Una fa­mi­lia co­mo cual­quier otra

ABC - Alfa y Omega - - Opinión -

El do­min­go se cum­plie­ron tres años des­de que la fo­to del pe­que­ño si­rio Alan Kur­di, aho­ga­do en una pla­ya tur­ca, se con­vir­tió en sím­bo­lo de la cri­sis de re­fu­gia­dos. En un mo­men­to en el que la xe­no­fo­bia mues­tra múscu­lo en Eu­ro­pa, re­sue­na el men­sa­je que la tía del ni­ño, Ti­ma Kur­di, lan­za en un li­bro que aca­ba de pu­bli­car sobre su fa­mi­lia: «No era di­fe­ren­te de otras. Ce­le­bra­mos los cum­plea­ños, tra­ba­ja­mos, es­tu­dia­mos. Te­nía­mos una vi­da». Los pa­dres de Alan hu­ye­ron con sus dos hi­jos a Tur­quía tras la lle­ga­da del Daesh. Allí, su pa­dre, Ab­du­lá, tra­ba­ja­ba do­ce ho­ras en una fá­bri­ca por menos de cin­co eu­ros, y los cua­tro dor­mían en el ba­ño de la em­pre­sa. «Huir a Gre­cia era la única es­pe­ran­za de con­se­guir un fu­tu­ro me­jor». De los cua­tro, so­lo él so­bre­vi­vió.

REUTERS/Ben Nelms

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.