Un Pa­pa que bus­ca unir a la fa­mi­lia hu­ma­na

▼ En un año en el que el mun­do se en­vol­vió en ban­de­ras ex­clu­yen­tes, se ha con­so­li­da­do el li­de­raz­go mo­ral de Fran­cis­co a ni­vel pla­ne­ta­rio

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Edi­to­ria­les -

2017 ha si­do un año mar­ca­do por el re­sur­gir del na­cio­na­lis­mo. El pri­mer año de man­da­to de Do­nald Trump sa­cu­dió el ta­ble­ro in­ter­na­cio­nal, con la pri­me­ra po­ten­cia im­pug­nan­do el or­den mul­ti­la­te­ral que ella mis­ma pu­so en pie tras la II Gue­rra Mun­dial. En un mo­men­to de­fi­ni­do por el Pa­pa co­mo de ver­da­de­ro «cam­bio de épo­ca» –y con las he­ri­das aún sin ce­rrar de la cri­sis ini­cia­da en 2007-2008–, han to­ma­do fuer­za co­rrien­tes que pro­pug­nan un re­plie­gue iden­ti­ta­rio. La UE ha abier­to un de­ba­te exis­ten­cial so­bre có­mo rein­ven­tar­se tras el bre­xit y fre­nar el na­cio­na­lis­mo eu­ro­es­cép­ti­co y xe­nó­fo­bo. En Es­pa­ña 2017 ha si­do ade­más el de la eclo­sión de la cri­sis ca­ta­la­na, que de­ge­ne­ró en una si­tua­ción com­pa­ra­da por los obis­pos con el gol­pe de Es­ta­do del 23 F. La Igle­sia ha he­cho gran­des es­fuer­zos por pro­mo­ver la con­cor­dia y fre­nar la po­la­ri­za­ción po­lí­ti­ca, con­ta­gia­da a to­dos los ám­bi­tos de la so­cie­dad. Es­ta la­bor no ha si­do siem­pre com­pren­di­da por una par­te de la opi­nión pú­bli­ca, que se ha que­da­do con el po­si­cio­na­mien­to ideo­ló­gi­co de un sec­tor del cle­ro.

En un año en el que el mun­do se en­vol­vió en ban­de­ras ex­clu­yen­tes, se ha con­so­li­da­do el li­de­raz­go mo­ral del Pa­pa a ni­vel mun­dial. Más allá de al­zar su voz a fa­vor de cau­sas glo­ba­les co­mo el cui­da­do del pla­ne­ta o los de­re­chos de mi­gran­tes y re­fu­gia­dos, Fran­cis­co no ha de­ja­do de ape­lar a la uni­dad de la fa­mi­lia hu­ma­na, no des­de una glo­ba­li­za­ción ho­mo­ge­nei­za­do­ra, sino des­de el re­co­no­ci­mien­to a las sin­gu­la­ri­da­des de los pue­blos co­mo fac­tor de en­ri­que­ci­mien­to. En el plano ecu­mé­ni­co, su vi­si­ta a Sue­cia a fi­na­les de 2016 per­mi­tió la con­me­mo­ra­ción del V cen­te­na­rio de la Re­for­ma de Lu­te­ro en un cli­ma de fra­ter­ni­dad en­tre ca­tó­li­cos y evan­gé­li­cos inima­gi­na­ble ha­ce unos años. Mien­tras que, en el diá­lo­go in­ter­re­li­gio­so, se pro­du­je­ron im­por­tan­tes avan­ces en las re­la­cio­nes con el is­lam, en par­ti­cu­lar con las au­to­ri­da­des re­li­gio­sas egip­cias. Ade­más de de­nun­ciar la ins­tru­men­ta­li­za­ción de la fe con fi­nes vio­len­tos, la vi­si­ta del Pa­pa a El Cai­ro dio un es­pal­da­ra­zo a un con­cep­to de ciu­da­da­nía co­mún en la que pue­dan ca­ber per­so­nas de dis­tin­tas creen­cias y con­vic­cio­nes. El mis­mo men­sa­je in­te­gra­dor con el que Fran­cis­co bus­ca in­can­sa­ble­men­te unir a to­da la fa­mi­lia hu­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.