Ho­ra ce­ro pa­ra Fé­lix Ver­de­jo

El Nuevo Día - - DEPORTES - CHU GAR­CÍA Co­lum­nis­ta

Aun­que no tu­vo una ca­rre­ra ama­teur bri­llan­te, nun­ca se du­dó que Ti­to Tri­ni­dad, na­ci­do en Fa­jar­do y cria­do en Cu­pey Al­to, se­ría un cam­peón mun­dial de mu­cho pres­ti­gio, ya que le so­bra­ba ca­li­dad y hu­mil­dad; pe­ro no ha ha­bi­do un bo­xea­dor puer­to­rri­que­ño, des­de Wil­fre­do Gó­mez y qui­zá Mi­guel Cot­to, que ha­ya re­ci­bi­do más elogios des­de que de­bu­tó en el pro­fe­sio­na­lis­mo en 2012 que Fé­lix Ver­de­jo, quien re­ci­bió una bo­ni­fi­ca­ción de Top Rank de $600 mil, lue­go de la Olim­pia­da de Lon­dres, en don­de se apun­tó dos triun­fos an­tes del per­der con el even­tual ga­na­dor de la me­da­lla de oro del pe­so li­viano, Vasyl Lo­ma­chen­ko, 14-9, en cuar­tos de fi­nal, y que el ucra­niano con­si­de­ró su com­ba­te más du­ro.

Con su son­ri­sa no­quea­do­ra por de­lan­te, su téc­ni­ca acri­so­la­da, plas­ti­ci­dad de mo­vi­mien­tos de pies y ma­nos, más for­tí­si­ma pe­ga­da, el hi­jo de Las Gla­dio­las fue apo­da­do Dia­man­te enseguida y se cre­yó a fi­nes de 2015 que se­ría cues­tión de me­ses que se sen­ta­ra en trono mun­dial de las 135, al me­nos en la OMB.

Sin em­bar­go, se fue ape­gan­do más a la di­ver­sión que al gim­na­sio, y su ca­rre­ra en as­cen­so cayó en barrena a pe­sar de que se­guía in­vic­to, lo que se agu­di­zó al su­frir una caí­da en una mo­to­ci­cle­ta, en agos­to de 2016, y pos­te­rior­men­te un res­ba­lón en una ba­ñe­ra mien­tras se du­cha­ba el mis­mo mes de 2017 en Big Bear La­ke, en Ca­li­for­nia, con su mu­ñe­ca de­re­cha le­sio­na­da, y no pu­do en­fren­tar el 22 de sep­tiem­bre a An­to­nio Lo­za­da, Jr., quien se­rá fi­nal­men­te su rival es­te sá­ba­do en el lla­ma­do Tea­tro del Ma­di­son Squa­re Gar­den.

De acuer­do a su ma­na­ger y en­tre­na­dor, Ricky Már­quez, él ha apren­di­do de sus ad­ver­si­da­des fue­ra del ring y pro­me­te un Dia­man­te me­jor ta­lla­do y con más qui­la­tes, co­sa de re­cu­pe­rar el tiem­po per­di­do y re­tar po­si­ble­men­te a Ray­mun­do Bel­trán, de Mé­xi­co, que ob­tu­vo la fa­ja va­can­te de las 135 li­bras de la OMB cuan­do el bri­tá­ni­co Terry Fla­na­gan se ad­ju­di­có la ju­nior wel­ter del mis­mo or­ga­nis­mo.

Aun­que tie­ne 32 no­cauts en sus 38 vic­to­rias, con un par de re­ve­ses, in­clu­so uno por la vía rá­pi­da, Lo­za­da, so­be­rano de la Fe­car­box, ha co­mi­do mu­cho pi­chón úl­ti­ma­men­te: el ré­cord glo­bal de sus pasadas cin­co víc­ti­mas es de 76-77-9, lo que de­mues­tra ca­li­dad inexis­ten­te.

De he­cho, en 2010, él, que mi­de 5-10, fue no­quea­do por otro me­xi­cano, Hu­go Her­nán­dez, con mar­ca de 15-9 en el presente y sie­te con­quis­ta­do­res por KO.

Te­ne­mos, pues, que es­pe­rar un éxi­to arro­lla­dor de Ver­de­jo, al que ob­via­men­te le lle­gó la ho­ra ce­ro.

Fé­lix Ver­de­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.