Car­ta a los no­vios

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Editoriales - Luis Serrano

Soy un sa­cer­do­te an­ciano, me gus­ta ser sa­cer­do­te y que­rer a la gen­te. Con fre­cuen­cia ha­blo con jó­ve­nes, an­cia­nos, en­fer­mos, no­vios, fo­ras­te­ros e in­cré­du­los. A los no­vios les pre­gun­to co­lo­quial­men­te: «¿Cuán­to os que­réis?» Su res­pues­ta fá­cil: «Mu­cho, mu­cho». Os in­vi­to a que le pi­dáis to­dos los días al Se­ñor que ca­da vez os que­ráis más. Te­ned pre­sen­te en vues­tra men­te y en vues­tro co­ra­zón que el amor es un don de Dios: «Sin Mí, no po­déis ha­cer na­da». El no­viaz­go es un tiem­po pa­ra co­no­ce­ros y ayu­da­ros en to­das las di­men­sio­nes de la vi­da: en lo hu­mano, en lo afec­ti­vo y en lo es­pi­ri­tual, as­pec­tos esen­cia­les pa­ra for­mar una fa­mi­lia fe­liz, ni­do de fu­tu­ros re­to­ños, que se­rán vues­tra ma­yor ale­gría.

Es tiem­po de re­no­var vues­tra vi­da cris­tia­na y amis­tad con el Se­ñor. Vi­vid uni­dos a vues­tra pa­rro­quia; ella es, en pa­la­bras de Juan XXIII, la «fuen­te del pue­blo», don­de sa­cia­mos nues­tra sed in­te­rior. Vi­vid la Mi­sa del do­min­go, pi­dien­do por vo­so­tros, por los po­bres, por vues­tros di­fun­tos… Pre­pa­rad vues­tra bo­da con tiem­po y sin des­pil­fa­rros ni gas­tos su­per­fluos. Que Dios os ben­di­ga.

Ar­chi­ma­drid / Mi­guel Her­ná­dez San­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.