IN­VES­TI­GA­CIÓN EN­FO­CA­DA EN LOS EM­PLEA­DOS

Las au­to­ri­da­des di­ri­gen la pes­qui­sa ha­cia los tra­ba­ja­do­res del hos­pi­tal don­de ocu­rrió la pre­sun­ta agre­sión se­xual a un me­nor

Primera Hora - - TUS NOTICIAS - MA­RI­BEL HERNÁNDEZ mher­nan­dez@pri­me­raho­ra.com

¿Dón­de es­ta­ba el em­plea­do cus­to­dio de los me­no­res re­clui­dos en el San Jorge Chil­dren’s Hos­pi­tal en San­tur­ce?

Esa es una de las in­te­rro­gan­tes que pre­ten­den acla­rar los in­ves­ti­ga­do­res del pre­sun­to ca­so de agre­sión se­xual del que fue víc­ti­ma un ni­ño de ocho años el jue­ves pa­sa­do en ho­ras del día, mien­tras es­ta­ba in­ter­na­do en la men­cio­na­da ins­ti­tu­ción.

La di­rec­to­ra de la Di­vi­sión de De­li­tos Se­xua­les y Mal­tra­to de Me­no­res de San Juan, la te­nien­te Pelegrina Marrero, in­di­có a Pri­me­ra Ho­ra que es­ta se­ma­na con­ti­nua­rán las en­tre­vis­tas a los em­plea­dos, ya que tie­nen que es­ta­ble­cer dón­de es­ta­ba el em­plea­do cus­to­dio de la víc­ti­ma y del pre­sun­to agre­sor, otro ni­ño de 12 años de edad, tam­bién pa­cien­te del hos­pi­tal.

“Te­ne­mos que in­ves­ti­gar dón­de es­ta­ba el em­plea­do cus­to­dio de los me­no­res al mo­men­to de la agre­sión se­xual. Ellos es­ta­ban en un área res­trin­gi­da, don­de ha­bía solo tres me­no­res en el área”, sos­tu­vo la te­nien­te Marrero.

En esa parte del hos­pi­tal hay cá­ma­ras de se­gu­ri­dad que gra­ban imá­ge­nes en las áreas co­mu­nes, y en las ha­bi­ta­cio­nes tie­nen otras ins­ta­la­das que sir­ven para mo­ni­to­rear la con­duc­ta de los pa­cien­tes.

La pes­qui­sa tam­bién tie­ne que es­ta­ble­cer quién era la persona que de­bía es­tar ob­ser­van­do lo que ocu­rría en las ha­bi­ta­cio­nes.

Como parte de la pes­qui­sa, los in­ves­ti­ga­do­res in­ten­ta­ron en­tre­vis­tar al preado­les­cen­te que fue se­ña­la­do como el au­tor de la agre­sión se­xual, pe­ro por ins­truc­cio­nes de su abo­ga­do, ni él ni sus pa­dres pres­ta­ron de­cla­ra­ción, por lo que le le­ye­ron las ad­ver­ten­cias de ley.

(El me­nor) “Fue da­do de al­ta por­que, según sus doc­to­res, ha­bía ter­mi­na­do el tra­ta­mien­to y es­ta­ba allí (de for­ma) vo­lun­ta­rio”, aña­dió Marrero.

La fun­cio­na­ria in­di­có que no sa­bía si la víc­ti­ma ha­bía sido tras­la­da­da a otra ins­ti­tu­ción hos­pi­ta­la­ria, como lo so­li­ci­tó la pro­ge­ni­to­ra del me­nor, ya que el mis­mo no pue­de in­te­rrum­pir su tra­ta­mien­to.

La evi­den­cia le­van­ta­da se­rá ana­li­za­da por el Ins­ti­tu­to de Cien­cias Fo­ren­ses y el me­nor se­ría eva­lua­do por un es­pe­cia­lis­ta.

En la in­ves­ti­ga­ción par­ti­ci­pa la Ad­mi­nis­tra­ción de Fa­mi­lias y Niños por tra­tar­se un ca­so de ale­ga­do mal­tra­to ins­ti­tu­cio­nal, el De­par­ta­men­to de la Fa­mi­lia, la Pro­cu­ra­du­ría de Me­no­res y la Di­vi­sión de Ayu­da Ju­ve­nil.

La ale­ga­da agre­sión contra el me­nor de ocho años ocu­rrió du­ran­te la ma­ña­na del jue­ves mien­tras re­ci­bía asis­ten­cia. Pe­ro el hos­pi­tal aler­tó a la Policía del ale­ga­do in­ci­den­te a las 9:10 de la no­che del mis­mo día. El vier­nes, la re­pre­sen­tan­te le­gal de la ma­dre del me­nor agre­di­do, la li­cen­cia­da Ma­ria­na No­ga­les, ade­lan­tó que se po­dría to­mar ac­ción contra la ins­ti­tu­ción hos­pi­ta­la­ria.

La se­ma­na pa­sa­da, la ins­ti­tu­ción hos­pi­ta­la­ria ex­pre­só en una bre­ve co­mu­ni­ca­ción es cri­ta que “me­dios de co­mu­ni­ca­ción re­por­ta­ron que ale­ga­da­men­te ocu­rrió una si­tua­ción de agre­sión se­xual en nues­tra ins­ti­tu­ción. Por Ley HIPAA y con­fi­den­cia­li­dad, no po­de­mos ofre­cer in­for­ma­ción de nin­gún pa­cien­te, para pro­te­ger la pri­va­ci­dad de los mis­mos”.

El vier­nes, el subad­mi­nis­tra­dor de la Ad­mi­nis­tra­ción de Fa­mi­lias y Niños (Ad­fan), Car­los Ri­ve­ra, dijo a Pri­me­ra Ho­ra que in­ves­ti­gan un ale­ga­do mal­tra­to ins­ti­tu­cio­nal.

“Aho­ra lo que te­ne­mos son unas ale­ga­cio­nes”, pre­ci­só.

En cuan­to a si al­gu­na de las dos fa­mi­lias te­nía al­gún ca­so en el de­par­ta­men­to, op­tó por no res­pon­der, por­que “eso es in­for­ma­ción en la que no de­be­ría en­trar”.

Mien­tras, el re­pre­sen­tan­te Jo­sé Apon­te Hernández anun­ció tam­bién que pre­sen­ta­rá una re­so­lu­ción para in­ves­ti­gar los pro­to­co­los de se­gu­ri­dad uti­li­za­dos por los hos­pi­ta­les en Puer­to Ri­co, par­ti­cu­lar­men­te aque­llos que se re­la­cio­na a la in­ter­ac­ción en­tre pa­cien­tes y fa­mi­lia­res, así como a los uti­li­za­dos en áreas en don­de me­no­res de edad se en­cuen­tran ba­jo la cus­to­dia de per­so­nal de la ins­ti­tu­ción mé­di­ca.

“Te­ne­mos que in­ves­ti­gar dón­de es­ta­ba el em­plea­do cus­to­dio de los me­no­res al mo­men­to de la agre­sión se­xual”

TE­NIEN­TE PELEGRINA MARRERO DI­REC­TO­RA DE LA DI­VI­SIÓN DE DE­LI­TOS SE­XUA­LES Y MAL­TRA­TO DE ME­NO­RES DE SAN JUAN

MÁS ALLÁ DE

LAS CÁ­MA­RAS

La pes­qui­sa tam­bién tie­ne que es­ta­ble­cer quién era la persona que de­bía es­tar ob­ser­van­do lo que ocu­rría en las ha­bi­ta­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.