GÓNDOLAS SI­GUEN VA­CÍAS EN LOS SU­PER­MER­CA­DOS

El agua em­bo­te­lla­da bri­lla por su au­sen­cia, así co­mo ali­men­tos y ar­tícu­los de lim­pie­za

Primera Hora - - TUS NOTICIAS - Agen­cia EFE

Su­per­mer­ca­dos y co­mer­cios en Puer­to Ri­co pre­sen­tan, tres se­ma­nas des­pués del pa­so del hu­ra­cán Ma­ría, un as­pec­to de­sola­dor, con ho­ra­rios li­mi­ta­dos y es­tan­tes va­cíos de al­gu­nos pro­duc­tos mien­tras la po­bla­ción lu­cha en el día a día por sa­lir ade­lan­te.

“No ha lle­ga­do agua, pe­ro es­pe­ra­mos te­ner”, fue la res­pues­ta ayer de un em­plea­do del su­per­mer­ca­do Su­per­max de Con­da­do en San Juan, uno de los más cén­tri­cos y me­jor abas­te­ci­dos de Puer­to Ri­co, pe­ro que des­de que el pa­sa­do 20 de sep­tiem­bre, no ha vuel­to a una nor­ma­li­dad que mu­chos se pre­gun­tan cuán­do se res­ta­ble­ce­rá.

Las pa­la­bras del em­plea­do son las mis­mas da­das en va­rios su­per­mer­ca­dos de la ca­pi­tal re­co­rri­dos por EFE, en los que el agua em­bo­te­lla­da bri­lla por su au­sen­cia y, en ca­so de dis­po­ner de ella, es es­ca­sa en can­ti­dad y con una du­ra­ción en los es­tan­tes de ho­ras.

El agua em­bo­te­lla­da va­le es­tos días su pe­so en oro aquí, don­de prác­ti­ca­men­te ha des­apa­re­ci­do de los es­tan­tes co­mo lo han he­cho mu­chos otros pro­duc­tos bá­si­cos en la die­ta del puer­to­rri­que­ño.

Em­pre­sa­rios del sec­tor apun­tan que en el ca­so del agua la ra­zón pue­de te­ner su res­pues­ta en que tan­to el Go­bierno co­mo la Agen­cia Fe­de­ral pa­ra el Ma­ne­jo de Emer­gen­cias (FEMA), que co­la­bo­ra con mi­les de agen­cias de EE.UU. en la ta­reas de ayu­da, se han in­cau­ta­do del su­mi­nis­tro de las plan­tas de las em­pre­sas co­mer­cia­li­za­do­ras.

La po­bla­ción ve có­mo es ca­si im­po­si­ble pro­veer­se de agua po­ta­ble cuan­do hay cien­tos de mi­les de per­so­nas sin ese ser­vi­cio en sus ho­ga­res, en es­pe­cial en el in­te­rior de la Is­la.

“No hay agua, pe­ro tam­po­co ape­nas con­ser­vas y las ver­du­ras es­ca­sean”, di­jo Yoa­nis García, de 31 años, al sa­lir de un su­per­mer­ca­do en Ha­to Rey, don- de co­mo en el res­to de la Is­la fa­lla la dis­tri­bu­ción.

Yoa­nis, quien es­pe­ra la lla­ma­da de su em­pre­sa pa­ra re­in­cor­po­rar­se al tra­ba­jo, di­ce que tie­ne dos hi­jas que ali­men­tar y que la si­tua­ción no me­jo­ra ca­si a un mes del pa­so del ci­clón.

Al agua se su­man otros pro­duc­tos que pa­re­cen des­apa­re­ci­dos co­mo cier­tas con­ser­vas, re­pe­len­tes con­tra in­sec­tos y, en ge­ne­ral, los que ne­ce­si­tan re­fri­ge­ra­ción.

Ade­más, un re­co­rri­do por los su­per­mer­ca­dos y co­mer­cios mues­tra una preo­cu­pan­te au­sen­cia de pro­duc­tos de lim­pie­za, en es­pe­cial de los que con­tie­nen clo­ro.

La po­bla­ción de­man­da esos pro­duc­tos por la fal­ta de ser­vi­cio de agua y la con­cen­tra­ción de ba­su­ra y es­com­bros.

Los días pa­san y la si­tua­ción no me­jo­ra en los es­tan­tes de los su­per­mer­ca­dos, al­gu­nos de los cua­les han am­plia­do ya sus ho­ra­rios pa­ra acer­ca­se a los ha­bi­tua­les.

“Ven­go to­dos los días y siem­pre me en­cuen­tro con lo mis­mo”, ex­cla­mó con de­cep­ción Ramón Mu­ñoz, un eco­no­mis­ta de 37 años quien tra­ba­ja en una mul­ti­na­cio­nal es­ta­dou­ni­den­se en Puer­to Ri­co, al com­pro­bar que un su­per­mer­ca­do de Is­la Ver­de, Ca­ro­li­na, no tie­ne agua em­bo­te­lla­da ni to­ma­tes ni le­chu­ga.

David.vi­lla­fa­ne@gfrme­dia.com

LO MIS­MO CA­DA DÍA A tres se­ma­nas del pa­so del hu­ra­cán, con­se­guir agua em­bo­te­lla­da es una odi­sea en los su­per­mer­ca­dos del País, cu­yas fi­las son in­ter­mi­na­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.