Có­mo pre­ve­nir­la

Por Dentro - - BIENESTAR -

Es­pe­cia­lis­tas de la Clí­ni­ca Ma­yo com­par­ten cier­tas pau­tas pa­ra tra­tar de re­du­cir el im­pac­to de la mi­gra­ña so­bre la vi­da de las per­so­nas:

Es­cri­bir un dia­rio de do­lor de ca­be­za, enu­me­ran­do ca­da epi­so­dio, cuán­do su­ce­dió, cuán­to du­ró y qué po­dría ha­ber­lo cau­sa­do. Es­to pue­de ayu­dar­le a de­ter­mi­nar si tie­ne ac­ti­va­do­res es­pe­cí­fi­cos.

Mo­ni­to­rear los cam­bios cli­má­ti­cos y evi­tar­los, si es po­si­ble. Se re­co­mien­da per­ma­ne­cer en su ofi­ci­na o su ca­sa du­ran­te mo­men­tos de mu­cho frío o vien­tos muy fuer­tes, pues es­tos fac­to­res pue­den pro­vo­car mi­gra­ñas.

Al pri­mer signo de do­lor, to­mar su medicamento for­mu­la­do pa­ra la mi­gra­ña. Así lo­gra­rá dis­mi­nuir los sín­to­mas.

Lle­var un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble, una die­ta ba­lan­cea­da, ha­cer ejer­ci­cio re­gu­lar­men­te, be­ber agua su­fi­cien­te y dor­mir lo ne­ce­sa­rio pa­ra con­tro­lar su es­trés. nue­vo en la me­no­pau­sia, cuan­do el cuer­po fe­me­nino ya no pro­du­ce tan­tas hor­mo­nas.

El neu­ró­lo­go Fi­del Er­nes­to So­brino, ex­pli­ca que las mi­gra­ñas se pue­den cla­si­fi­car por su in­ten­si­dad o por su fre­cuen­cia.

Por in­ten­si­dad se di­vi­den en­tre las le­ves, que se pue­den curar so­las o con un anal­gé­si­co co­mún; y las mo­de­ra­das y se­ve­ras, que tie­nen una con­di­ción in­ca­pa­ci­tan­te y re­quie­ren un tra­ta­mien­to es­pe­cí­fi­co.

Se cla­si­fi­can asi­mis­mo por la fre­cuen­cia en que se pro­du­cen los ata­ques. Se con­si­de­ra que es ba­ja cuan­do al mes se pre­sen­tan en­tre uno y ocho epi­so­dios; al­ta cuan­do hay de nue­ve a 14; y cró­ni­ca cuan­do son más de 15. Es­te úl­ti­mo gru­po afec­ta so­lo al 3 por cien­to de los pa­cien­tes, aña­de el neu­ró­lo­go So­brino.

En­ten­der es­tas di­fe­ren­cias, ex­pli­có, es cla­ve tan­to pa­ra pa­cien­tes co­mo pa­ra pro­fe­sio­na­les de sa­lud, ya que, se­ña­la, el 50 por cien­to de ellos se au­to­me­di­can en pre­sen­cia de un epi­so­dio y, a la hora de la aten­ción, el 28 por cien­to ve mé­di­cos ge­ne­ra­les y so­lo el 10 por cien­to lle­ga a ser va­lo­ra­do por los neu­ró­lo­gos, que son los es­pe­cia­lis­tas de es­ta do­len­cia.

Es la ter­ce­ra do­len­cia que más afec­ta a los se­res hu­ma­nos, se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.