«Hay que dar más im­por­tan­cia a lo que trans­mi­ten los maes­tros»

Pe­dro Du­que inau­gu­ró las jor­na­das en las que se ad­vir­tió del pe­li­gro de las no­ti­cias fal­sas

ABC (Andalucía) - - SOCIEDAD - RA­FAEL LAMELAS GRA­NA­DA

Un gri­to con­tra la pos­ver­dad y en de­fen­sa del va­lor de la in­for­ma­ción real. La sex­ta edi­ción del con­gre­so «Tal­king about Twit­ter», el ma­yor even­to mun­dial so­bre la red so­cial, ya es­tá en marcha. Se or­ga­ni­zó un año más pa­ra po­ner de ma­ni­fies­to usos, re­fle­xio­nes y ex­pe­rien­cias so­bre es­ta red so­cial, des­de ám­bi­tos co­mo la in­ves­ti­ga­ción, la so­li­da­ri­dad, la tec­no­lo­gía o el en­tre­te­ni­mien­to. El mi­nis­tro de Cien­cia, In­no­va­ción y Uni­ver­si­da­des, Pe­dro Du­que, vi­si­tó Gra­na­da pa­ra inau­gu­rar un even­to en cu­ya pri­me­ra jor­na­da se hi­zo hin­ca­pié en los pe­li­gros de las «fa­ke news» (no­ti­cias fal­sas), que con fre­cuen­cia pe­ne­tran en es­te so­por­te y su­po­nen un se­rio pe­li­gro pa­ra la sa­lud de­mo­crá­ti­ca de los paí­ses.

Jo­seph Sti­glitz, pre­mio No­bel de Eco­no­mía, fue uno de los in­vi­ta­dos que pro­fun­di­zó so­bre es­ta pro­ble­má­ti­ca. «Ca­da vez es más di­fí­cil dis­cer­nir qué es cier­to. De­be­mos con­tra­ata­car pa­ra so­bre­vi­vir a la des­in­for­ma­ción», en­fa­ti­zó du­ran­te el blo­que en el que fue acom­pa­ña­do por otros ex­per­tos co­mo An­ya Schif­frin, Ant­hony Gooch, Álex Ro­me­ro y Ja­vier Le­sa­ca. La par­te más emo­ti­va lle­gó por la tar­de, con el ho­me­na­je a los des­apa­re­ci­dos, que con­tó con la pre­sen­cia del pe­rio­dis­ta Pa­co Lo­ba­tón y Pa­tri­cia Ra­mí­rez, ma­dre del pe­que­ño Ga­briel.

Pe­dro Du­que, jun­to al al­cal­de de Gra­na­da, Pa­co Cuen­ca; el pre­si­den­te de Dipu­tación, Jo­sé En­tre­na, y el con­se­je­ro de­le­ga­do del gru­po Vo­cen­to, Luis En­rí­quez, die­ron la bien­ve­ni­da a los par­ti­ci­pan­tes de es­te acon­te­ci­mien­to. Du­que de­di­có su ex­po­si­ción a po­ner de re­lie­ve el pa­pel de la uni­ver­si­dad y de sus maes­tros pa­ra dis­tin­guir la in­for­ma­ción fal­sa de la que no es. «Ha­bla­mos mu­cho de las no­ti­cias fal­sas, pe­ro tam­bién ha­bría que ha­blar de las afir­ma­cio­nes fal­sas. He­mos ga­na­do mu­cho con Twit­ter. La in­for­ma­ción es­tá al al­can­ce de to­dos, pe­ro an­tes tam­bién te­nía­mos la ca­pa­ci­dad de ad­qui­rir co­no­ci­mien­to en es­cue­las y uni­ver­si­da­des. Ha­bía me­nos fal­se­da­des», re­sal­tó el mi­nis­tro.

El mé­to­do cien­tí­fi­co

Du­que tam­bién re­cor­dó aque­lla mí­ti­ca vi­si­ta, cuan­do era as­tro­nau­ta, jun­to a sus com­pa­ñe­ros de tri­pu­la­ción en el Dis­co­very. «Se em­pe­ñó Bill Clin­ton en que te­nía­mos que ve­nir a Gra­na­da». «Si bus­cas al­go en Goo­gle es más fá­cil en­con­trar una men­ti­ra que una ver­dad. Pe­ro si pre­gun­tas a al­guien que usa el mé­to­do cien­tí­fi­co, em­pe­za­re­mos me­jor. Des­de el go­bierno de Es­pa­ña y el sis­te­ma es­ta­tal de co­no­ci­mien­to ani­mo a que se dé más im­por­tan­cia a lo que trans­mi­ten nues­tros maes­tros», re­sal­tó.

La di­rec­to­ra ge­ne­ral de Twit­ter pa­ra Es­pa­ña y Por­tu­gal, Nat­ha­lie Pic­quot, abun­dó en la for­ta­le­za de es­te es­pa­cio de co­mu­ni­ca­ción con tres ca­rac­te­rís­ti­cas: in­for­ma­ción, al­ta­voz y di­ver­si­dad. «Lo que que­re­mos es que ca­da per­so­na ten­ga una ex­pe­rien­cia úni­ca, aun­que con un la­zo en co­mún. Twit­ter es sa­ber lo que pa­sa en tiem­po real».

El con­gre­so tam­bién de­di­có tiem­po a nue­vas tec­no­lo­gías, co­mo «Tra­duc­tT­weet» (un tra­duc­tor de tuits en tiem­po real) o «Eye Twit­ter» (pa­ra ma­ne­jar una cuen­ta con la mi­ra­da pa­ra per­so­nas con ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les).

FOTOS: RA­MÓN L. PÉREZ

El mi­nis­tro Pe­dro Du­que (dcha.), jun­to al pre­mio No­bel de Eco­no­mía Jo­seph Sti­glitzz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.