DIAG­NOS­TI­CA­DOS

Por Dentro - - BIENESTAR -

Ha es­cu­cha­do ha­blar de ar­tri­tis psoriásica? El tér­mino pue­de pa­re­cer ra­ro, pe­ro es­ta en­fer­me­dad es más co­mún de lo que mu­chos se ima­gi­nan. Sin em­bar­go, su diag­nós­ti­co es po­co fre­cuen­te.

Se tra­ta de un mal que se desa­rro­lla en­tre quie­nes pa­de­cen pso­ria­sis (en­fer­me­dad de la piel re­la­cio­na­da con des­ca­ma­ción e in­fla­ma­ción), que afec­ta dis­tin­tos ti­pos de ar­ti­cu­la­cio­nes y que pue­de pro­gre­sar has­ta pro­vo­car de­for­ma­cio­nes y li­mi­ta­ción fí­si­ca.

Una ar­ti­cu­la­ción es la unión en­tre dos o más hue­sos, en­tre un hue­so y un car­tí­la­go o bien, en­tre hue­so y dien­tes.

De acuer­do con el es­pe­cia­lis­ta en reu­ma­to­lo­gía En­ri­que So­riano, la ar­tri­tis psoriásica se desa­rro­lla en al­re­de­dor del 30% de los pa­cien­tes que tie­nen pso­ria­sis y sue­le apa­re­cer unos 10 años des­pués de que ini­cian los pro­ble­mas der­ma­to­ló­gi­cos.

Se cal­cu­la que la pre­va­len­cia de es­ta en­fer­me­dad es del 0.5% al 1.5% de la po­bla­ción. “Mu­chas ve­ces se con­fun­de con una ar­tri­tis reuma­toi­de o con la ar­tro­sis. Si la con­fu­sión su­ce­de con la ar­tri­tis reuma­toi­de no es un pro­ble­ma tan gra­ve por­que com­par­ten al­gu­nos tra­ta­mien­tos, pe­ro con la ar­tro­sis sí, por­que los tra­ta­mien­tos son com­ple­ta­men­te di­fe­ren­tes”, ex­pli­có el mé­di­co.

Los me­di­ca­men­tos co­rrec­tos in­clu­yen an­ti­in­fla­ma­to­rios su­mi­nis­tra­dos por un mé­di­co es­pe­cia­lis­ta, así co­mo tra­ta­mien­tos bio­ló­gi­cos (an­ti­cuer­pos que blo­quean fuen­tes de in­fla­ma­ción). Ca­be re­sal­tar que la au­to­me­di­ca­ción es una prác­ti­ca su­ma­men­te ries­go­sa. DIAG­NÓS­TI­CO OPOR­TUNO. So­riano apun­tó que, de no tra­tar­se ade­cua­da­men­te, tras 10 años de pa­de­cer ar­tri­tis psoriásica, cer­ca del 60% de los pa­cien­tes desa­rro­lla de­for­ma­cio­nes en más de cin­co ar­ti­cu­la­cio­nes.

“De ahí la im­por­tan­cia de ha­cer un diag­nós­ti­co tem­prano. Si al­guien tie­ne pso­ria­sis y pre­sen­ta do­lo­res ar­ti­cu­la­res de cual­quier ti­po, de­be co­men­tár­se­lo al der­ma­tó­lo­go”, ase­gu­ró. Lue­go, pue­de po­ner­se en contacto con un es­pe­cia­lis­ta en reu­ma­to­lo­gía.

Se­gún Ri­car­do Sáenz, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Cos­ta­rri­cen­se de Reu­ma­to­lo­gía, un ma­les­tar al que se le de­be po­ner mu­cha aten­ción es al ma­les­tar lum­bar (en el área de la cin­tu­ra). “El do­lor se pre­sen­ta en el pa­cien­te an­tes de los 40 años de edad, en for­ma pro­gre­si­va; no me­jo­ra con re­po­so pe­ro sí se ali­via con el ejer­ci­cio. Se tra­ta de un do­lor tam­bién noc­turno, que pue­de des­per­tar a la per­so­na, quien al le­van­tar­se se sien­te me­jor”, aña­dió Sáenz. De los pa­cien­tes con pso­ria­sis desa­rro­lla ar­tri­tis psoriásica, que sue­le apa­re­cer unos 10 años des­pués que ini­cian los pro­ble­mas der­ma­to­ló­gi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.