Las de­fen­sas de los pre­sos descartan un pac­to con la Fis­ca­lía

∑ Los abo­ga­dos de los lí­de­res en­car­ce­la­dos in­ten­tan ofre­cer una ima­gen de uni­dad

ABC (1ª Edición) - - ESPAÑA - JE­SÚS HIE­RRO BAR­CE­LO­NA

Des­de el en­torno in­de­pen­den­tis­ta ha­ce días que se in­ten­ta pre­sio­nar pa­ra evi­tar que sus lí­de­res en­car­ce­la­dos ne­go­cien un pac­to con la Fis­ca­lía con el que re­ba­jar sus pe­nas de pri­sión a cam­bio de re­co­no­cer los de­li­tos. Ayer, en una rue­da de pren­sa con­jun­ta, los abo­ga­dos de los nue­ve pre­sos es­gri­mie­ron ra­zo­nes ju­rí­di­cas pa­ra tra­tar de con­ven­cer de que un acuerdo de es­te ti­po se­ría «ab­sur­do».

No es «ni po­si­ble ni desea­ble», ase­gu­ró Xa­vier Me­le­ro, abo­ga­do del ex­con­se­je­ro de In­te­rior Joa­quim Forn. Los de­li­tos de re­be­lión y se­di­ción tie­nen apa­re­ja­das pe­nas de pri­sión tan al­tas –en­tre 15 y 25 años en el pri­mer ca­so, y has­ta 15 en el se­gun­do– que no ten­dría sen­ti­do bus­car una pe­que­ña re­ba­ja y se­ría me­jor que la cues­tión se di­ri­ma en jui­cio. Tam­po­co lo ve­rían fac­ti­ble en cuan­to al de­li­to de mal­ver­sa­ción por­que las can­ti­da­des a de­vol­ver se­rían desor­bi­ta­das. «Con­de­na­ría a mis re­pre­sen­ta­dos a la rui­na per­pe­tua y se­gu­ra. Es un ho­ri­zon­te ab­sur­do», aña­dió el le­tra­do. Y, en el ca­so del de­li­to de desobe­dien­cia tam­bién se­ría «inima­gi­na­ble» el acuerdo. No ten­dría nin­gu­na ló­gi­ca pues la con­de­na se li­mi­ta­ría a una sim­ple in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra ejer­cer car­gos pú­bli­cos. Ade­más, co­mo en el ca­so es­tá per­so­na­da una acu­sa­ción par­ti­cu­lar –el par­ti­do Vox–, el tri­bu­nal po­dría aga­rrar­se a la petición de pe­na que és­tos pi­dan y no a la de un hi­po­té­ti­co pac­to con la Fis­ca­lía.

An­dreu Van den Eyn­de, abo­ga­do del ex vi­ce­pre­si­den­te Oriol Jun­que­ras y del ex­con­se­je­ro Raül Ro­me­va, es­gri­mió otra ra­zón pa­ra des­car­tar un pac­to. Les im­pe­di­ría re­cu­rrir una sen­ten­cia con­de­na­to­ria an­te el Tri­bu­nal de De­re­chos Hu­ma­nos de Es­tras­bur­go. En el ca­so de es­te le­tra­do, se in­ten­ción es lle­gar lle­gar a esa ins­tan­cia «aun­que sea por una con­de­na de mul­ta».

«Unos mí­ni­mos co­mu­nes»

Los le­tra­dos de los nue­ve pre­sos tra­ta­ron de es­ce­ni­fi­car ayer una ima­gen de uni­dad en es­ta rue­da de pren­sa con­jun­ta en el Co­le­gio de Pe­rio­dis­tas de Ca­ta­lu­ña. Ade­más de Me­le­ro y Van den Eyn­de, participaron Jor­di Pi­na –abo­ga­do de Jor­di Tu­rull, Jor­di Sàn­chez y Jo­sep Rull–, Ma­ri­na Roig –le­tra­da de Jor­di Cui­xart–, Ol­ga Ar­de­diu –de Car­me For­ca­dell– y Ma­riano Ber­gés, le­tra­do de Do­lors Bas­sa. Ca­da uno tie­ne su pro­pia es­tra­te­gia de de­fen­sa pe­ro ayer coin­ci­die­ron en unos «mí­ni­mos co­mu­nes». Se han pues­to de acuerdo, por ejem­plo, pa­ra pre­sen­tar an­te el Tri­bu­na Su­pre­mo re­cur­sos –de for­ma in­di­vi­dual– pa­ra pe­dir la li­ber­tad de los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas en­car­ce­la­dos an­te el nue­vo es­ce­na­rio que abre el he­cho de que el Tri­bu­nal de Sche­les­wi­gHols­tein (Ale­ma­nia) ha­ya des­car­ta­do la en­tre­ga del ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat Car­les Puig­de­mont por re­be­lión y so­lo la acep­te por mal­ver­sa­ción. Coin­ci­den, por tan­to, en que sus clien­tes «no han co­me­ti­do nin­gún de­li­to que jus­ti­fi­que que es­tén en pri­sión», se­gún ex­pli­có Ma­ri­na Roig, y en que la de­ci­sión del tri­bu­nal ale­mán de­be­ría ha­cer re­plan­tear al Su­pre­mo el de­li­to de re­be­lión.

Pi­den de nue­vo la ex­car­ce­la­ción: «No han co­me­ti­do nin­gún de­li­to que jus­ti­fi­que que es­tén en pri­sión»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.