Hoy me sien­to fe­liz

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Opinión - Ana Al­mar­za* *Re­li­gio­sa ado­ra­triz. Pro­yec­to Es­pe­ran­za

Mar­tes. Son las sie­te de la ma­ña­na y coin­ci­di­mos en la cocina Jo y yo. Es­pe­ro que sal­ga el ca­fé pa­ra su­bir a la ca­pi­lla e ini­ciar el día oran­do en co­mu­ni­dad. Ella está pre­pa­ran­do el desa­yuno y al­go pa­ra co­mer a me­dio­día pa­ra sa­lir a tra­ba­jar; hoy lle­ga­rá un po­co más tar­de por­que des­de el de­par­ta­men­to so­cio­la­bo­ral le han di­cho que tie­ne que ha­cer trá­mi­tes. Me di­ce que ha re­za­do an­tes, me co­men­ta que to­dos los días se po­ne ba­jo la pro­tec­ción de Dios, que con­fía mu­cho en Él, que su fa­mi­lia es muy re­li­gio­sa...

Em­pe­za­mos a ha­blar. Lle­va más de sie­te me­ses en el Pro­yec­to Es­pe­ran­za y me di­ce que los pri­me­ros fue­ron muy di­fí­ci­les, te­nía mu­cho do­lor en el co­ra­zón y to­do se le ha­cía muy cos­to­so –la con­vi­ven­cia, las nor­mas…–.

Me cuen­ta anéc­do­tas, aho­ra sim­pá­ti­cas, y me di­ce que pen­sa­ba que no iba nun­ca a re­cu­pe­rar­se, pe­ro sus ganas de es­tar bien, su bue­na de­cla­ra­ción, el acom­pa­ña­mien­to de la abo­ga­da y su con­fian­za en Dios han he­cho po­si­ble que aho­ra ten­ga per­mi­so de re­si­den­cia y tra­ba­jo. Por fin lle­gó un con­tra­to, que le per­mi­te sus pri­me­ros aho­rros y pen­sar que pron­to pa­sa­rá al pi­so de au­to­no­mía.

Le gus­ta Ma­drid, se en­cuen­tra muy bien aquí: le gus­ta via­jar en trans­por­te pú­bli­co, sen­tir­se una más en­tre to­da la gen­te que va a es­tu­diar o a tra­ba­jar… Di­ce que cuan­do aho­rre un po­qui­to más quie­re es­tu­diar. Nos des­pe­di­mos con una gran son­ri­sa y un be­so y, a pun­to de sa­lir de la cocina, me di­ce: «Ana, gra­cias, hoy me sien­to fe­liz». Su ca­ra con una gran son­ri­sa y sus ojos tie­nen mu­cha luz.

Mien­tras su­bo las es­ca­le­ras no­to que lle­vo una son­ri­sa en la ca­ra y una sen­sa­ción de ale­gría. Cuan­do en­tro en la ca­pi­lla las her­ma­nas lo no­tan y me pre­gun­tan qué ha pa­sa­do. Les cuen­to la con­ver­sa­ción. Nues­tra ora­ción se cen­tra hoy en dar gra­cias por la vi­da de ca­da una de las mu­je­res que com­par­ten la vi­da con no­so­tras, pe­di­mos a Je­sús que nos dé la sa­bi­du­ría pa­ra des­cu­brir el pro­yec­to que tie­ne pa­ra ca­da una de ellas, y que no­so­tras se­pa­mos acom­pa­ñar­las.

Ter­mi­na­mos nues­tra ora­ción es­cu­chan­do la can­ción con le­tra de M.ª Mi­cae­la: «Por una so­la...».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.