TRA­GE­DIA FA­MI­LIAR EN OR­LAN­DO

Tres bo­ri­cuas pe­re­cie­ron in­to­xi­ca­dos tras ins­ta­lar plan­ta eléc­tri­ca en garaje FA­TAL DE­CI­SIÓN

Primera Hora - - TUS NOTICIAS - RAISA RI­VAS ES­PA­ÑOL Es­pe­cial pa­ra Pri­me­ra Ho­ra

La ca­lle tran­qui­la -en una sen­ci­lla co­mu­ni­dad en pleno cen­tro de la ciu­dad de Or­lan­do-, no mos­tra­ba sig­nos de tra­ge­dia; has­ta que unas ve­las, flo­res y un pe­que­ño oso de pe­lu­che en la puer­ta, da­ban cuen­ta de que allí ha­bía ocu­rri­do un even­to trá­gi­co.

Pe­ro a pa­sos de la pro­pie­dad, sí ha­bían ve­ci­nos que per­ma­ne­cían “en shock” e in­cré­du­los an­te la muer­te de tres miem­bros de una fa­mi­lia bo­ri­cua que pe­re­cie­ron in­to­xi­ca­dos por mo­nó­xi­do de car­bono a cau­sa de una plan­ta eléc­tri­ca que es­ta­ba den­tro de su ca­sa.

“Eran muy bue­nas per­so­nas, ama­bles y los ni­ños ju­ga­ban con mis nie­tos”, di­jo una de las ve­ci­nas quien no qui­so iden­ti­fi­car­se pú­bli­ca­men­te.

La mu­jer con­fir­mó que los fa­lle­ci­dos eran to­dos bo­ri­cuas, y que era una fa­mi­lia mul­ti­ge­ne­ra­cio­nal, don­de vi­vía la abue­la, con la ma­dre de los ni­ños y los nie­tos.

“Pe­ro tam­bién ha­bía amis­ta­des de ellos que es­ta­ban de vi­si­ta des­de Puer­to Ri­co”, ase­gu­ró la ve­ci­na.

La ofi­ci­na del She­riff del Con­da­do de Orange, don­de es­tá la vi­vien­da, con­fir­mó que los fa­lle­ci­dos son Jan Le­brón Díaz, de 14 años; Kia­ra Le­brón Díaz, de 17 año y De­si­ree Díaz Mo­li­na, de 34 años, ma­dre de los dos jó­ve­nes fa­lle­ci­dos.

En el Flo­ri­da Hos­pi­tal South, don­de se in­di­có que no te­nían in­for­ma­ción so­bre el ca­so, es­tan Evet­te Díaz; Ka­ris Co­lón-Fe­li­ciano, de 17 años, Mir­ta Fe­li­ciano, de 52 años, y Louis Le­brón Díaz, de 12 años, quien lla­mó al ser­vi­cio 9-1-1, por lo que la ve­ci­na di­jo: “es un hé­roe, tu­vo la fuer­za pa­ra lla­mar y pe­dir ayu­da”.

Los pri­me­ros in­di­cios de la tra­ge­dia lo dio la can­ti­dad de pa­tru­llas de Po­li­cía y Bomberos que sa­ca­ron a los fa­lle­ci­dos y a los so­bre­vi­vien­tes, uno de los cua­les la ve­ci­na in­di­có que se des­plo­mó en el fren­te de la re­si­den­cia.

La emi­sión de ga­ses era tan fuer­te en la ca­sa, que el pri­mer po­li­cía en lle­gar allí tu­vo que ser aten­di­do tam­bién por pa­ra­mé­di­cos y fue­ron los bomberos los que pu­die­ron en­trar pa­ra en­con­trar­se con la es­ce­na de dos ca­dá­ve­res, una ter­ce­ra per­so­na en muy ma­las con­di­cio­nes (que lue­go mu­rió al fren­te de la ca­sa) y las otras víc­ti­mas.

“El día des­pués del hu­ra­cán es­tá­ba­mos bro­mean­do y la ve­ci­na di­jo que iba a lim­piar la ca­sa, ella siem­pre la te­nía im­pe­ca­ble. Nos re­sul­tó ra­ro que des­de la 10:00 p.m. de­ja­mos de es­cu­char el so­ni­do del ge­ne­ra­dor”, agre­gó la ve­ci­na.

Aun­que hay ver­sio­nes en­con­tra­das y la pri­me­ra in­for­ma­ción apun­ta­ba a que el ge­ne­ra­dor es­ta­ba den­tro de la ca­sa, el úl­ti­mo in­for­me de la ofi­ci­na del She­riff del Con­da­do de Orange con­fir­mó que es­ta­ba en el garaje.

Nos re­sul­tó ra­ro que des­de la 10:00 p.m. de­ja­mos de es­cu­char el so­ni­do del ge­ne­ra­dor”

VE­CI­NA DEL CON­DA­DO DE ORANGE

El ge­ne­ra­dor Co­le­man 5000, que fue ins­ta­la­do en el garaje de la re­si­den­cia, da­ba ener­gía a la ne­ve­ra y a dos aba­ni­cos.

Es­pe­cial pa­ra Pri­me­ra Ho­ra / Gre­go­rio Ma­yí

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.