Argentina aprue­ba des­pe­na­li­zar el abor­to has­ta la se­ma­na 14

La po­lé­mi­ca ini­cia­ti­va tie­ne que su­pe­rar el trá­mi­te del Senado, an­tes de apli­car­se

ABC (Andalucía) - - SOCIEDAD - CAR­MEN DE CAR­LOS CORRESPONSAL EN BUE­NOS AI­RES

La du­da se man­tu­vo has­ta el úl­ti­mo mi­nu­to. La se­sión en el Con­gre­so pa­ra am­pliar la ley de des­pe­na­li­za­ción del abor­to se pro­lon­gó cer­ca de 24 ho­ras. La no­che fue lar­ga, fría y ten­sa. Mi­les de mu­je­res, jó­ve­nes y per­so­nas ma­yo­res se agol­pa­ron en la Pla­za de los dos Con­gre­sos. Los que es­ta­ban a fa­vor, a un cos­ta­do y los que se opo­nían, en el otro. El vir­tual em­pa­te cam­bia­ba con las ho­ras en be­ne­fi­cio de una op­ción o la otra. «Se de­fi­ne vo­to a vo­to», re­pe­tían de ma­dru­ga­da. Po­co an­tes de las diez de la ma­ña­na de ayer se vo­tó y co­no­ció el re­sul­ta­do: 129 sí, fren­te a 125 no. En los es­ca­ños del «sí» se ce­le­bró el re­sul­ta­do y en la ca­lle, don­de ha­bían he­cho vi­gi­lia la de­fen­so­ras del abor­to li­bre, se or­ga­ni­zó al­go muy pa­re­ci­do a una fies­ta po­pu­lar.

El si­guien­te pa­só pa­ra con­ver­tir en ley el pro­yec­to se­rá el Senado, las pró­xi­mas se­ma­nas. En la Cá­ma­ra Al­ta se po­dría, aun­que no pa­re­ce pre­vi­si­ble, tum­bar­lo. Lo que se in­tu­ye más pro­ba­ble es que se in­tro­duz­can mo­di­fi­ca­cio­nes en una ley, des­de el pun­to de vis­ta ju­rí­di­co, con es­pa­cio pa­ra re­cu­rrir en la Cor­te Su­pre­ma (equi­va­len­te al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal). Pa­ra evi­tar la ava­lan­cha de re­cur­sos, los ju­ris­tas con­sul­ta­dos con­si­de­ran im­pres­cin­di­ble al­gu­nas co­rrec­cio­nes que, en ri­gor, no afec­ta­rían a la cues­tión de fon­do.

La in­cóg­ni­ta so­bre el fu­tu­ro de la ley, que le­ga­li­za el abor­to ba­jo cual­quier su­pues­to has­ta la se­ma­na ca­tor­ce, se man­tu­vo has­ta el úl­ti­mo mi­nu­to. Dos dipu­tados re­cla­ma­ron que su vo­to ne­ga­ti­vo fi­gu­ra­ba po­si­ti­vo. He­cha la co­rrec­ción, el re­sul­ta­do no va­rió. La me­dia san­ción a la ley era un he­cho. Has­ta aho­ra, el abor­to en Argentina es­ta­ba per­mi­ti­do en ca­sos de vio­la­ción o ries­go de vi­da de la ma­dre.

Si el Senado da luz ver­de de­fi­ni­ti­va, la li­mi­ta­ción se­rá la se­ma­na ca­tor­ce aun­que se am­plía en ca­sos de abu­sos se­xua­les, por la in­via­bi­li­dad del fe­to o la sa­lud de la ges­tan­te. Los sa­na­to­rios, aun­que sean de ins­ti­tu­cio­nes re­li­gio­sas, es­ta­rían obli­ga­dos a rea­li­zar in­te­rrup­cio­nes del em­ba­ra­zo y la cláu­su­la de con­cien­cia pa­ra los mé­di­cos, si no se mo­di­fi­ca, de­be­rá ma­ni­fes­tar­se por es­cri­to en un re­gis­tro.

De­ba­te Des­pués de 24 ho­ras de se­sión ple­na­ria fue apo­ya­da por 129 dipu­tados y 125 en con­tra

Un país en ver­de y azul

Dos co­lo­res iden­ti­fi­ca­ron los ban­dos. El ver­de, la po­si­ción fe­mi­nis­ta, bue­na par­te de artistas, in­te­lec­tua­les y una va­ria­da re­pre­sen­ta­ción de dipu­tados de di­fe­ren­tes for­ma­cio­nes. El azul re­pre­sen­ta­ba a los con­tra­rios al pro­yec­to de ley.

En las fi­las su­pues­ta­men­te con­ser­va­do­ras, el par­ti­do del pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri, se apo­ya­ba el «sí». Fue el ca­so de Sil­via Los­pen­na­to, que llo­ró al in­ter­ve­nir y re­cor­dar «a las mu­je­res en sus ca­sas, a nues­tras ma­dres y a nues­tras hi­jas. Que el abor­to sea le­gal, se­gu­ro y gra­tui­to».

EFE

Ar­gen­ti­nos fes­te­jan la des­pe­na­li­za­ción del abor­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.