Zu­ma ce­de an­te su par­ti­do y di­mi­te co­mo pre­si­den­te de Su­dá­fri­ca

ABC (1ª Edición) - - INTERNACIONAL - EFE JOHAN­NES­BUR­GO

Ja­cob Zu­ma anun­ció ayer su di­mi­sión co­mo pre­si­den­te de Su­dá­fri­ca en cum­pli­mien­to de las ór­de­nes de su pro­pio par­ti­do, el Con­gre­so Na­cio­nal Afri­cano (CNA), que le ha­bía da­do un ul­ti­má­tum pa­ra re­nun­ciar. «He lle­ga­do a la de­ci­sión de di­mi­tir co­mo pre­si­den­te de la re­pú­bli­ca con efec­tos in­me­dia­tos», co­mu­ni­có, en un dis­cur­so pú­bli­co rea­li­za­do po­co an­tes de la me­dia no­che, ho­ra del fin del pla­zo otor­ga­do por el CNA ba­jo la ame­na­za de for­zar su sa­li­da hoy me­dian­te una mo­ción de cen­su­ra en el Par­la­men­to.

Pe­se ma­ni­fes­tar­se en «desacuer­do» con la ma­nio­bra, Zu­ma ex­pli­có que siem­pre fue «un miem­bro dis­ci­pli­na­do» del par­ti­do, cu­yas nor­mas in­ter­nas obli­gan a to­dos sus afi­lia­dos a aca­tar las ór­de­nes de la cú­pu­la, in­clui­dos los car­gos elec­tos. «El CNA nun­ca de­be­rá es­tar di­vi­di­do en mi nom­bre», re­cal­có, en una lla­ma­da a que no ha­ya in­ci­den­tes vio­len­tos de­bi­do a su mar­cha for­za­da.

Pe­se al aca­ta­mien­to, Zu­ma de­di­có la ma­yor par­te de su in­ter­ven­ción a ar­gu­men­tar que con­si­de­ra que la for­ma­ción no si­guió los cau­ces apro­pia­dos ya que es el pue­blo, a tra­vés de sus re­pre­sen­tan­tes (los miem­bros del Par­la­men­to), el que de­be­ría en­car­gar­se de de­fi­nir la sa­li­da de sus lí­de­res. Tam­po­co con­si­de­ra, di­jo, que la vía de la mo­ción de cen­su­ra hu­bie­ra si­do hu­mi­llan­te pa­ra él, co­mo ha­bían es­gri­mi­do va­rios al­tos car­gos del CNA, ya que es el me­ca­nis­mo apro­pia­do es­ta­ble­ci­do por la Cons­ti­tu­ción que él ju­ró ser­vir. «Nin­gún lí­der de­be­ría bus­car una sa­li­da fá­cil», opi­nó.

Asi­mis­mo, cri­ti­có que el par­ti­do en nin­gún mo­men­to le ha­ya da­do mo­ti­vos con­cre­tos pa­ra di­mi­tir, así co­mo lo apre­su­ra­do de los trá­mi­tes, que se pre­ci­pi­ta­ron des­pués del que el vi­ce­pre­si­den­te del Go­bierno, Cyi­ril Ra­map­ho­sa, asu­mie­ra la pre­si­den­cia de la for­ma­ción el pa­sa­do di­ciem­bre. Pe­se a todo, ase­gu­ró que se­gui­rá al ser­vi­cio del his­tó­ri­co mo­vi­mien­to de li­be­ra­ción, ba­jo cu­yas si­glas mi­li­ta­ron fi­gu­ras his­tó­ri­cas de la lu­cha con­tra el apart­heid co­mo Nel­son Man­de­la.

El de­ba­te so­bre la sa­li­da pre­ma­tu­ra de Zu­ma, que te­nía man­da­to has­ta 2019, ve­nía de­to­na­do por su ma­la ima­gen y por los gra­ves es­cán­da­los de co­rrup­ción que lo ro­dean. El ya ex­pre­si­den­te está im­pli­ca­do en nu­me­ro­sas acu­sa­cio­nes, in­clui­dos ca­si 800 car­gos por co­rrup­ción re­la­ti­vos a con­tra­tos de ar­mas de fi­na­les de los no­ven­ta o las in­ves­ti­ga­cio­nes por ha­ber usa­do el Es­ta­do pa­ra fa­vo­re­cer a em­pre­sa­rios afi­nes con con­ce­sio­nes pú­bli­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.