El Reino Uni­do pre­pa­ra me­di­das con­tra Ru­sia

El go­bierno bri­tá­ni­co bus­ca apo­yo en re­la­ción con el en­ve­ne­na­mien­to de Ser­guéi Skri­pal

El Nuevo Día - - ESTADOS UNIDOS - AGEN­CIA EFE

LON­DRES.- El go­bierno bri­tá­ni­co man­tu­vo ayer con­tac­tos con sus prin­ci­pa­les alia­dos in­ter­na­cio­na­les pa­ra re­ca­bar su apo­yo en re­la­ción al ca­so del en­ve­ne­na­mien­to del do­ble es­pía Ser­guéi Skri­pal, mien­tras pre­pa­ra una ba­te­ría de me­di­das que apli­ca­rá si Ru­sia no ofre­ce una ex­pli­ca­ción con­vin­cen­te so­bre ese ataque.

La pri­me­ra mi­nis­tra, la con­ser­va­do­ra The­re­sa May, es­ta­ble­ció la me­dia­no­che de ayer co­mo pla­zo má­xi­mo pa­ra que el Krem­lin acla­re có­mo un agen­te ner­vio­so mi­li­tar de fa­bri­ca­ción ru­sa en­ve­ne­nó el pa­sa­do día 4 en sue­lo bri­tá­ni­co a Skri­pal y su hi­ja Yu­lia, am­bos en es­ta­do crí­ti­co.

Mos­cú, por su par­te, ya ha su­ge­ri­do que no cum­pli­rá ese re­que­ri­mien­to y so­lo res­pon­de­rá a la acu­sa­ción de es­tar de­trás del in­ten­to de ase­si­na­to si el Reino Uni­do le pro­por­cio­na una mues­tra de la sus­tan­cia que su­pues­ta­men­te se uti­li­zó, al­go que Lon­dres con­si­de­ra que no es­tá obli­ga­do a ha­cer.

En me­dio del in­cre­men­to de ten­sión en­tre am­bos go­bier­nos, la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca con­ver­só ayer por te­lé­fono con so­cios in­ter­na­cio­na­les co­mo el pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump; la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, y el pre­si­den­te fran­cés, Emmanuel Ma­cron.

To­dos ellos ex­pre­sa­ron su res­pal­do a May, que ha con­vo­ca­do ma­ña­na al Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal del Reino Uni­do, que reúne a mi­nis­tros y res­pon­sa­bles de agencias de se­gu­ri­dad y de­fen­sa, pa­ra eva­luar sus si­guien­tes pa­sos.

La pri­me­ra mi­nis­tra ha avan­za­do que pre­pa­ra un “am­plio ran­go” de me­di­das con­tra Ru­sia, que se­gún un al­to car­go del Par­ti­do Con­ser­va­dor po­drían in­cluir la con­ge­la­ción de ac­ti­vos de ciu­da­da­nos ru­sos y ve­tos a cier­tos vi­sa­dos.

El “tory” Do­mi­nic Raab, se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Vi­vien­da, su­gi­rió que el Eje­cu­ti­vo bri­tá­ni­co ha va­lo­ra­do la po­si­bi­li­dad de adop­tar me­di­das si­mi­la­res a la lla­ma­da Ley Mag­nistky es­ta­dou­ni­den­se, bautizada así por el abo­ga­do ru­so Ser­guéi Mag­nitsky, que mu­rió en una pri­sión de Mos­cú en 2009 tras in­ves­ti­gar un su­pues­to frau­de fis­cal del go­bierno ru­so.

Esa nor­ma, que per­mi­te san­cio­nar a res­pon­sa­bles de vio­la- cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos, con­tem­pla prohi­bi­cio­nes pa­ra via­jar a EE.UU. y la con­ge­la­ción de cier­tos ac­ti­vos ba­jo ju­ris­dic­ción es­ta­dou­ni­den­se.

El re­gu­la­dor de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes del Reino Uni­do, Of­com, anun­ció ade­más que va a eva­luar si el ca­nal de te­le­vi­sión RT, con fi­nan­cia­ción del Krem­lin, con­ti­núa sien­do “ap­to” pa­ra emi­tir en el Reino Uni­do.

El or­ga­nis­mo ha de­ta­lla­do que con­si­de­ra­rá “re­le­van­te” en su eva­lua­ción el he­cho de que las autoridades bri­tá­ni­cas con­clu­yan que el Es­ta­do ru­so es res­pon­sa­ble del en­ve­ne­na­mien­to del an­ti­guo es­pía mi­li­tar ru­so Skri­pal, que fue cap­ta­do pa­ra el con­tra­es­pio­na­je por el MI6 bri­tá­ni­co en los años 90.

La em­ba­ja­da ru­sa en la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca aler­tó por su par­te de que te­men que el Reino Uni­do lan­ce ata­ques ci­ber­né­ti­cos con­tra su país en re­pre­sa­lia por el ataque al do­ble es­pía.

“No so­lo Ru­sia ha si­do acu­sa­da sin prue­bas y de for­ma pro­vo­ca­do­ra del in­ci­den­te de Sa­lis­bury (el ataque con­tra Skri­pal), sino que, por lo que pa­re­ce, se es­tán desa­rro­llan­do pla­nes en el Reino Uni­do pa­ra ata­car a Ru­sia con ar­mas ci­ber­né­ti­cas”, di­jo un por­ta­voz de la le­ga­ción diplomática.

“Es­to no es un in­ci­den­te, sino una co­lo­sal pro­vo­ca­ción internacional. Va­mos a lla­mar las co­sas por su nom­bre” MA­RÍA ZA­JÁ­RO­VA POR­TA­VOZ DE LA CAN­CI­LLE­RÍA RU­SA

Ap / matt dunham

A pe­sar de que el go­bierno bri­tá­ni­co ya ha apun­ta­do a Mos­cú co­mo el res­pon­sa­ble más pro­ba­ble del ataque, la in­ves­ti­ga­ción con­ti­núa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.