AFEC­TA EL CO­RA­ZÓN

Se­gún un es­tu­dio, pa­re­ce ser un fac­tor de ries­go bas­tan­te sig­ni­fi­ca­ti­vo pa­ra en­fer­me­dad car­dia­ca

Por Dentro - - BIENESTAR -

Ver siem­pre el va­so me­dio va­cío au­men­ta­ría las pro­ba­bi­li­da­des de mo­rir de una en­fer­me­dad car­dia­ca. Eso se des­pren­de de una in­ves­ti­ga­ción desa­rro­lla­da du­ran­te 11 años, con ca­si 3,000 hom­bres y mu­je­res.

Los au­to­res en­con­tra­ron que los más pe­si­mis­tas te­nían más del do­ble de ries­go de mo­rir de una en­fer­me­dad car­dia­ca que los me­nos pe­si­mis­tas.

Y aun­que el pe­si­mis­mo se vin­cu­ló con un au­men­to en el ries­go de muer­te re­la­cio­na­da con el co­ra­zón, el op­ti­mis­mo no pa­re­ció te­ner nin­gún efec­to.

“El pe­si­mis­mo pa­re­ce ser un fac­tor de ries­go bas­tan­te sig­ni­fi­ca­ti­vo de muer­te por en­fer­me­dad car­dia­ca co­ro­na­ria, tan­to en hom­bres co­mo en mu­je­res, in­clu­so tras te­ner en cuen­ta los fac­to­res de ries­go clá­si­cos y bien co­no­ci­dos de la en­fer­me­dad car­dio­vas­cu­lar”, di­jo el lí­der del es­tu­dio, Mik­ko Pan­ka­lai­nen, psi­quia­tra del Hos­pi­tal Cen­tral de Pai­jat-Ha­me, en Fin­lan­dia.

Pe­ro el es­tu­dio no pro­bó que el pe­si­mis­mo au­men­te las muer­tes re­la­cio­na­das con el co­ra­zón. Los in­ves­ti­ga­do­res usa­ron una prue­ba pa­ra me­dir el ni­vel de pe­si­mis­mo y de op­ti­mis­mo de los par­ti­ci­pan­tes, que te­nían de 52 a 76 años de edad. Es­tos ob­ser­va­ron las cau­sas de muer­te y usa­ron esos da­tos pa­ra cal­cu­lar el rol del pe­si­mis­mo en las muer­tes por en­fer­me­dad car­dia­ca.

Su­zan­ne Stein­baum, di­rec­to­ra de Sa­lud Car­dia­ca de las Mu­je­res en el Hos­pi­tal Le­nox Hill, en Nue­va York, se mos­tró de acuer­do en que “hay una co­ne­xión en­tre la for­ma en que pen­sa­mos y per­ci­bi­mos el mun­do y có­mo es­to afec­ta nues­tro co­ra­zón”. Aun­que no par­ti­ci­pó en di­cho tra­ba­jo, es­tá fa­mi­lia­ri­za­da con los ha­llaz­gos: “Con el pe­si­mis­mo sa­be­mos que au­men­tan las hor­mo­nas in­fla­ma­to­rias y del es­trés. Y es pro­ba­ble que eso afec­te al co­ra­zón” .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.