Familia que re­za uni­da…

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Edi­to­ria­les -

En es­tos días de Na­vi­dad flu­yen re­cuer­dos pa­ra no bo­rrar. Ma­ría san­tí­si­ma fue la pri­me­ra per­so­na de la más his­tó­ri­ca No­che­bue­na, la de la Sa­gra­da Familia. Así de­bió ver­lo un cris­tiano sin­gu­lar: Pa­trick Pey­ton, que su­mó a la de­vo­ción ma­ria­na sus gran­dio­sas cam­pa­ñas del ro­sa­rio fa­mi­liar des­de 1948, lle­van­do por do­quier que la familia que re­za uni­da, per­ma­ne­ce uni­da. Co­men­zó en Ca­li­for­nia, si­guien­do en po­pu­lo­sas ciu­da­des de to­do el mun­do, has­ta Es­pa­ña, con­tan­do por mi­llo­nes los asis­ten­tes a las con­fe­ren­cias del pa­dre Pey­ton, en­tre los que es­tu­vo un ser­vi­dor.

En Ma­drid fil­mó en 1958 una pe­lí­cu­la, Los Mis­te­rios del ro­sa­rio. Des­de 2001, se si­gue su cau­sa de bea­ti­fi­ca­ción, nue­ve años des­pués de ha­ber en­tre­ga­do a Dios su al­ma, por­ta­do­ra de unas ma­nos lle­nas. El Pa­pa aca­ba de re­co­no­cer sus vir­tu­des he­roi­cas. Gi­nés Al­ca­raz Ga­rri­do Ma­drid

AFP/ Spen­cer Platt

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.