“CO­MO ANI­LLO AL DE­DO” ME­DI­DA PA­RA DE­NUN­CIAR MAL­TRA­TO ANI­MAL

Or­ga­ni­za­cio­nes con­fían en que el pro­yec­to se­na­to­rial pa­se el cedazo de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes JUGUETONA Y FE­LIZ

Primera Hora - - TUS NOTICIAS - FEMMY IRIZARRY ÁL­VA­REZ fi­ri­zarry@pri­me­raho­ra.com

“Se­gui­re­mos bus­can­do alian­zas pa­ra ex­ten­der nuestra red, vo­lun­ta­rios y opor­tu­ni­da­des pa­ra que los ani­ma­les pue­dan via­jar o ser adop­ta­dos en Puer­to Ri­co” DELLYMAR BER­NAL SAN­TUA­RIO DE ANI­MA­LES SAN FRAN­CIS­CO DE ASÍS EN CA­BO RO­JO

Vicky te­nía ape­nas 45 días de na­ci­da cuan­do fue en­con­tra­da ha­ce va­rios me­ses en un sec­tor de San Ger­mán con una de sus pa­ti­tas tra­se­ras ampu­tada.

No hu­bo tes­ti­gos del atroz ca­so de mal­tra­to ani­mal, co­mo ocu­rre con fre­cuen­cia en la Is­la. Aun­que afor­tu­na­da­men­te su suer­te cam­bió, al ser res­ca­ta­da, cu­ra­da y da­da en adop­ción a una fa­mi­lia en Nue­va York, esa no es la reali­dad que ex­pe­ri­men­tan miles de ani­ma­li­tos en Puer­to Ri­co.

Por eso, or­ga­ni­za­cio­nes y vo­lun­ta­rios que tra­ba­jan por el bie­nes­tar de los ani­ma­les aco­gie­ron el Pro­yec­to del Se­na­do 97, pre­sen­ta­do por el por­ta­voz de la ma­yo­ría en el Se­na­do, Car­me­lo Ríos, que per­mi­te que in­di­vi­duos -me­dian­te ac­ción ci­vil- de­man­den a due­ños de mas­co­tas que ten­gan un pa­trón de mal­tra­to con­tra es­tas.

“Es­ta me­di­da (apro­ba­da por una­ni­mi­dad en el Se­na­do) nos vie­ne a brin­dar re­cur­sos y he­rra­mien­tas adi­cio­na­les a las or­ga­ni­za­cio­nes que es­ta­mos tra­ba­jan­do por el bie­nes­tar de los ani­ma­les. Cual­quier he­rra­mien­ta que se nos pro­vea pa­ra se­guir la­bo­ran­do la re­ci­bi­mos con be­ne­plá­ci­to”, ex­pre­só Dellymar Ber­nal, fun­da­do­ra y pre­si­den­ta de la Jun­ta de Di­rec­to­res del San­tua­rio de Ani­ma­les San Fran­cis­co de Asís en Ca­bo Ro­jo.

Pa­ra Car­men Cin­trón, del San­tua­rio Ca­ni­ta de la Di­vi­na Mi­se­ri­cor­dia en Guayama, el pro­yec­to “cae co­mo ani­llo al de­do”.

“Ya es tiem­po de que las per­so­nas pa­guen por el da­ño que le ha­cen a es­tos ani­ma­les”, sos­tu­vo la res­ca­tis­ta que des­ti­na to­do su sa­la­rio a cui­dar a ca­si 700 ani­ma­les que tie­ne en el lu­gar.

El se­na­dor Ríos di­jo que una de las co­sas que lo mo­vió a pre­sen­tar la me­di­da, que an­ti­ci­pa se­rá tam­bién apro­ba­da en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, fue cuan­do lue­go del pa­so del hu­ra­cán Ma­ría hi­zo un re­co­rri­do por la co­mu­ni­dad San Jo­sé en Toa Ba­ja -don­de el río se me­tió en una de las vi­vien­dasy los ve­ci­nos le aler­ta­ron de “unos pe­rri­tos en­ce­rra­dos por­que los due­ños se ha­bían ido a ca­sa de sus hi­jos y ellos no po­dían en­trar a res­ca­tar­los”.

Allí es­tu­vie­ron una se­ma­na en lo que en­con­tra­ron a los due­ños que eran unas per­so­nas ma­yo­res.

“Veo que cuan­do hay mal­tra­to de ani­ma­les y no es tu pro­pie­dad, no ha­bía nin­gún vehícu­lo pa­ra pro­te­ger esos ani­ma­les. Así que lo úni­co que po­día­mos ha­cer le­gal­men­te era dar­le una ac­ción ci­vil a otra per­so­na, que no es el pro­pie­taRe­cor­dó rio, no es due­ño qui­zás de don­de es­tá el ani­mal, pe­ro tie­ne un in­te­rés en la vi­da y res­pe­to de ese ani­mal”, sos­tu­vo el le­gis­la­dor so­bre sus in­ten­cio­nes.

Si el pro­yec­to se con­vier­te en la “Ley de Re­me­dios Ci­vi­les pa­ra la Pro­tec­ción de Ani­ma­les”, tam­bién “pro­vee­rá pa­ra con­se­guir la cus­to­dia pro­vi­sio­nal (del ani­mal) pa­ra así brin­dar­le más he­rra­mien­tas a los ca­sos de mal­tra­tos que he­mos vis­to que han ido en au­men­to lue­go del hu­ra­cán Ma­ría. Es­to in­clu­ye los abandonos por las per­so­nas que se mu­dan del país, los abandonos en los al­ber­gues y san­tua­rios”, men­cio­nó Ber­nal.

En el ca­so del San­tua­rio en Ca­bo Ro­jo, lue­go del hu­ra­cán Ma­ría se du­pli­ca­ron los ca­sos de mal­tra­to y aban­dono; a fe­bre­ro as­cen­dían a 80.

Jor­ge Mer­ca­do, pre­si­den­te del Mo­vi­mien­to So­cial Pro Bie­nes­tar Ani­mal, aun­que tam­bién elo­gió la ini­cia­ti­va, aler­tó que se­rá exi­to­sa “en la me­di­da en que se im­ple­men­te de la ma­ne­ra co­rrec­ta y ade­cua­da”.

No hay ca­ma pa’ tan­to perro

La reali­dad es que si es­ta ley cum­ple su pro­pó­si­to y la gen­te co­bra conciencia y de­nun­cia el mal­tra­to y aban­dono de los ani­ma­les, no ha­brá mu­cho es­pa­cio ni dinero pa­ra cos­tear la es­ta­día de esas mas­co­tas.

A es­to, Ríos in­di­có que lo que es­tá es “crean­do una cri­sis pa­ra so­lu­cio­nar el pro­ble­ma, por­que cier­ta­men­te no ca­ben mil ga­tos en nin­gún la­do en Puer­to Ri­co aho­ra mis­mo; pe­ro si creo la ne­ce­si­dad el mer­ca­do va a apa­re­cer. Si (los al­ber­gues) tie­nen una ley, eso les da una he­rra­mien­ta pa­ra en­ton­ces sos­te­ner su mi­sión”.

que el pro­yec­to 97 tie­ne una pe­na­li­dad pa­ra que la per­so­na ne­gli­gen­te, due­ña del ani­mal, sea quien pa­gue, por ejem­plo, los 20 días que po­dría es­tar en al­gún al­ber­gue u ho­gar.

El se­na­dor Ríos afir­mó que pre­ci­sa­men­te lue­go del hu­ra­cán Ma­ría se evi­den­ció que “hay un mer­ca­do in­men­so de es­ta­dos que es­tán pi­dien­do pe­rros y ga­tos y los de Puer­to Ri­co son muy co­ti­za­dos”.

Ber­nal con­fir­mó que el año pa­sa­do en­via­ron so­bre 200 pe­rros y ga­tos a Es­ta­dos Uni­dos.

So­bre la po­si­bi­li­dad de que lle­guen más ani­ma­les a esa en­ti­dad sin fi­nes de lu­cro, Ber­nal di­jo que aun­que se­ría una li­mi­ta­ción “se­gui­re­mos bus­can­do alian­zas pa­ra ex­ten­der nuestra red, vo­lun­ta­rios y opor­tu­ni­da­des pa­ra que los ani­ma­les pue­dan via­jar o ser adop­ta­dos en Puer­to Ri­co”.

Vicky fue en­con­tra­da mal­he­ri­da en San Ger­mán, pe­ro gra­cias a un gru­po de vo­lun­ta­rios so­bre­vi­vió y ya fue adop­ta­da por una fa­mi­lia en Nue­va York.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.