Los jó­ve­nes mar­can el ca­mino a los obis­pos

▼ Fran­cis­co va a por to­das; no quie­re li­mi­tar­se a re­pe­tir la doc­tri­na de siempre en el Sí­no­do de oc­tu­bre de­di­ca­do a la ju­ven­tud

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Editoriales -

«Los jó­ve­nes an­he­lan una Igle­sia au­tén­ti­ca»; «una co­mu­ni­dad trans­pa­ren­te, aco­ge­do­ra, ho­nes­ta»… que no ten­ga «mie­do de mos­trar­se vul­ne­ra­ble» ni de «ad­mi­tir sus erro­res presentes y pa­sa­dos». Se­gu­ra­men­te no ha­cía fal­ta un en­cuen­tro de más de 300 jó­ve­nes du­ran­te seis días en el Va­ti­cano pa­ra lle­gar a es­tas con­clu­sio­nes, pe­ro la asam­blea pre­si­no­dal con­vo­ca­da por el Pa­pa ha te­ni­do al­go de ca­tár­ti­co. Ha de­mos­tra­do que, exac­ta­men­te igual que su­ce­dió con los dos sí­no­dos de la fa­mi­lia, Fran­cis­co no quie­re li­mi­tar­se a re­pe­tir la doc­tri­na de siempre en el en­cuen­tro de obis­pos de oc­tu­bre de­di­ca­do a la ju­ven­tud. Va a por to­das, por­que su in­ten­ción es afron­tar los re­tos reales, co­mo los que han plan­tea­do en el do­cu­men­to fi­nal los jó­ve­nes par­ti­ci­pan­tes del pre­sí­no­do.

Se tra­ta de una apor­ta­ción muy va­lio­sa por­que po­ne so­bre la me­sa asun­tos que, des­de la pers­pec­ti­va de la je­rar­quía epis­co­pal, se po­drían ver de ma­ne­ras muy dis­tin­tas. Un ejem­plo es la mul­ti­cul­tu­ra­li­dad y la di­ver­si­dad social, cul­tu­ral y re­li­gio­sa, que mu­chos adul­tos ca­tó­li­cos per­ci­ben ca­si co­mo ame­na­zas, mien­tras que pa­ra es­tos jó­ve­nes es la reali­dad co­ti­dia­na. In­clu­so en paí­ses de ma­yo­ría ca­tó­li­ca, los chi­cos y chi­cas ca­tó­li­cos se mue­ven a me­nu­do en en­tor­nos don­de son mi­no­ría. Por eso ne­ce­si­tan que su Igle­sia apues­te por el diá­lo­go y se­pa ayu­dar­los en dar res­pues­tas a pro­ble­mas acu­cian­tes, co­mo las fuer­tes de­sigual­da­des so­cia­les o el cambio cli­má­ti­co. También pi­den un acom­pa­ña­mien­to cer­cano y efi­caz que los ayu­de a des­cu­brir la pre­sen­cia de Dios en sus cir­cuns­tan­cias vi­ta­les, re­cha­zan­do los plan­tea­mien­tos pa­ter­na­lis­tas. De­man­dan res­pues­tas «ra­cio­na­les y crí­ti­cas», «que no es­tén di­lui­das» ni que re­cu­rran a «fór­mu­las pre­fa­bri­ca­das» an­te de­ba­tes muy vi­vos, co­mo la mo­ral sexual o el pa­pel de la mu­jer en la Igle­sia, que «los jó­ve­nes dis­cu­ten sin ta­bú». Se tra­ta de una va­lio­sa apor­ta­ción que no solo pue­de ayu­dar a que los jó­ve­nes ten­gan ma­yor pro­ta­go­nis­mo den­tro de la Igle­sia, sino también a que su sa­na re­bel­día juvenil dé forma a co­mu­ni­da­des de cre­yen­tes más au­tén­ti­cas y creí­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.