«¿Por qué nos ayu­dan des­de Es­pa­ña sin co­no­cer­nos?»

ABC - Alfa y Omega Madrid - - España -

De Pe­rú ha ve­ni­do tam­bién a di­fun­dir por to­da Es­pa­ña la cam­pa­ña de Ma­nos Uni­das la mi­sio­ne­ra lai­ca Car­men Pa­rra­do, médico ga­lle­ga que lle­gó al país ha­ce 30 años. Con co­la­bo­ra­do­res lo­ca­les, fun­dó la ONG Es­cue­la Cam­pe­si­na de Educación y Sa­lud (ESCAES), ac­tual­men­te pre­sen­te en los de­par­ta­men­tos de Piu­ra y Ca­ja­mar­ca, jun­to a –di­ce– «los ex­clui­dos, esos a los que el Pa­pa lla­mó “so­bran­tes hu­ma­nos”».

Car­men Pa­rra­do ha tra­ba­ja­do tan­to en la sel­va co­mo en la cos­ta y el al­ti­plano. Con ame­na­zas de la gue­rri­lla, de Sen­de­ro Lu­mi­no­so y del pro­pio Ejér­ci­to. Aún hoy si­gue sin te­ner ca­sa pro­pia, deam­bu­lan­do de pro­yec­to en pro­yec­to, ra­ra vez pa­san­do más de 20 o 30 días se­gui­dos en ca­da lu­gar. «Mis cer­vi­ca­les son de hie­rro. Es­toy in­mu­ni­za­da con­tra to­do. Al­gu­na gripe, de vez en cuan­do, pe­ro co­mo tie­nes que se­guir, te re­cu­pe­ras pron­to», pre­su­me de su bue­na sa­lud.

En la me­to­do­lo­gía de tra­ba­jo de su ONG, es esen­cial tra­ba­jar des­de den­tro de las pro­pias co­mu­ni­da­des, po­ten­cian­do los me­jo­res va­lo­res de sus cul­tu­ras. Co­do con co­do con mu­je­res del Ama­zo­nas, por ejem­plo, ha ela­bo­ra­do a par­tir de plan­tas de la sel­va unos su­ple­men­tos nu­tri­cio­na­les pa­ra ni­ños que es­tán dan­do «re­sul­ta­dos es­pec­ta­cu­la­res». Al mis­mo tiem­po, des­de una re­la­ción de res­pe­to y con­fian­za, su or­ga­ni­za­ción ha lo­gra­do im­por­tan­tes avan­ces en la me­jo­ra de la sa­lu­bri­dad de los ho­ga­res o ha­cia la igual­dad de la mu­jer, con­si­de­ra­da mu­chas ve­ces «una pro­pie­dad» del hom­bre. Los pro­yec­tos de ESCAES tie­nen una du­ra­ción nun­ca in­fe­rior a los ocho años, e in­vo­lu­cran siem­pre a la po­bla­ción lo­cal. «Con mu­chos me­nos re­cur­sos que el go­bierno, con­se­gui­mos ha­cer mu­cho más, sim­ple­men­te por­que la po­bla­ción en­tien­de que es­to es pa­ra ellos», ex­pli­ca Pa­rra­do.

«Tam­bién me pre­gun­tan a me­nu­do por qué es­toy allí y por qué la gen­te de Ma­nos Uni­das, sin co­no­cer­los, los es­tá ayu­dan­do por so­li­da­ri­dad cris­tia­na, por amor a Dios», aña­de. «To­do eso les in­ter­pe­la mu­cho».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.