ED­DIE RO­SA­RIO

Re­co­no­ce que vi­si­ta a la is­la ca­len­tó su ofen­si­va

El Nuevo Día - - PORTADA - RU­BÉN A. RO­DRÍ­GUEZ rro­dri­guez1@el­nue­vo­dia.com Twit­ter: @Nast­y_Ro­dri­guez

Ed­die Ro­sa­rio apro­ve­chó al má­xi­mo los días que es­tu­vo en la is­la a me­dia­dos de abril acom­pa­ñan­do a sus Mellizos de Min­ne­so­ta en su se­rie de dos jue­gos an­te los In­dios de Cle­ve­land.

En adi­ción a dis­fru­tar de su es­ta­día al par­ti­ci­par en di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des con sus com­pa­trio­tas, tal pa­re­ce que el jar­di­ne­ro gua­ya­més tam­bién vino en bus­ca de ca­lor y ener­gía ca­ri­be­ña pa­ra me­jo­rar su desem­pe­ño en el pla­to. Y de acuer­do a sus es­ta­dís­ti­cas lo con­si­guió.

Cuan­do Ro­sa­rio via­jó a Puer­to Ri­co pa­ra la se­rie, su pro­me­dio era un anémi­co .211 con un jon­rón y cin­co re­mol­ca­das en 11 jue­gos.

Jus­ta­men­te un mes des­pués, el jar­di­ne­ro iz­quier­do de los Mellizos ele­vó su pro­me­dio a .296 con nue­ve vue­la­cer­cas y 29 re­mol­ca­das (lí­der de to­dos esos de­par­ta­men­tos en el equi­po). Du­ran­te ese pe­rio­do su pro­me­dio es de .324 con ocho jon­ro­nes y 22 pro­du­ci­das en 28 jue­gos.

“(To­do co­men­zó con) Esa se­ma­na de ir a Puer­to Ri­co. An­tes tu­vi­mos cua­tro días li­bres. El equi­po es­ta­ba un po­co rush y per­di­do en lo que vol­vi­mos a co­ger el rum­bo”, di­jo Ro­sa­rio a El Nue­vo Día. “Igual yo. Me sen­tía así. En lo que em­pe­cé a co­ger el ca­lor­ci­to. Em­pe­cé a ver más jue­gos y co­men­cé a sen­tir­me me­jor en el pla­to”.

Coin­ci­den­cia o no, lo cier­to es que al igual que la ma­yo­ría de los ju­ga­do­res ca­ri­be­ños, Ro­sa­rio me­jo­ra su ni­vel de jue­go a me­di­da que las tem­pe­ra­tu­ras van en au­men­to.

Por lo ge­ne­ral, las es­ta­dís­ti­cas de Ro­sa­rio en las cua­tro tem­po­ra­das —que ha es­ta­do en las Ma­yo­res— co­mien­zan a as­cen­der en ma­yo y al­can­zan su me­jor ni­vel en ju­lio.

“Me he ca­len­ta­do de acuer­do al cli­ma. Me he sen­ti­do mu­cho me­jor. Ten­go más fle­xi­bi­li­dad, más agi­li­dad en el jue­go. Mi cuer­po ya no se sien­te co­mo si es­tu­vie­ra con­ge­la­do. He se­gui­do la mis­ma ru­ti­na del año pa­sa­do. To­do ha sa­li­do muy bien”, agre­gó Ro­sa­rio, quien en el 2017 pro­me­dió .269, .291 y .321 en­tre ma­yo, ju­nio y ju­lio.

Ro­sa­rio ha co­men­za­do a her­vir la olla más tem­prano de lo usual. Has­ta ayer, el ba­tea­dor zur­do pro­me­dia­ba un ro­bus­to .393 es­te mes con seis cua­dran­gu­la­res y 15 re­mol­ca­das. Su por­cen­ta­je en ba­se es­tá en .413 y su OPS en 1.200, los más al­tos de su ca­rre­ra des­de su de­but en el 2015.

MÁS CON­FIA­DO EN EL PLA­TO

El bo­ri­cua tie­ne una ex­pli­ca­ción. Con más ex­pe­rien­cia y ma­du­rez, es­tá li­dian­do me­jor el pro­ce­so de en­fren­tar­se a los lan­za­do­res de Gran­des Li­gas. “Es cues­tión de co­ger con­fian­za. Sen­tir­te que con­fías en ti mis­mo. De­jar que tu ta­len­to flu­ya so­lo. El año pa­sa­do tu­ve mu­cha con­fian­za y ya veo nor­mal a los pit­chers de Gran­des Li­gas”, ad­mi­tió el ju­ga­dor de 26 años. “Eso es al­go bien di­fí­cil, aco­plar­se a los pit­chers que te en­fren­tas. Es se­guir la mis­ma ru­ti­na. No cam­biar na­da. Día a día, jue­go por jue­go”.

Un da­to que con­fir­ma lo ex­pre­sa­do por Ro­sa­rio es el he­cho de que es­tá sien­do más se­lec­ti­vo en el pla­to. Su cuo­ta de pon­ches ha ido ba­jan­do en com­pa­ra­ción al año pa­sa­do y los bo­le­tos gra­tis han au­men­ta­do, aun­que aún hay es­pa­cio pa­ra me­jo­rar en am­bas fa­ce­tas.

“Es­toy te­nien­do bue­nos tur­nos. Es al­go sen­ci­llo: no ha­cer swing a bo­las ma­las. Bus­car un buen pit­cheo pa­ra dar­le du­ro y ha­cer buen con­tac­to. Es­toy sien­do más se­lec­ti­vo y más in­te­li­gen­te en el pla­to.

“Me he ca­len­ta­do de acuer­do al cli­ma. Me he sen­ti­do mu­cho me­jor. Ten­go más fle­xi­bi­li­dad” ED­DIE RO­SA­RIO JAR­DI­NE­RO DE LOS MELLIZOS

Pen­sar en el pit­cher y en lo que va a ti­rar. Si ti­ra de es­ta ma­ne­ra, de qué for­ma voy a es­tar swi­guean­do. Pien­so en usar to­do el par­que. Me es­toy pon­chan­do me­nos. Es te­ner con­fian­za en el ho­me pla­te y no pa­ni­quear­se. Es­tar ready pa­ra cual­quier pit­cheo”, di­jo el puer­to­rri­que­ño, quien su­ma 31 pon­ches en 39 jue­gos.

Ro­sa­rio, seleccionado por los Mellizos en la cuar­ta ron­da del sor­teo del 2010, vie­ne pre­ci­sa­men­te de su me­jor cam­pa­ña en las Ma­yo­res. En el 2017 fi­na­li­zó con pro­me­dio de .290 con 27 bam­bi­na­zos y 78 re­mol­ca­das. Pe­gó 157 im­pa­ra­bles en 151 par­ti­dos.

Ro­sa­rio in­di­có que es­tá lis­to pa­ra su­pe­rar to­das esas es­ta­dís­ti­cas.

“Es­toy lis­to pa­ra te­ner mi me­jor tem­po­ra­da en las Gran­des Li­gas si si­go co­mo voy. No cam­biar na­da, de­jar que el año flu­ya”.

ES­PE­RA UNA REAC­CIÓN

Por otro la­do, Ro­sa­rio le res­tó im­por­tan­cia al he­cho de que su equi­po no es­tá ju­gan­do un béis­bol con­sis­ten­te y re­sal­tó que ape­nas es­tán se­pa­ra­dos por jue­go y me­dio de la pri­me­ra po­si­ción en la Cen­tral ocu­pa­da por los In­dios. Min­ne­so­ta tie­ne mar­ca de 18-21.

A su vez, se mos­tró con­fia­do en que su com­pa­trio­ta Jo­sé Be­rríos se man­ten­ga só­li­do en la lo­mi­ta.

“No es­ta­mos mal. Ya mis­mo nos em­pie­zan a lle­gar los pe­lo­te­ros que han es­ta­do le­sio­na­dos y el equi­po va a em­pe­zar a me­jo­rar. Yo es­pe­ro que em­pe­ce­mos a co­ger buen rit­mo. Be­rríos es bien im­por­tan­te en la ro­ta­ción. Es una de nues­tras ar­mas. Se es­tá con­cen­tran­do y di­vir­tien­do. Lo veo muy bien”, con­clu­yó el jar­di­ne­ro.

Ar­chi­vo / ap / nam y. huh

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.