Bu

Por Dentro - - EN CASA EN CASA -

La Navidad co­men­zó, y con ella, el de­seo de ves­tir el ho­gar con los co­lo­res y mo­ti­vos ca­rac­te­rís­ti­cos de la tem­po­ra­da.

Es­te año, las ten­den­cias a ni­vel mun­dial fa­vo­re­cen las de­co­ra­cio­nes en tonos me­tá­li­cos, sin de­jar de la­do los de­ta­lles tra­di­cio­na­les, so­bre to­do aque­llos que dan la apariencia de ha­ber si­do con­fec­cio­na­dos a mano, in­di­có la “st ylist” Pao­la Fer­nán­dez Jo­vet.

“El uso del co­bre y las mez­clas de los me­tá­li­cos es al­go bien pre­sen­te a ni­vel glo­bal. Lo es­tás vien­do en Eu­ro­pa, lo es­tás vien­do en Es­ta­dos Uni­dos, en Puer­to Ri­co, en Su­da­mé­ri­ca. El re­na­cer y el in­te­rés en lo ar­te­sa­nal también, y ahí ca­be to­do lo que es tra­di­cio­nal de Puer­to Ri­co”, abun­dó.

Re­cal­có que el bri­llo, así co­mo los tonos me­tá­li­cos son clásicos en las de­co­ra­cio­nes pa­ra to­do ti­po de fies­tas, y la Navidad no es la ex­cep­ción. De es­ta for­ma, se fa­vo­re­ce la in­te­gra­ción de de­ta­lles con es­car­cha, lu­ces y apariencia en al­gún co­lor me­tal.

Del mis­mo mo­do, ob­ser­vó que el co­bre, que du­ran­te mu­cho tiem­po es­tu­vo re­za­ga­do en las de­co­ra­cio­nes, ha ga­na­do fuer­za du­ran­te las úl­ti­mas tem­po­ra­das.

“An­tes nos que­dá­ba­mos siem­pre en el do­ra­do y el pla­tea­do, y aho­ra el co­bre ha to­ma­do mu­cho au­ge por sí so­lo, y también en com­bi­na­ción con los otros me­ta­les. Así que, ya no tie­nes que pen­sar que to­do tie­ne que ser do­ra­do, que to­do tie­ne que ser pla­tea­do o que to­do tie­ne que ser co­bre, los pue­des in­ter­ca­lar. Y eso es­tá bien pre­sen­te tan­to en la de­co­ra­ción in­te­rior co­mo en la de­co­ra­ción de Navidad”, des­ta­có.

Pa­ra quie­nes pre­fie­ren man­te­ner­se en la lí­nea tra­di­cio­nal, los co­lo­res ro­jo, ver­de y blan­co no pa­san de mo­da en es­ta épo­ca, al igual que aque­llas pie­zas con un ai­re más “craft”.

“Lle­va­mos ya va­rios años en los que ha ha­bi­do un gran mo­vi­mien­to y un re­sur­gir de to­do lo que es he­cho a mano y ar­te­sa­nal, y en­ton­ces, cuan­do te vas por una de­co­ra­ción tra­di­cio­nal es pre­ci­sa­men­te eso, es mu­chas co­sas que te da esa im­pre­sión de ser he­chas a mano, más tra­di­cio­nal, más pin­to­res­co”, de­ta­lló.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.