“Tully” re­fle­ja la du­ra ver­dad de ser ma­dre

Char­li­ze The­ron pro­ta­go­ni­za es­ta cin­ta que po­dría re­su­mir­se con la fra­se “no to­do es tan bo­ni­to”

El Nuevo Día - - FLASH & CULTURA - (Emol / GDA)

¿Qué pa­sa cuan­do una ma­dre sien­te que pier­de su esen­cia y vi­ve so­lo pa­ra sus hi­jos? Eso es lo que plan­tea “Tully”, la nue­va pe­lí­cu­la de Char­li­ze The­ron que ya se ex­hi­be en los ci­nes lo­ca­les.

Di­ri­gi­da por Ja­son Reit­man, el fil­me entrega un pun­to de vis­ta so­bre la ma­ter­ni­dad muy di­fe­ren­te a lo que sue­len mos­trar las pro­duc­cio­nes ci­ne­ma­to­grá­fi­cas. La idea de la fic­ción se po­dría re­su­mir con la fra­se “no to­do es tan bo­ni­to”.

La ac­triz de 43 años in­ter­pre­ta en es­ta opor­tu­ni­dad a Mar­lo, una ma­dre de tres ni­ños que se sien­te al bor­de del colapso tras el na­ci­mien­to de su úl­ti­mo hi­jo. Con queha­ce­res a tiem­po com­ple­to y un ma­ri­do que no com­pren­de su an­gus­tia por la ru­ti­na, de­ci­de acep­tar la ayu­da de su her­mano mi­llo­na­rio pa­ra con­tra­tar a una ni­ñe­ra noc­tur­na que la ayu­de con el be­bé.

La vi­da de Mar­lo co­mien­za a cam­biar con la lle­ga­da de Tully, una jo­ven vein­tea­ñe­ra lle­na de vi­ta­li­dad que vie­ne a apo­yar­la en to­do sen­ti­do. Lim­pia la ca­sa en las noches, pre­pa­ra pas­te­li­llos, la ma­qui­lla y la es­cu­cha en ple­na ma­dru­ga­da.

La ru­ti­na co­mien­za a me­jo­rar con la pre­sen­cia de Tully. La se­gu­ri­dad en sí mis­ma re­sur­ge gra­cias a que sien­te que hay al­guien que se preo­cu­pa por su bie­nes­tar. Pe­ro esa es­ta­bi­li­dad es­con­de una reali­dad que na­die quie­re ver, has­ta que la ago­bia­da ma­dre to­ca fon­do.

La ac­tua­ción de The­ron ha­ce re­cor­dar por­qué fue re­co­no­ci­da por la Aca­de­mia. Subió 49 li­bras pa­ra en­tre­gar más rea­lis­mo a la si­tua­ción de su per­so­na­je, y se me­tió de lleno en una an­gus­tia que trans­mi­te in­clu­so a tra­vés de su mo­vi­mien­to cor­po­ral.

La pro­pues­ta de la tra­ma es sim­ple pe­ro no­ve­do­sa, con una Char­li­ze real­men­te so­bre­sa­lien­te. El guion de Dia­blo Cody, es­cri­to­ra de fil­mes co­mo “Juno” (2007) y “Young Adult” (2011), si­gue un con­duc­to atrac­ti­vo y, en oca­sio­nes, in­tri­gan­te.

Mac­ken­zie Da­vis, Ron Li­vings­ton y Elai­ne Tan com­ple­tan el elen­co de es­ta cin­ta.

DEMORÓ UN AÑO EN RE­CU­PE­RAR SU FI­GU­RA

La ga­na­do­ra de un Ós­car ex­pe­ri­men­tó un im­por­tan­te cam­bio fí­si­co pa­ra dar vi­da a Mar­lo. Con­tó en En­ter­tain­ment To­night que "que­ría sen­tir lo mis­mo que sen­tía es­ta mu­jer, y creo que fue la me­jor ma­ne­ra de acer­car­me a ella y po­der en­ten­der su es­ta­do men­tal".

The­ron de­cla­ró que ter­mi­nó su­frien­do una de­pre­sión a cau­sa de la co­mi­da cha­ta­rra que in­ge­ría a to­das ho­ras pa­ra lo­grar au­men­tar su pe­so. “Ha si­do to­da una sor­pre­sa pa­ra mí por­que he es­ta­do bas­tan­te de­pri­mi­da y creo que en gran par­te es por la die­ta que se­guía”, ex­pli­có, aña­dien­do que “por pri­me­ra vez en mi vi­da he in­ge­ri­do mu­cha co­mi­da pro­ce­sa­da y be­bi­do re­fres­cos con azú­car”.

Ade­más, con­fe­só que las pri­me­ras se­ma­nas au­men­tan­do de pe­so fue­ron en­tre­te­ni­das por­que “te sien­tes co­mo un ni­ño en una tien­da de dul­ces”, pe­ro des­pués se con­vier­te en un tra­ba­jo. “Re­cuer­do que po­nía la alar­ma a las 2:00 a.m. pa­ra le­van­tar­me y co­mer­me un pla­to de ma­ca­rro­nes con que­so que ha­bía de­ja­do en la me­sa al la­do de la ca­ma. No lo dis­fru­ta­ba, era sim­ple­men­te pa­sar co­mi­da por mi gar­gan­ta”, ase­gu­ró.

Re­ve­ló tam­bién que se demoró año y me­dio en re­cu­pe­rar su pe­so. “Lle­gué a es­tar preo­cu­pa­da so­bre si lo­gra­ría vol­ver a mi pe­so. Cuan­do en­gor­dé pa­ra la pe­lí­cu­la 'Mons­ter' per­dí el pe­so con mu­cha fa­ci­li­dad,;so­lo tu­ve que de­jar de pi­co­tear en­tre ho­ras du­ran­te una se­ma­na y ya es­ta­ba. Pe­ro cla­ro, tu cuer­po no es igual con 27 que con 43”, con­fe­só.

su­mi­nis­tra­da

La ac­triz de 43 años in­ter­pre­ta a Mar­lo, una ma­dre de tres ni­ños que se sien­te al bor­de del colapso tras el na­ci­mien­to de su úl­ti­mo hi­jo.

Ap

Mac­ken­zie Da­vis en­car­na a Tully, la jo­ven ni­ñe­ra que ayu­da a la de­ses­pe­ra­da ma­dre, jun­to a la ga­lar­do­na­da Char­li­ze The­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.