Se arro­ja por la ven­ta­na de un dé­ci­mo pi­so cuan­do iba a ser desahu­cia­do

La víc­ti­ma vi­vía en Cor­ne­llá con su pa­re­ja y lle­va­ba sie­te me­ses sin pa­gar el al­qui­ler

ABC (Andalucía) - - SOCIEDAD - AN­NA CABEZA BAR­CE­LO­NA

Tra­ge­dia en Cor­ne­llá de Llo­bre­gat (Bar­ce­lo­na). Jor­di, un hom­bre de unos 50 años, se arro­jó ayer des­de una ven­ta­na del pi­so en el que vi­vía, en una dé­ci­ma plan­ta. En ese mo­men­to, la po­li­cía y la co­mi­ti­va ju­di­cial ha­bían lla­ma­do a su puer­ta pa­ra desahu­ciar­lo por im­pa­go del al­qui­ler al ban­co, que era pro­pie­ta­rio del in­mue­ble. La víc­ti­ma vi­vía allí con su pa­re­ja y sin hi­jos y, por su com­pli­ca­da si­tua­ción, el desahu­cio se ha­bía con­se­gui­do pa­ra­li­zar dos ve­ces des­de el pa­sa­do mar­zo.

La pa­re­ja lle­va­ba en el pi­so, ubi­ca­do en el ba­rrio obre­ro de San Il­de­fon­so, ca­si ocho años y des­de ha­cía sie­te me­ses no pa­ga­ban el al­qui­ler. Por lo po­co que se su­po ayer, an­te­rior­men­te él ha­bía con­se­gui­do tra­ba­jo co­mo pin­tor o elec­tri­cis­ta y, ac­tual­men­te, no te­nía una ocu­pa­ción es­ta­ble, lo que les ha­bría lle­va­do al im­pa­go y a la si­tua­ción crí­ti­ca del desahu­cio. En to­do ca­so, no ha­bían pe­di­do ayu­das, con­fir­ma­ron a ABC des­de el Ayun­ta­mien­to.

Ayer, los Mos­sos d’Es­qua­dra acu­die­ron al in­mue­ble, tras la ne­ga­ti­va del hom­bre de abrir la puer­ta a la co­mi­ti­va ju­di­cial que pre­ten­día eje­cu­tar el desahu­cio. Des­de el re­llano, los agen­tes es­cu­cha­ron los gri­tos de­ses­pe­ra­dos de su mu­jer, aler­tan­do de que su pa­re­ja ha­bía sal­ta­do por la ven­ta­na y cuan­do ella les abrió, so­bre las 10.30 ho­ras, no pu­die­ron más que cons­ta­tar des­de la ven­ta­na co­mo él es­ta­ba ten­di­do en un par­te­rre, con la ba­ran­di­lla do­bla­da jus­to a la en­tra­da del in­mue­ble. El Sis­te­ma de Emer­gen­cias Mé­di­cas tam­po­co pu­do ha­cer na­da pa­ra sal­var­le la vi­da.

Des­de el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ca­ta­lu­ña (TSJC) co­rro­bo­ra­ron que el pro­pie­ta­rio, que era el Ban­co Po­pu­lar, ha­bía de­man­da­do a la pa­re­ja en no­viem­bre por el en­ton­ces im­pa­go de sie­te me­ses. El desahu­cio se pa­ra­li­zó has­ta en dos oca­sio­nes, en par­te por la in­ter­ven­ción de los ser­vi­cios so­cia­les de Cor­ne­llá, que avi­sa­ron de que se tra­ta­ba de un ca­so de ries­go por vul­ne­ra­bi­li­dad. Es­ta vez, el Con­sis­to­rio tam­bién te­nía cons­tan­cia del avi­so de desahu­cio y, tras la tra­ge­dia, sus ser­vi­cios ju­rí­di­cos es­tán es­tu­dian­do em­pren­der ac­cio­nes le­ga­les con­tra el ban­co.

El ba­rrio, en el que vi­ve mu­cha po­bla­ción in­mi­gran­te y de eco­no­mías hu­mil­des, que­dó cons­ter­na­do con la no­ti­cia. Se da la pa­ra­do­ja de que, a la mis­ma ho­ra que Jor­di se pre­ci­pi­ta­ba al va­cío, la Pla­ta­for­ma de Afec­ta­dos por la Hi­po­te­ca (PAH) de Cor­ne­llá es­ta­ba ce­le­bran­do cer­ca del lu­gar que ha­bía con­se­gui­do pa­ra­li­zar el desahu­cio de otra fa­mi­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.