El san­to de las fa­mi­lias

La ca­pi­lla de San Isi­dro reabre sus puer­tas des­pués de 30 años

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Madrid - Juan Luis Váz­quez Díaz-Ma­yor­do­mo

«San Isi­dro es un san­to re­co­no­ci­do en todo el mun­do, ¡y es de Ma­drid! Un lai­co, ca­sa­do y pa­dre de fa­mi­lia, ca­no­ni­za­do en un tiempo en el que pa­re­cía que solo po­dían ser san­tos los cu­ras y las mon­jas… Es un te­so­ro pa­ra nosotros»: así va­lo­ra a san Isi­dro Al­ber­to Gon­zá­lez, que junto a su mu­jer, Ele­na, va a lle­var a su hi­jo Jai­me el miér­co­les 4 de abril a la pre­sen­ta­ción de ni­ños al san­to que va a te­ner lu­gar en la ca­pi­lla de San Isi­dro (calle del Águi­la, 1).

Se tra­ta de una ini­cia­ti­va con la que la Ar­chi­co­fra­día Sa­cra­men­tal de San Pe­dro, San An­drés y San Isi­dro reabre las puer­tas de la ca­pi­lla si­tua­da en la ca­sa na­tal del san­to, don­de también pa­só su ju­ven­tud, des­pués de más de 30 años ce­rra­da al pú­bli­co.

«Pa­ra nosotros ha si­do una ma­ra­vi­lla po­der co­no­cer más a fon­do su fi­gu­ra. En Ma­drid hay mu­chos lu­ga­res que le re­cuer­dan: la Er­mi­ta del San­to, la pra­de­ra en la que él cul­ti­va­ba la tie­rra, la fuen­te del mi­la­gro, la Co­le­gia­ta en la que se con­ser­va su cuer­po y los res­tos de su mu­jer, san­ta Ma­ría de la Ca­be­za, el ar­cón que alo­jó su cuer­po y que se pue­de ver en la ca­te­dral de la Al­mu­de­na… son lu­ga­res a los que lle­va­mos a nuestros ami­gos cuan­do vienen de vi­si­ta y que nos sir­ven pa­ra re­cor­dar­le», pro­si­gue Al­ber­to. Por eso la pre­sen­ta­ción de Jai­me al san­to será «al­go muy bo­ni­to y en­tra­ña­ble que nos acer­ca­rá más co­mo fa­mi­lia a san Isi­dro y ayu­da­rá a ex­ten­der su de­vo­ción co­mo al­go muy vivo», con­fie­sa Al­ber­to.

Una an­ti­gua tra­di­ción

La ini­cia­ti­va de ins­tau­rar es­ta prác­ti­ca de la pre­sen­ta­ción de ni­ños parte de Sa­cra­men­tal de San Isi­dro con el apo­yo y el im­pul­so del car­de­nal Carlos Oso­ro, «que tie­ne mu­cho in­te­rés en que au­men­te en Ma­drid la de­vo­ción a su pa­trón, so­bre todo por su di­men­sión lai­cal y fa­mi­liar», afir­ma Ma­nuel Gu­llón, su pre­si­den­te.

La ar­chi­co­fra­día tie­ne su arrai­go do­cu­men­ta­do en Ma­drid des­de prin­ci­pios del si­glo XIII, «por­que la de­vo­ción a san Isi­dro fue muy tem­pra­na: 40 años des­pués de su muer­te su cuer­po ya era ve­ne­ra­do por los fie­les de Ma­drid, por­que era una per­so­na muy que­ri­da por to­dos», di­ce Ma­nuel.

Con el pa­so del tiempo, la Sa­cra­men­tal ad­qui­rió la pro­pie­dad del edi­fi­cio que al­ber­ga el lu­gar don­de na­ció y cre­ció el san­to, e ins­ta­ló en el él un ora­to­rio. Aho­ra, des­pués de va­rias re­for­mas, y con la in­ten­ción de hacer de él un lu­gar de cul­to y de pe­re­gri­na­ción, lo abre de nue­vo al pú­bli­co pa­ra la pre­sen­ta­ción de los ni­ños, una tra­di­ción «que se rea­li­za­ba ha­ce si­glos pe­ro que con el tiempo se fue per­dien­do, y que aho­ra que­re­mos re­cu­pe­rar con mo­ti­vo del 4 de abril, el día del na­ci­mien­to de san Isi­dro».

Pa­ra Gu­llón, la fi­gu­ra del pa­trón de Ma­drid es ca­pi­tal pa­ra la san­ti­dad de la dió­ce­sis, por­que «te­ne­mos que re­cu­pe­rar la fa­mi­lia co­mo pi­lar de es­ta so­cie­dad, y san Isi­dro nos ayu­da mu­cho pa­ra ello. Es una fa­mi­lia muy es­pe­cial, por­que también su hi­jo, Illán, es san­to. Fue una fa­mi­lia es­pec­ta­cu­lar, con Dios en el cen­tro, con unos va­lo­res que es ne­ce­sa­rio que apor­te­mos a nuestro en­torno. Es pre­ci­so que los ni­ños vi­van en ca­sa lo que tie­ne que ser una fa­mi­lia, y pa­ra eso este ma­tri­mo­nio san­to es un gran modelo».

Pre­si­di­da por el obis­po au­xi­liar mon­se­ñor San­to Mon­to­ya, la ce­re­mo­nia de pre­sen­ta­ción de ni­ños ten­drá lu­gar el miér­co­les 4 de abril des­de las 18:00 ho­ras en ade­lan­te. A to­dos los me­no­res de 10 años se les im­pon­drá una me­da­lla y re­ci­bi­rán una es­tam­pa con una ora­ción co­mo re­cuer­do.

Al­ber­to Gon­zá­lez

Al­ber­to y Ele­na sos­tie­nen a su hi­jo Jai­me el día de su Bau­tis­mo. A la de­re­cha; ca­pi­lla de San Isi­dro, en el so­lar de su ca­sa na­tal

Sa­cra­men­tal de San Isi­dro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.