Mun­do

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Mundo -

El Papa no da pun­ta­da sin hi­lo. El mo­ti­vo oficial de su via­je a Pa­ler­mo del pa­sa­do sá­ba­do (en la fo­to) era ren­dir ho­me­na­je al sa­cer­do­te Pino Pu­gli­si, es­tan­dar­te de la lu­cha con­tra la ma­fia en Ita­lia ase­si­na­do ha­ce 25 años. Y allí, en la cu­na de la or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal Co­sa Nos­tra, cla­mó: «No se pue­de creer en Dios y ser ma­fio­so; quien es ma­fio­so no vi­ve co­mo cristiano, por­que blas­fe­ma con la vi­da el nom­bre de Dios». Sin em­bar­go, sig­ni­fi­car aho­ra la fi­gu­ra del cu­ra ita­liano se pue­de leer tam­bién en cla­ve pre­si­no­dal. Pu­gli­si lu­chó con­tra la ma­fia, pe­ro no con el po­der de las ar­mas, sino con el de la edu­ca­ción y el tiem­po libre. Or­ga­ni­za­ba ac­ti­vi­da­des pa­ra los jó­ve­nes del mar­gi­nal ba­rrio de Bran­cac­cio, qui­tán­do­le así «mano de obra» a la or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal. De igual mo­do, el Pon­tí­fi­ce alen­tó es­te sá­ba­do a la Igle­sia a com­ba­tir el sub­de­sa­rro­llo social y cul­tu­ral, la ex­plo­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res o la fal­ta de em­pleo de­cen­te pa­ra los jó­ve­nes, y pi­dió a las co­mu­ni­da­des ca­tó­li­cas que sean crea­ti­vas al bus­car «nue­vas for­mas de anun­ciar y ofre­cer mi­se­ri­cor­dia».

CNS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.