Fa­cul­tad y mé­di­cos re­si­den­tes com­pro­me­ti­dos con aten­der a la po­bla­ción del sur en una emer­gen­cia

La com­bi­na­ción de una fa­cul­tad ex­pe­ri­men­ta­da y la en­tre­ga de los re­si­den­tes creó un eco­sis­te­ma de aten­ción inin­te­rrum­pi­da en el Hos­pi­tal Epis­co­pal San Lu­cas

Por Dentro - - CONCIENCIA MÉDICA -

Reite­rar el va­lor de ves­tir una ba­ta blan­ca y ser la pri­me­ra lí­nea de aten­ción —fí­si­ca y emo­cio­nal— de los pa­cien­tes en tiem­pos de emer­gen­cias son al­gu­nas de las vir­tu­des apren­di­das en el Hos­pi­tal Epis­co­pal San Lu­cas, en Pon­ce, tras el pa­so del hu­ra­cán Ma­ría en 2017.

Así re­fle­xio­nó la doc­to­ra Ma­ría Va­len­tín, di­rec­to­ra de Edu­ca­ción Mé­di­ca Gra­dua­da, al re­pa­sar las en­se­ñan­zas que im­pac­ta­ron a la fa­cul­tad mé­di­ca y a los re­si­den­tes de la en­ti­dad tras la emer­gen­cia.

Pa­ra Va­len­tín, la com­bi­na­ción de una fa­cul­tad ex­pe­ri­men­ta­da y la en­tre­ga de los mé­di­cos re­si­den­tes crea­ron un eco­sis­te­ma de aten­ción inin­te­rrum­pi­da que lo­gró so­li­di­fi­car al Hos­pi­tal Epis­co­pal San Lu­cas co­mo la ins­ti­tu­ción pri­va­da con me­jo­res he­rra­mien­tas pa­ra ser­vi­cios du­ran­te el even­to at­mos­fé­ri­co.

Ade­más, el hos­pi­tal siem­pre pro­cu­ró man­te­ner el cum­pli­mien­to edu­ca­ti­vo de sus re­si­den­tes al ayu­dar­les a no per­der sus ho­ras de re­si­den­cia y guar­dias re­que­ri­das pa­ra su for­ma­ción.

“Con un even­to at­mos­fé­ri­co, no po­de­mos li­mi­tar la ca­pa­ci­dad aca­dé­mi­ca pa­ra no po­ner en ries­go en nin­gún mo­men­to la ex­pe­rien­cia edu­ca­ti­va. Se hi­cie­ron pla­nes de con­tin­gen­cia con los di­rec­to­res de pro­gra­ma pa­ra te­ner dos equi­pos de guar­dia en ca­so de que al­guien no pue­da lle­gar”, de­ta­lló la ex­per­ta.

Con ella coin­ci­dió el doc­tor Cé­sar Cruz, pre­si­den­te de la fa­cul­tad mé­di­ca del hos­pi­tal, quien ase­gu­ró que el pa­so del hu­ra­cán uni­fi­có aún más al per­so­nal.

“El hu­ra­cán nos dio la opor­tu­ni­dad de unir­nos pa­ra dar los ser­vi­cios en la is­la. Aquí no so­lo in­ter­vi­nie­ron los 350 es­pe­cia­lis­tas y sub­es­pe­cia­lis­tas, tam­bién nues­tro pro­gra­ma de re­si­den­cia for­mó par­te de ese equi­po”, su­mó el ga­leno.

Re­fuer­zos pa­ra even­tos fu­tu­ros

Si bien el Hos­pi­tal Epis­co­pal San Lu­cas lo­gró apli­car sus pla­nes de con­tin­gen­cia de ma­ne­ra óp­ti­ma du­ran­te el hu­ra­cán Ma­ría, un año des­pués del even­to la ins­ti­tu­ción re­for­zó una se­rie de me­di­das pa­ra cum­plir ca­bal­men­te con las ne­ce­si­da­des de los pa­cien­tes du­ran­te una emer­gen­cia.

De acuer­do con el doc­tor Wi­lliam San­tia­go, di­rec­tor mé­di­co, el hos­pi­tal re­for­zó los pro­to­co­los pa­ra que no se in­te­rrum­pan las ope­ra­cio­nes y las lo­gís­ti­cas re­que­ri­das pa­ra ope­rar un hos­pi­tal.

San­tia­go des­ta­có el pri­vi­le­gio de con­tar con una sa­la de emer­gen­cia aten­di­da por emer­gen­ció­lo­gos las 24 ho­ras, los sie­te días de la se­ma­na.

Ex­pli­có que el hos­pi­tal tam­bién for­ta­le­ció su ca­pa­ci­dad de res­pues­ta eléc­tri­ca, de­bi­do a los re­tos que en­fren­tó el país pa­ra re­co­nec­tar ese ser­vi­cio lue­go del hu­ra­cán.

“Con una in­ver­sión de más de $2 mi­llo­nes, se ad­qui­rie­ron va­rios ge­ne­ra­do­res eléc­tri­cos. Aho­ra con­ta­mos con 12 ge­ne­ra­do­res que dan ca­pa­ci­dad pa­ra co­rrer el hos­pi­tal com­ple­to”, se­ña­ló.

De iz­quier­da a de­re­cha: Doc­tor Wi­lliam San­tia­go, di­rec­tor mé­di­co; doc­to­ra Ma­ría Va­len­tín, di­rec­to­ra de Edu­ca­ción Mé­di­ca Gra­dua­da; y doc­tor Cé­sar Cruz, pre­si­den­te de la fa­cul­tad mé­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.