man­da­ta­rios pa­ra ha­blar an­te el país. Sin em­bar­go, Trump ha re­de­fi­ni­do las co­mu­ni­ca­cio­nes presidenciales con su cuen­ta de Twit­ter, una fuen­te ace­le­ra­da y sin fil­tro, y no hay ga­ran­tía de que el dis­cur­so cui­da­do­sa­men­te ela­bo­ra­do va­ya a re­so­nar más allá de su si­guien­te tuit.

Trump se man­tu­vo ca­lla­do en Twit­ter ayer, mien­tras la Ca­sa Blan­ca bus­ca­ba en­fo­car su aten­ción en el es­pe­ra­do dis­cur­so presidencial an­te una se­sión con­jun­ta del Con­gre­so y mi­llo­nes de es­ta­dou­ni­den­ses que lo ve­rían.

Au­to­ri­da­des de la Ca­sa Blan­ca tie­nen es­pe­ran­zas de que el man­da­ta­rio pue­da usar el dis­cur­so que se tras­mi­tió en ho­ra es­te­lar pa­ra acre­di­tar­se la me­jo­ra re­gis­tra­da en la eco­no­mía. Aun­que la tra­yec­to­ria de un me­nor des­em­pleo y ma­yor cre­ci­mien­to co­men­zó con su an­te­ce­sor, Trump ar­gu­men­ta que la re­for­ma fis­cal que pro­mul­gó ha au­men­ta­do la con­fian­za de las em­pre­sas y que ha­rá que las com­pa­ñías rein­vier­tan en Es­ta­dos Uni­dos.

“Con­si­de­ra­ría un gran lo­gro si pu­dié­ra­mos ha­cer que nues­tro país es­tu­vie­ra unido. Eso no es fá­cil de ha­cer, por­que las opi­nio­nes son muy di­fe­ren­tes” DO­NALD TRUMP PRE­SI­DEN­TE

Con­si­de­ran­do el es­ta­do de la eco­no­mía, Trump es­ta­ría fren­te a los le­gis­la­do­res en una po­si­ción no­ta­ble­men­te dé­bil. Sus ni­ve­les de apro­ba­ción han ron­da­do el 30% gran par­te de su pre­si­den­cia y al cie­rre de 2017, so­lo tres de ca­da 10 es­ta­dou­ni­den­ses opi­na­ban que Es­ta­dos Uni­dos iba en la di­rec­ción co­rrec­ta, de acuer­do con una encuesta de The As­so­cia­ted Press y NORC Cen­ter for Pu­blic Af­fairs Re­search. En el mis­mo son­deo, 67% de los es­ta­dou­ni­den­ses con­si­de­ra­ron que el país es­ta­ba más di­vi­di­do de­bi­do a Trump.

“SO­ÑA­DO­RES” PRE­SEN­TES

Una trein­te­na de “so­ña­do­res”, jó­ve­nes in­do­cu­men­ta­dos be­ne­fi­cia­rios del pro­gra­ma DA­CA, acu­die­ron in­vi­ta­dos por le­gis­la­do­res de­mó­cra­tas al dis­cur­so del Es­ta­do de la Na­ción, que pro­mul­ga­ba ano­che el pre­si­den­te Trump, pa­ra re­cla­mar su de­re­cho a la ciu­da­da­nía.

El man­da­ta­rio le pro­pu­so la se­ma­na pa­sa­da al Con­gre­so una re­for­ma que per­mi­ta ac­ce­der a la ciu­da­da­nía a 1.8 mi­llo­nes de in­do­cu­men­ta­dos a cam­bio de fi­nan­cia­ción es­pe­cial pa­ra re­for­zar la fron­te­ra sur con Mé­xi­co, en­tre otras me­di­das.

“Su pro­pues­ta fue de­ma­sia­do di­vi­si­va y pre­ten­de cri­mi­na­li­zar otros gru­pos de in­mi­gran­tes, por lo que es­pe­ra­mos que nos ofrez­ca una vía a la ciu­da­da­nía sin per­ju­di­car a otras per­so­nas”, ex­pli­có en de­cla­ra­cio­nes a Efe la gua­te­mal­te­ca de 25 años Me­lody Klin­gen­fuss, in­vi­ta­da al dis­cur­so por la lí­der de la mi­no­ría de­mó­cra­ta en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Nancy Pe­lo­si.

Des­de que el man­da­ta­rio de­ci­die­ra eli­mi­nar el pro­gra­ma mi­gra­to­rio de Ac­ción Di­fe­ri­da (DA­CA), cer­ca de 18,000 jó­ve­nes in­do­cu­men­ta­dos han per­di­do su pro­tec­ción y han que­da­do su­je­tos a ser de­por­ta­dos a sus paí­ses de ori­gen.

Pa­ra Klin­gen­fluss, la pre­sen­cia de los más de 30 “so­ña­do­res” en el Con­gre­so pre­ten­de man­dar un men­sa­je “cla­ro” pa­ra Trump: "la lu­cha va a se­guir has­ta que en­con­tre­mos una so­lu­ción per­ma­nen­te a nues­tra si­tua­ción".

Por su par­te, Pe­lo­si ase­gu­ró en una con­fe­ren­cia de pren­sa en el Ca­pi­to­lio que su ob­je­ti­vo es que Trump "vea las caras" de una pe­que­ña par­te de las per­so­nas a las que es­tá afec­tan­do con sus pro­pues­tas an­ti­in­mi­gran­tes.

La in­mi­gra­ción y los re­cien­tes es­cán­da­los de aco­so se­xual ten­drían ano­che una fuer­te pre­sen­cia en­tre los opo­si­to­res du­ran­te el men­sa­je del pre­si­den­te Trump.

Ap / j. da­vid ake

Epa

Con el dis­cur­so de ano­che, Turmp ini­ció su se­gun­do año de pre­si­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.