Tras el Daesh, si­gue el dra­ma si­rio

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Opinión -

La de­rro­ta mi­li­tar del Daesh no ha sig­ni­fi­ca­do la paz en Si­ria. La es­ca­ra­mu­za de Is­rael con­tra ob­je­ti­vos ira­níes en sue­lo si­rio, que ter­mi­nó en el de­rri­bo de un ca­za he­breo, plan­tea el pe­li­gro de una nue­va es­ca­la­da de la ten­sión. Mien­tras tan­to, Rusia e Irán si­guen apo­yan­do a Al Asad con­tra las ciu­da­des en las que se re­fu­gian los re­bel­des, y Tur­quía ac­túa a sus an­chas en el no­roes­te del país con­tra sus enemi­gos kur­dos, que por otro la­do re­ci­ben el apoyo de Es­ta­dos Uni­dos… Sin la ex­cu­sa del Daesh, los con­ten­dien­tes –y quie­nes los apo­yan– mues­tran sus ver­da­de­ras in­ten­cio­nes, ol­vi­dan­do que la gen­te si­gue mu­rien­do en Si­ria.

REUTERS/ Bas­sam Kha­bieh

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.