Ca­si un 12 % de las per­so­nas en­car­ce­la­das re­ci­ben aten­ción de la Igle­sia

ABC - Alfa y Omega - - España - F. O. / J. L. V. D.-M. / R. P.

Con mo­ti­vo de la fes­ti­vi­dad de Nues­tra Se­ño­ra de la Mer­ced, pa­tro­na de las ins­ti­tu­cio­nes pe­ni­ten­cia­rias, el De­par­ta­men­to de Pastoral Pe­ni­ten­cia­ria de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal ha pu­bli­ca­do el In­for­me de Re­cur­sos Pas­to­ra­les co­rres­pon­dien­te al 2017 que da cuen­ta de la in­gen­te la­bor que agen­tes de la Igle­sia ca­tó­li­ca rea­li­zan en las cár­ce­les es­pa­ño­las y tam­bién fue­ra de ellas. Los da­tos se re­fie­ren a 78 de los 82 cen­tros pe­ni­ten­cia­rios, un 95 % del to­tal, y que aglu­ti­na a cer­ca del 99 % de las per­so­nas pri­va­das de li­ber­tad. En ellas tra­ba­jan 50 ca­pe­lla­nes a tiem­po com­ple­to, 84 a me­dia jor­na­da y otros 28 de apo­yo. Con es­tos co­la­bo­ran unos 2.700 vo­lun­ta­rios –2.040 den­tro de la cár­cel y 660 fue­ra–. A ni­vel de en­ti­da­des, co­la­bo­ran 358 pa­rro­quias, 196 con­gre­ga­cio­nes re­li­gio­sas y 154 ONG.

Así, más de 7.000 per­so­nas pri­va­das de li­ber­tad re­ci­ben aten­ción por par­te de la Igle­sia en nues­tro país, lo que su­po­ne ca­si un 12 % del to­tal. Pa­ra ello, la Igle­sia in­vir­tió en 2017 ca­si 810.000 eu­ros des­ti­na­dos a ayu­das di­rec­tas a las per­so­nas pre­sas, así co­mo a pa­que­tes de ro­pa, a for­ma­ción, y a ca­sas de aco­gi­da pa­ra aten­der­les cuan­do tie­nen al­gún per­mi­so.

To­das es­tas per­so­nas «for­man par­te de nues­tra co­mu­ni­dad cris­tia­na –ex­pli­ca Ma­ría Ye­la, de­le­ga­da de Pastoral Pe­ni­ten­cia­ria en Ma­drid–. Te­ne­mos que acor­dar­nos de ellas en nues­tras pa­rro­quias, por­que si te te fi­jas, to­das ellas han sa­li­do de nues­tros ba­rrios. Te­ne­mos que te­ner con­cien­cia de sus ne­ce­si­da­des, y re­cor­dar­los de vez en cuan­do en Mi­sa».

Es lo que hi­zo el car­de­nal Car­los Oso­ro en su vi­si­ta a la pri­sión de So­to del Real, cuan­do di­jo a cer­ca de 300 in­ter­nos que «Dios no re­ti­ra el ros­tro de no­so­tros, os quie­re», y les re­cor­dó que la Vir­gen «se fi­ja en las ne­ce­si­da­des de los de­más, mi­ra siem­pre al pró­ji­mo con la mi­ra­da de Dios. O apren­des a te­ner esa mi­ra­da o es­te mun­do no lo cons­trui­mos, lo des­trui­mos». Por eso les in­vi­tó a mi­rar­se «co­mo Dios os mi­ra», cons­cien­tes de que «cuen­ta con no­so­tros pa­ra ha­cer obras gran­des», y re­ve­ló que en el li­bro que es­tá ul­ti­man­do con cartas de los pro­pios in­ter­nos se ve ese an­he­lo de ha­cer co­sas bue­nas.

«Te­ne­mos que acor­dar­nos de es­tas per­so­nas en nues­tras pa­rro­quias. To­das han sa­li­do de nues­tros ba­rrios»

Ar­chi­ma­drid / Ro­dri­go Pinedo

El car­de­nal oso­ro sa­lu­da a los in­ter­nos en su vi­si­ta a la cár­cel de So­to del Real

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.