La Fis­ca­lía so­li­ci­ta al juez que reac­ti­ve la en­tre­ga de los fu­ga­dos en Bélgica

El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co tra­ba­ja con la Fis­ca­lía es­co­ce­sa en el pro­ce­so con­tra Cla­ra Pon­sa­tí

ABC (1ª Edición) - - ESPAÑA - N. VI­LLA­NUE­VA/L. P. ARECHEDERRA MA­DRID

Con la in­ves­ti­ga­ción ya en su rec­ta fi­nal, la Fis­ca­lía del Tri­bu­nal Su­pre­mo so­li­ci­tó ha­ce días al juez Pablo Lla­re­na que reac­ti­ve la en­tre­ga de los an­ti­guos con­se­je­ros ca­ta­la­nes fu­ga­dos en Bélgica. Co­mo ade­lan­tó ABC, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pla­nea­ba pe­dir al ma­gis­tra­do que in­sis­ta en es­ta re­cla­ma­ción des­pués de con­fir­mar­se el pro­ce­sa­mien­to en fir­me con­tra los in­ves­ti­ga­dos en la cau­sa por re­be­lión.

Es­ta petición de en­tre­ga afec­ta a los ex­con­se­je­ros de la Ge­ne­ra­li­tat To­ni Co­mín –pro­ce­sa­do por re­be­lión y mal­ver­sa­ción– y Me­rit­xell Se­rret y Lluís Puig –pro­ce­sa­dos por desobe­dien­cia y mal­ver­sa­ción–. Los tres hu­ye­ron a Bélgica con el ex­pre­si­den­te ca­ta­lán Puig­de­mont en oc­tu­bre de 2017, cuan­do se anun­ció la que­re­lla que pu­so en marcha la in­ves­ti­ga­ción con­tra el «pro­cés».

En Bélgica, el pro­ce­so pa­ra traer a Es­pa­ña a los in­ves­ti­ga­dos fu­ga­dos se en­cuen­tra en pun­to muer­to. Las au­to­ri­da­des del país re­cha­za­ron la re­cla­ma­ción del juez Lla­re­na por un su­pues­to de­fec­to de for­ma, sin va­lo­rar el fon­do del asun­to. El ma­gis­tra­do la­men­tó la fal­ta de coope­ra­ción de Bélgica, de­fen­dió la co­rre­ción for­mal de la petición, y no dio nin­gún pa­so más.

El ob­je­to de la dispu­ta es la re­so­lu­ción na­cio­nal ad­jun­ta a la or­den eu­ro­pea de de­ten­ción y en­tre­ga: se­gún el tri­bu­nal bel­ga, es ne­ce­sa­ria una or­den na­cio­nal de de­ten­ción; se­gún Lla­re­na, el au­to de pro­ce­sa­mien­to, que acom­pa­ña a la eu­ror­den, es equi­va­len­te y su­fi­cien­te pa­ra sus­ten­der la so­li­ci­tud.

La Fis­ca­lía con­si­de­ra que es un buen mo­men­to pa­ra reac­ti­var es­te pro­ce­di­mien­to, una vez que los in­di­cios se han con­so­li­da­do con el pro­ce­sa­mien­to fir­me, da­da la gra­ve­dad de los de­li­tos atri­bui­dos a los ex­con­se­je­ros, y pa­ra obli­gar a Bélgica a abor­dar el fon­do de la cues­tión. Es de­cir, pa­ra que el tri­bu­nal bel­ga ana­li­ce el lla­ma­do prin­ci­pio de do­ble in­cri­mi­na­ción, se­gún el que de­be co­rro­bo­rar que la ac­tua­ción de los lí­de­res se­ce­sio­nis­tas se­ría de­lic­ti­va allí, al­go evi­den­te a ojos de la Fis­ca­lía.

Es­ta mis­ma se­ma­na, el juez Lla­re­na de­cla­ró en re­bel­día a los fu­ga­dos, en el au­to en el que ce­rró la in­ves­ti­ga­ción con­tra los impu­tados que sí se en­cuen­tran a dis­po­si­ción de la Jus­ti­cia. Los hui­dos per­ma­ne­cen, pro­ce­sal­men­te, en una pie­za se­pa­ra­da a la espera de que se re­suel­van sus si­tua­cio­nes.

Por otro la­do, que­da pen­dien­te la de­ci­sión del tri­bu­nal de Edim­bur­go del que que de­pen­de el fu­tu­ro de Cla­ra Pon­sa­tí. Se­gún ha po­di­do sa­ber ABC, la Fis­ca­lía del Su­pre­mo es­tá tra­ba­jan­do co­do con co­do con sus co­le­gas es­co­ce­ses pa­ra apun­ta­lar la re­cla­ma­ción, que se re­sol­ve­rá en una vis­ta el 30 de ju­lio.

Res­pec­to al prin­ci­pal lí­der del pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta ile­gal, Puig­de­mont, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co –re­pre­sen­ta­do por la fis­cal ge­ne­ral del es­ta­do, Ma­ría Jo­sé Se­ga­rra–es­tu­dia so­li­ci­tar a Lla­re­na que re­ti­re la or­den eu­ro­pea, des­pués de que Ale­ma­nia re­cha­za­se su en­tre­ga por re­be­lión. El Su­pre­mo con­si­de­ra que los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas alen­ta­ron una in­su­rrec­ción, en­fren­tan­do a la so­cie­dad ca­ta­la­na con­tra el Es­ta­do, al em­pu­jar ha­cia la in­de­pen­den­cia por la vía ile­gal.

Pun­to muer­to Las au­to­ri­da­des bel­gas re­cha­za­ron la en­tre­ga por un de­fec­to de for­ma que nie­ga el juez Lla­re­na

EFE

Ma­ría Jo­sé Se­ga­rra to­ma po­se­sión co­mo fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.