Tras la do­ci­li­dad de Ma­ría

Ma­ría Ca­ta­li­na Kas­per

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Mundo -

«La voz den­tro de mí»: así de­fi­nió Ma­ría Ca­ta­li­na Kas­per la in­di­ca­ción de Es­pí­ri­tu San­to pa­ra cons­truir jun­to a su ma­dre en su pue­blo na­tal, Dern­bach (Ale­ma­nia), una pe­que­ña ca­sa don­de aco­ger y dar ca­lor y co­mi­da a po­bres y en­fer­mos. Con los años, la obediencia de Ma­ría Ca­ta­li­na a esa ins­pi­ra­ción da­ría lu­gar, el 15 de agos­to de 1851, al Ins­ti­tu­to de las Po­bres Sier­vas de Je­su­cris­to. Ca­ta­li­na eli­gió es­te nom­bre pa­ra su in­ci­pien­te gru­po de her­ma­nas con la mi­ra­da pues­ta en Ma­ría, la pri­me­ra Sier­va, a quien tu­vo co­mo modelo du­ran­te to­da su vi­da por su dis­po­si­ción a es­cu­char aten­ta la voz del Es­pí­ri­tu y a res­pon­der con pron­ti­tud a la vo­lun­tad de Dios. Ma­ría Ca­ta­li­na so­lía de­cir de su fun­da­ción que «yo no lo po­día ni lo que­ría, es Dios quien lo ha que­ri­do», por­que es­ta de­ter­min­da mu­jer ale­ma­na era po­bre y ve­nía de una fa­mi­lia muy hu­mil­de, sin ape­nas cul­tu­ra ni di­ne­ro. Ese ca­mino de sen­ci­llez y po­bre­za es­pi­ri­tual per­vi­ve hoy en una obra ex­pan­di­da por nue­ve paí­ses del mun­do y que lle­va por le­ma: «Na­da es pe­que­ño si lo ha­ce­mos pa­ra Dios, quien es­tá pre­sen­te en el pró­ji­mo».

CNS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.