Va­ca­cio­nes fa­mi­lia­res en Las Ve­gas

Es una de las ciu­da­des que des­pier­ta la ima­gi­na­ción de los via­je­ros por su gran entretenimiento.

El Nuevo Día - - DE VIAJE - Por Dra. Aned Y. Mu­ñiz Gra­cia Es­pe­cial pa­ra De Via­je

It’s Ve­gas, baby! La ciudad de Las Ve­gas es fa­mo­sa en el mun­do en­te­ro des­de los tiem­pos de Frank Si­na­tra y El­vis Pres­ley. Pe­ro su fa­ma va li­ga­da al mun­do adul­to, por eso la idea de que es un des­tino no ap­to pa­ra fa­mi­lias con ni­ños, co­mo su apo­do “la ciudad del pe­ca­do” o Sin City su­gie­re.

En par­te tie­nen ra­zón, por­que en Las Ve­gas se pue­de en­con­trar prác­ti­ca­men­te to­do ti­po de atrac­cio­nes, des­de las ino­cuas has­ta las más lu­ju­rio­sas fan­ta­sías. Los adul­tos que así lo deseen pue­den dis­fru­tar de to­do ti­po de apues­tas y jue­gos de car­tas y azar, ba­ca­na­les de be­bi­da y co­mi­da, bai­la­ri­nas exó­ti­cas, y se­gu­ra­men­te otros de­seos que yo ni si­quie­ra pue­do ima­gi­nar.

Pe­ro Las Ve­gas ofre­ce mun­dos pa­ra­le­los. Cuen­ta con mu­chas atrac­cio­nes pa­ra el de­lei­te de to­da la fa­mi­lia y es po­si­ble dis­fru­tar de unas va­ca­cio­nes con to­da la ac­ción adul­ta sin que los ni­ños sean par­tí­ci­pes de ese am­bien­te. Se pue­de evi­tar el con­tac­to con ca­si to­do lo que no se desee, ex­cep­to las má­qui­nas tra­ga­mo­ne­das (aun­que es­te nom­bre pi­de un cam­bio, pues la ma­yo­ría ya no acep­ta mo­ne­das), las cua­les por sus lu­ces y co­lo­res re­sul­tan atrac­ti­vas pa­ra los ni­ños, co­mo si fue­ran vi­deo­jue­gos. Y es que los ho­te­les en Las Ve­gas es­tán di­se­ña­dos de for­ma que pa­ra lle­gar a ca­si cual­quier lu­gar ha­ya que atra­ve­sar el ca­sino o, por lo me­nos, una par­te de él.

A con­ti­nua­ción una bre­ve lis­ta de lu­ga­res que he­mos dis­fru­ta­do en fa­mi­lia du­ran­te va­rios via­jes a es­ta ciudad.

ADVENTURE DOME

Los más pe­que­ños vi­si­tan­tes a Las Ve­gas se di­ver­ti­rán en Adventure Dome, lo­ca­li­za­da en los al­tos de Cir­cus Cir­cus. Es­te par­que de atrac­cio­nes di­ce ser el

par­que en­cap­su­la­do más gran­de de Es­ta­dos Uni­dos. O sea, pro­te­gi­do de las in­cle­men­cias del tiem­po por una cú­pu­la de vi­drio. Así que ha­ga frío, ca­lor (lo más pro­ba­ble), o llue­va, po­drán dis­fru­tar có­mo­da­men­te de las mon­ta­ñas ru­sas, ca­rri­tos lo­cos y otras atrac­cio­nes dis­po­ni­bles.

Mi hi­jo pa­só va­rias ho­ras en es­te par­que cuan­do te­nía tres años, y fui­mos los pa­dres quie­nes nos can­sa­mos pri­me­ro. En es­te ho­tel tam­bién se hos­pe­dan mu­chas fa­mi­lias con ni­ños me­no­res de seis años por sus pre­cios ba­jos du­ran­te la se­ma­na y por­que, ade­más de Adventure Dome, tam­bién hay un área de jue­gos es­ti­lo fe­ria, sa­la de má­qui­nas de vi­deo­jue­gos y mi­ni­ac­tos de cir­co du­ran­te el día. Sin em­bar­go, es­te ho­tel que­da al­go re­ti­ra­do al nor­te del res­to de los ho­te­les en la vía prin­ci­pal.

TOURNAMENT OF KINGS

Tam­bién apro­pia­do pa­ra los ni­ños de en­tre tres y seis años es el Tor­neo de los Re­yes (Tournament of Kings) en el ho­tel Ex­ca­li­bur, don­de pre­sen­cia­rán ar­tis­tas que re­crean un com­ba­te me­die­val mien­tras ce­nan. ¡Has­ta los ca­ba­llos vis­ten su pro­pio dis­fraz! Apa­re­cen tam­bién si­re­nas y otros per­so­na­jes acom­pa­ña­dos de al­gu­nos efec­tos es­pe­cia­les. El cos­to pa­ra ver el es­pec­tácu­lo sin la ce­na cues­ta $ 44. In­fo.: www.ex­ca­li­bur.com/en/en­ter­tain­ment/tournament-of-kings.html

PA­RA MA­YO­RES DE 7 AÑOS

La ma­yo­ría de las atrac­cio­nes, co­mo las que des­cri­bo a con­ti­nua­ción, son me­jo­res pa­ra ni­ños de sie­te años en ade­lan­te, a mi en­ten­der. Ellos po­drán apre­ciar me­jor el ar­te y la ma­gia de los es­pec­tácu­los en vi­vo.

- Es­pec­tácu­los de ma­gia: Des­afor­tu­na­da­men­te no he­mos te­ni­do opor­tu­ni­dad de vi­si­tar a los ilu­sio­nis­tas en Las Ve­gas, pe­ro es­tos es­pec­tácu­los se han man­te­ni­do en car­te­le­ra por mu­chos años, así que tan­ta gen­te no pue­de es­tar equi­vo­ca­da. El más fa­mo­so es el de Sig­fried y Roy.

- Mu­si­ca­les: Si a tu hi­jo o hi­ja le gus­tan mu­si­ca­les co­mo Mam­ma Mia,

Rock of Ages, o la mú­si­ca de los Beatles o de Mi­chael Jack­son, hay ex­ce­len­tes pues­tas en es­ce­na que no es­ca­ti­man en de­ci­be­les, con bue­na mú­si­ca, co­reo­gra­fías y es­ce­no­gra­fía.

- Cir­que du So­leil: Aun­que O es el más im­pre­sio­nan­te de to­da la ofer­ta de es­ta re­co­no­ci­da tro­pa de ar­tis­tas, a los ni­ños po­dría gus­tar­le más Mys­tè­re, que es un es­pec­tácu­lo más acro­bá­ti­co y cir­cen­se, con mú­si­ca más mo­vi­da. Mi hi­jo lo dis­fru­tó mu­cho, pe­ro creo que cuan­do cum­pla 9 años o más, lo­gra­rá una me­jor apre­cia­ción de O.

PA­RA MA­YO­RES DE 10 AÑOS

- CSI The Ex­pe­rien­ce: Pa­ra ni­ños de apro­xi­ma­da­men­te 10 años en ade­lan­te, de­pen­dien­do de su ma­du­rez, y adul­tos cu­rio­sos, la ex­pe­rien­cia CSI, en el MGM Grand, pue­de re­sul­tar in­tere­san­te. Es una ex­hi­bi­ción in­ter­ac­ti­va per­fec­ta pa­ra quie­nes gus­tan de re­sol­ver mis­te­rios y pa­ra los fa­ná­ti­cos de es­ta se­rie te­le­vi­si­va, otra de las mu­chas que tu­vo sus orí­ge­nes en Las Ve­gas. In­fo.: http://www.csiex­hi­bit.com o www. mgm­grand.com/en/en­ter­tain­ment/csi-the-ex­pe­rien­ce.html

- Acua­rios y pis­ci­nas: En Man­da­lay Bay se pa­ga por en­trar al acua­rio y ad­mi­rar los es­cua­los. En es­te re­sort tam­bién se en­cuen­tran una pis­ci­na de olas y un río pe­re­zo­so, y en su área de pis­ci­nas se ofre­cen con­cier­tos y fies­tas du­ran­te el ve­rano.

- Mon­ta­ña ru­sa: Si via­jan en fa­mi­lia ten­gan en cuen­ta que la mon­ta­ña ru­sa del ho­tel New York New York tie­ne un re­qui­si­to de es­ta­tu­ra mí­ni­ma de 54 pul­ga­das. Sin em­bar­go, quie­nes no cuen­ten con la es­ta­tu­ra mí­ni­ma pue­den en­tre­te­ner­se en los jue­gos es­ti­lo fe­ria que se en­cuen­tran en el ca­mino.

- Wet ‘n Wild: Si tie­nes hi­jos ado­les­cen­tes qui­zás quie­ran pa­sar un día en Wet ‘n Wild, mien­tras los adul­tos asis­ten a uno de los le­gen­da­rios pool

par­ties ac­ce­si­bles so­lo a los ma­yo­res de 21 años.

ATRAC­CIO­NES LI­BRES DE COS­TO

Mu­chos ho­te­les ofre­cen mi­ni­atrac­cio­nes li­bres de cos­to. Por ejem­plo, el vol­cán en erup­ción en el Mi­ra­ge atrae el pú­bli­co ha­cia otras atrac­cio­nes que co­bran en­tra­da: el jar­dín se­cre­to y el del­fi­na­rio.

En Cae­sar’s Pa­la­ce pue­des ver ac­to­res si­mu­lan­do pe­leas de gla­dia­do­res. Ade­más, la fuen­te del Be­lla­gio es un ícono de la ciudad.

En Tro­pi­ca­na hay fla­men­cos vis­to­sos y ho­te­les co­mo Pa­ris, New York New York y The Ve­ne­tian nos mues­tran sus ré­pli­cas de es­tas ciu­da­des.

A TO­MAR EN CUEN­TA

Cuan­do vi­si­ta­mos Las Ve­gas mu­chas ve­ces ca­mi­na­mos du­ran­te el día, vi­si­tan­do va­rios ho­te­les y apre­cian­do lo que ca­da cual ofre­ce. Sin em­bar­go, to­men en cuen­ta que los ni­ños pe­que­ños se can­san más rá­pi­do que los adul­tos sa­lu­da­bles. Co­mo ejem­plo, en mi úl­ti­ma vi­si­ta a Las Ve­gas sin ni­ños ca­mi­né más de 30 ki­ló­me­tros por día, lo que hu­bie­ra si­do im­po­si­ble con ni­ños o, in­clu­so, pa­ra al­gu­nos adul­tos. Re­cuer­den que al­gu­nos ni­ños se can­san y ha­bría que car­gar­los al so­bre­pa­sar los 5 ki­ló­me­tros al día. El cal­za­do có­mo­do es muy im­por­tan­te pa­ra to­dos.

Las Ve­gas es una de las ciu­da­des que des­pier­ta la ima­gi­na­ción de los via­je­ros y que de­ci­di­da­men­te se ha con­ver­ti­do en una me­ca del entretenimiento. Cer­ca­na a otras fa­mo­sas ciu­da­des del sur de Ca­li­for­nia, pue­de vi­si­tar­se en con­jun­to con ellas, o sim­ple­men­te en una es­ca­pa­da que se con­cen­tre en es­te des­tino.

Aun­que los ca­si­nos y una bue­na par­te del entretenimiento noc­turno son de­ci­di­da­men­te pa­ra el pú­bli­co adul­to, con un po­co de pla­ni­fi­ca­ción, tan­to jó­ve­nes co­mo ni­ños y sus fa­mi­lias, se di­ver­ti­rán y dis­fru­ta­rán de una es­ta­día me­mo­ra­ble. Pa­ra in­for­ma­ción so­bre es­te des­tino, con­sul­ta a tu agen­te de via­jes.

Arri­ba, la par­te in­te­rior del ho­tel The Ve­ne­tian tie­ne un río por don­de pa­sean gón­do­las.

A la iz­quier­da, el es­pec­tácu­lo Tournament of Cham­pions, es­tá lo­ca­li­za­do en el ho­tel Ex­ca­li­bur.

RA­DIO­GRA­FÍA País Es­ta­dos Uni­dos Es­ta­do Ne­va­da Ex­ten­sión 352 km² Ha­bi­tan­tes 583,756 Gen­ti­li­cio Ve­guen­se Mo­ne­da Dó­lar La fa­mo­sa fuen­te del ho­tel Be­lla­gio es uno de los ico­nos por ex­ce­len­cia de Las Ve­gas. A la de­re­cha, al pa­sear por las ca­lles de la ciudad te to­pa­rás con un sin­nú­me­ro de edi­fi­cios fue­ra de lo co­mo es la To­rre Eif­fel en el Ho­tel Pa­ris Las Ve­gas.

Imagensu­pe­rior, la mon­ta­ña ru­sa del ho­tel New York, New York es muy po­pu­lar. A la iz­quier­da, la erup­ción del vol­cán fren­te al ho­tel The Mi­ra­ge es es­pe­ra­do por mu­chos ca­da no­che. So­bre es­tas lí­neas acua­rio del Man­da­lay Bay.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.