UN TRUMP DESBOCADO DE PA­SO POR LA VIE­JA EU­RO­PA

En Bru­se­las se reunió con sus so­cios «mo­ro­sos», lle­gó al Reino Uni­do cri­ti­can­do a May y ala­ban­do a su ri­val, hoy se de­di­ca­rá al golf y el lu­nes le espera su «ami­go» Pu­tin

ABC (1ª Edición) - - PORTADA - IVÁN ALON­SO CO­RRES­PON­SAL EN LON­DRES

Tras el ata­que y la hu­mi­lla­ción a la que ha­bía so­me­ti­do a su an­fi­trio­na, Do­nald Trump re­cu­ló. El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se in­cen­dió su vi­si­ta de tra­ba­jo a Reino Uni­do con una en­tre­vis­ta pu­bli­ca­da ayer en el ta­bloi­de «The Sun» lle­na de crí­ti­cas di­rec­tas a The­re­sa May. A las po­cas ho­ras, echó la cul­pa de sus pa­la­bras a la pren­sa, al gri­to de su ya cé­le­bre fra­se uti­li­za­da co­mo ex­cu­sa pa­ra ca­si to­do: «Fa­ke news», noticias fal­sas.

En su com­pa­re­cen­cia con­jun­ta, Trump ala­bó ayer a May en va­rias oca­sio­nes y ase­gu­ró que era «to­da una pro­fe­sio­nal» y «una mu­jer ex­ce­len­te» an­tes de ad­mi­tir que le pi­dió dis­cul­pas por­que «no se in­clu­ye­ron mu­chas co­sas bue­nas que di­je so­bre ella» en las pá­gi­nas que die­ron la vuel­ta al mundo en po­cas ho­ras.

Am­bos man­da­ta­rios li­ma­ron as­pe­re­zas, por tan­to, des­pués de que Trump tor­pe­dea­se es­ta cum­bre bi­la­te­ral ase­gu­ran­do que la propuesta bri­tá­ni­ca pa­ra el Bre­xit «ma­ta­rá» la po­si­bi­li­dad del fu­tu­ro acuerdo co­mer­cial con su país. Re­trac­tán­do­se de es­ta pos­tu­ra, el man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se se­ña­la­ba que lo que con­si­ga el Eje­cu­ti­vo de May en es­te sen­ti­do «me pa­re­ce­rá bien», y que lo importante es que los dos paí­ses «pue­dan co­mer­ciar sin cor­ta­pi­sas» tras la sa­li­da de lReino Uni­do de la UE el año que vie­ne.

Al ser pre­gun­ta­do so­bre qué con­se­jos dio a May y que es­ta ha­bría re­cha­za­do, Trump se­ña­ló que so­la­men­te le tras­la­dó sus su­ge­ren­cias, que no qui­so re­ve­lar. Unas su­ge­ren­cias que «to­da­vía pue­de lle­var a ca­bo».

Obli­ga­dos a en­ten­der­se

Los dos lí­de­res de­ja­ron cla­ro que el des­liz de Trump no ha pues­to en pe­li­gro los fuer­tes la­zos exis­ten­tes y que, de he­cho, la re­la­ción en­tre am­bos paí­ses «nun­ca ha si­do más fuer­te».

Pa­ra la pri­me­ra mi­nis­tra es ca­si obli­ga­to­rio fir­mar un acuerdo be­ne­fi­cio­so con Es­ta­dos Uni­dos tras el Bre­xit pa­ra así no per­der a su prin­ci­pal so­cio –des­con­tan­do a la pro­pia UE– una vez se en­cuen­tre fue­ra del club co­mu­ni­ta­rio.

Mien­tras May reite­ra­ba en va­rias oca­sio­nes que su país se irá de la Unión Eu­ro­pea y que se­rá po­si­ble el acuerdo que pe­día Trump, es­te ad­mi­tía que el Bre­xit es una em­pre­sa «di­fi­cil» con el que su ho­mó­lo­ga es­tá «ha­cien­do un tra­ba­jo fan­tás­ti­co»..

Tras agra­de­cer a su an­fi­trio­na el tra­to que le ha dis­pen­sa­do en es­ta vi­si­ta de tra­ba­jo, Trump re­co­no­cía tam­bién que las re­la­cio­nes con la pre­mier se han for­ta­le­ci­do du­ran­te su pri­me­ra vi­si­ta al Reino Uni­do co­mo pre­si­den­te.

Sí se man­tu­vo en sus tre­ce en lo re­fe­ren­te al ex­mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Bo­ris John­son, del que con­fir­mó que

Petición de dis­cul­pas El pre­si­den­te pi­dió dis­cul­pas a May por­que la pren­sa «no re­co­gió las co­sas bue­nas que di­je de ella»

Di­plo­ma­cia man­da Trump y May qui­sie­ron sub­ra­yar que no se han pues­to en pe­li­gro las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les

«se­ría un buen pri­mer mi­nis­tro», pa­ra, a ren­glón se­gui­do, vol­ver a ha­la­gar a su ho­mó­lo­ga ase­gu­ran­do que «es­tos días he po­di­do com­pro­bar lo fan­tás­ti­ca que es y que la pre­fie­ro mu­cho más co­mo ami­ga que co­mo enemi­ga».

Trump de­jó has­ta un co­men­ta­rio que na­die es­pe­ra­ba al afir­mar que se ha­bía sen­ti­do aver­gon­za­do por ha­ber de­ja­do «de la­do» a los asis­ten­tes a la ce­na de jue­ves ce­le­bra­da en la ca­sa don­de na­ció Wins­ton Chur­chill, ya que en esa oca­sión su con­ver­sa­ción se cen­tró ex­clu­si­va­men­te en la pro­pia The­re­sa May.

Con­tra la in­mi­gra­ción

Du­ran­te el al­muer­zo de tra­ba­jo que am­bos man­tu­vie­ron en la re­si­den­cia cam­pes­tre de Che­quers an­tes de la rue­da de pren­sa, va­rios asun­tos es­tu­vie­ron so­bre la me­sa ade­más del Bre­xit y la re­la­ción en­tre am­bos paí­ses. Trump y May ha­bla­ron de Irán, de Co­rea del Nor­te e, in­clu­so, de Ru­sia y su pre­si­den­te ,Val­dí­mir Pu­tin, con quien Trump se re­uni­rá el lu­nes en Hel­sin­ki y con el que May man­tie­ne abier­ta una cri­sis di­plo­má­ti­ca por el en­ve­ne­na­mien­to del exes­pía Ser­gei Skri­pal y de su hi­ja en sue­lo bri­tá­ni­co.

Ade­más, am­bos reite­ra­ron su in­ten­ción de re­for­zar aún más la coope­ra­ción en ma­te­ria de de­fen­sa y en «con­tro­lar la in­mi­gra­ción pa­ra de­te­ner el te­rro­ris­mo». Al­go so­bre lo que Do­nald Trump ha in­sis­ti­do de for­ma vehe­men­te en va­rias oca­sio­nes.

El pre­si­den­te ce­rró su se­gun­do día en el Reino Uni­do acu­dien­do al cas­ti­llo de Wind­sor pa­ra to­mar el té con la Rei­na Isa­bel II an­tes de par­tir ha­cia Es­co­cia pa­ra pa­sar el fin de se­ma­na en uno de sus campos de golf, el com­ple­jo Turn­berry, que el pre­si­den­te po­see en la región na­tal de su ma­dre.

Do­nald Trump y The­re­sa May, ayer en la re­si­den­cia cam­pes­tre de la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca

El himno de EE.UU. sue­na en el cas­ti­llo de Wind­sor

REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.