La in­mi­gra­ción ame­na­za con rom­per la gran coa­li­ción de Mer­kel

El mi­nis­tro del In­te­rior, Seeho­fer, echa un pul­so a la can­ci­ller que pue­de lle­var a elec­cio­nes

ABC (Andalucía) - - INTERNACIONAL - ROSALÍA SÁN­CHEZ CORRESPONSAL EN BERLÍN Más in­for­ma­ción en la sec­ción de Es­pa­ña

No es el pri­mer pul­so que el bá­va­ro Horst Seeho­fer plan­tea a la can­ci­ller An­ge­la Mer­kel, pe­ro en es­ta oca­sión ame­na­za con obli­gar­la a con­vo­car de nue­vo elec­cio­nes si no se do­ble­ga a sus exi­gen­cias en po­lí­ti­ca de in­te­gra­ción. El aho­ra mi­nis­tro de In­te­rior y has­ta ha­ce so­lo unos me­ses pre­si­den­te del par­ti­do her­mano de la CDU de Mer­kel, la Unión So­cial­cris­tia­na de Ba­vie­ra (CSU), ame­na­zó ayer a la can­ci­ller ale­ma­na con lle­var a ca­bo de ma­ne­ra uni­la­te­ral sus pla­nes mi­gra­to­rios, con­tra­rios a la po­lí­ti­ca de la Can­ci­lle­ría, que es par­ti­da­ria de ar­ti­cu­lar una so­lu­ción eu­ro­pea. De cum­plir con esa ame­na­za ter­mi­na­ría des­ti­tui­do y des­pués «¿ha­bría que con­vo­car de nue­vo elec­cio­nes?», se pre­gun­ta­ban ano­che los ana­lis­tas po­lí­ti­cos de Berlín.

La ten­sión va en au­men­to des­de el pa­sa­do miér­co­les, cuan­do Mer­kel zan­jó an­te el can­ci­ller de Aus­tria, Se­bas­tian Kurz, que Ale­ma­nia no par­ti­ci­pa­rá en nin­gún eje con Ro­ma y Vie­na pa­ra mo­di­fi­car de fac­to la po­lí­ti­ca eu­ro­pea de re­fu­gia­dos, des­au­to­ri­zan­do así a Seeho­fer, que ha­bía co­que­tea­do abier­ta­men­te con esa po­si­bi­li­dad. A mo­do de res­pues­ta, Seeho­fer re­ven­tó una reunión de los dos par­ti­dos con­ser­va­do­res, des­ti­na­da a ce­rrar un pro­gra­ma so­bre re­fu­gia­dos que pre­sen­tar a los pre­si­den­tes de los Bun­des­län­der, pre­sen­tán­do­se con un ca­tá­lo­go de exi­gen­cias inasu­mi­bles pa­ra la can­ci­ller Mer­kel.

En bus­ca del con­sen­so, ella se do­ble­gó ayer y acep­tó la po­si­bi­li­dad de re­cha­zar en la fron­te­ra ale­ma­na a los re­fu­gia­dos a los que an­te­rior­men­te se les ha­ya ne­ga­do el asi­lo en es­te país y que pre­ten­die­sen vol­ver a en­trar en su te­rri­to­rio. Pe­ro no fue su­fi­cien­te con eso. Seeho­fer re­cla­mó ade­más que tam­bién sean de­vuel­tos en la fron­te­ra to­dos aque­llos re­fu­gia­dos que se ha­yan re­gis­tra­do ya en al­gún otro país de la Unión Eu­ro­pea y aque­llos que no ten­gan do­cu­men­tos vá­li­dos. Es­ta re­cla­ma­ción es­tá en lí­nea con lo es­ta­ble­ci­do en la Con­ven­ción de Du­blín, que se­ña­la que ca­da Es­ta­do se res­pon­sa­bi­li­za de los in­mi­gran­tes que pi­san por pri­me­ra vez Eu­ro­pa en su país, pe­ro Mer­kel lle­va de­fen­dien­do des­de 2015 que, da­da la ac­tual si­tua­ción, esa nor­ma so­me­te­ría a los paí­ses eu­ro­peos pe­ri­fé­ri­cos del sur a una pre­sión mi­gra­to­ria que no po­drán so­por­tar, por lo que tra­ta de pro­mo­ver un acuer­do eu­ro­peo de re­par­to. En ca­so de ce­der, Mer­kel es­ta­ría in­va­li­dan­do to­do su dis­cur­so so­bre re­fu­gia­dos.

Pre­cam­pa­ña elec­to­ral

En el fon­do es una dis­cu­sión que en­fren­ta a Mer­kel y Seeho­fer des­de ha­ce años, pe­ro el he­cho de que Ba­vie­ra se en­cuen­tre en pre­cam­pa­ña elec­to­ral y el te­mor de la CSU a de­jar el mí­ni­mo es­pa­cio li­bre que pue­da ocu­par el par­ti­do Al­ter­na­ti­va pa­ra Ale­ma­nia (AfD), la for­ma­ción an­ti­in­mi­gra­ción y anti eu­ro­pea que ya ha en­tra­do en el Bun­des­tag y que ame­na­za con re­le­gar a la CSU de su ca­te­go­ría de in­to­ca­ble en Ba­vie­ra, ha in­cen­dia­do el tono de Seeho­fer.

«No quie­ro ocul­tar­les que es­ta­mos an­te una si­tua­ción se­ria, muy se­ria, una si­tua­ción his­tó­ri­ca», de­cla­ra­ba ayer el pre­si­den­te del gru­po par­la­men­ta­rio de la CSU, Ale­xan­der Do­brindt, tras anun­ciar que la reunión de los dipu­tados de los dos par­ti­dos ha­bía ter­mi­na­do en por­ta­zos y que jun­to con el je­fe del gru­po par­la­men­ta­rio de la CDU, Vol­ker Kau­der, se ha­bía en­car­ga­do de se­guir ne­go­cian­do has­ta el lu­nes en bus­ca de una so­lu­ción. Du­ran­te la reunión, los dipu­tados de la CSU ha­bían apo­ya­do a Seeho­fer y de­fen­di­do que se tra­ta «de una res­pon­sa­bi­li­dad di­rec­ta del mi­nis­tro de In­te­rior». «Res­pal­da­mos to­dos los es­fuer­zos pa­ra lo­grar una so­lu­ción a ni­vel eu­ro­peo», di­jo, «pe­ro se tra­ta de un de­ba­te muy lar­go y es ne­ce­sa­rio po­der ac­tuar ya sin es­pe­rar a una so­lu­ción den­tro de la Unión Eu­ro­pea».

Mer­kel, por su par­te, in­sis­tió en que lo con­ve­nien­te es es­pe­rar has­ta la cum­bre eu­ro­pea que se ce­le­bra­rá los días 28 y 29 de ju­nio en Bru­se­las, don­de se

Ten­sión La ten­sión ha au­men­ta­do des­de que Mer­kel ha re­cha­za­do for­mar par­te del eje for­ma­do por Ro­ma y Vie­na

de­ba­ti­rá una nue­va po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria co­mún, y ob­tu­vo el apo­yo uná­ni­me de su par­ti­do y su gru­po par­la­men­ta­rio. «La cues­tión de­be re­sol­ver­se a es­ca­la de Con­se­jo Eu­ro­peo y en con­sen­so con los paí­ses más afec­ta­dos por la lle­ga­da de in­mi­gran­tes», afir­ma­ron fuen­tes de la di­rec­ti­va de la CDU. «Que pre­sen­ten una es­pe­cie de ul­ti­má­tum es to­tal­men­te inacep­ta­ble», se que­jó el pre­si­den­te de Schles­wig-Hols­tein, Da­niel Günnt­her (CDU). «Se dis­cu­tió so­bre es­to en lar­guí­si­mas ne­go­cia­cio­nes de gran coa­li­ción y que­dó to­do fi­ja­do en do­cu­men­tos.

El he­cho de que Seeho­fer pre­sen­te a es­tas al­tu­ra su plan maes­tro y en tér­mi­nos de ame­na­zas es­tá fue­ra de lu­gar, no pue­de ser vo­ta­do por el gru­po par­la­men­ta­rio», ar­gu­men­ta­ba a su vez Vol­ker Kau­der. «No­so­tros lo úni­co que pe­di­mos a nues­tros so­cios con­ser­va­do­res es que acla­ren cuan­to an­tes sus di­fe­ren­cias y po­da­mos se­guir tra­ba­jan­do», so­li­ci­ta­ba la se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Par­ti­do So­cial­de­mó­cra­ta (SPD), tam­bién miem­bro de la gran coa­li­ción, An­drea Nah­les, mien­tras des­de AfD va­rios de sus lí­de­res des­ta­ca­dos se re­go­dea­ban en la es­ce­na. «Mer­kel lu­cha por su su­per­vi­ven­cia. Dad­le ya un em­pu­jón», de­cía Bea­trix von Storch. «El oca­so de Mer­kel», aña­día en cla­ve wag­ne­ria­na Step­han Brand­ner.

Mer­kel, con el mi­nis­tro de In­te­rior ale­mán, Horst Seeho­fer

AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.