«Es­ta­mos más orien­ta­dos a las co­sas de Dios»

La fa­mi­lia que re­ci­bió el milagro por el que fue­ron ca­no­ni­za­dos los pa­dres de san­ta Te­re­si­ta

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Fe y vida -

Fue en 2008 cuan­do Car­men, una ni­ña pre­ma­tu­ra con ano­ma­lías car­dia­cas y va­rias in­fec­cio­nes gra­ves, re­ci­bió la cu­ra­ción por in­ter­ce­sión de Louis Mar­tin y Zé­lie Gué­rin, los pa­dres de san­ta Teresa de Li­sieux, un milagro que ha­ría po­si­ble su ca­no­ni­za­ción en 2015. Hoy, diez años des­pués de aque­llos he­chos, la vi­da de Car­men y de su fa­mi­lia es­tá mar­ca­da por la más ab­so­lu­ta nor­ma­li­dad. San­tos, su pa­dre, re­co­no­ce que «a ve­ces sa­le es­te te­ma en ca­sa, pe­ro pro­cu­ra­mos lle­var la vi­da más nor­mal po­si­ble. Vi­vi­mos la ca­no­ni­za­ción de los pa­dres de san­ta Te­re­si­ta en Ro­ma co­mo al­go muy gran­de y di­fí­cil de asi­mi­lar, pe­ro siem­pre he­mos que­ri­do lle­var es­to de una for­ma anó­ni­ma».

En es­ta lí­nea, San­tos des­ve­la que Car­men «es una ni­ña nor­mal, ni la más lis­ta ni la más flo­ja de su cla­se, y tam­po­co tie­ne mu­cho in­te­rés en con­tar lo que le pa­só a sus ami­gas». Sin em­bar­go, la his­to­ria de es­ta fa­mi­lia es­tá mar­ca­da por ese he­cho ex­tra­or­di­na­rio, y eso se re­fle­ja en los ra­tos de ora­ción en fa­mi­lia: «Si an­tes éra­mos cre­yen­tes, aho­ra lo so­mos más. Ha­ce­mos más ora­ción que an­tes, e in­clu­so re­za­mos jun­tos cuan­do al­guien nos trans­mi­te un pro­ble­ma y nos pi­de nues­tras ora­cio­nes. Y por su­pues­to re­za­mos a Louis y Zé­lie. Des­de to­do aque­llo es­ta­mos más orien­ta­dos co­mo fa­mi­lia a las co­sas de Dios», con­clu­ye San­tos.

San­tos Pé­rez

Car­men y su fa­mi­lia jun­to a una re­tra­to de los pa­dres de san­ta Teresa de Li­sieux

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.