El PSOE bo­rra «el tí­tu­lo» de la al­cal­de­sa

Eli­mi­na una di­plo­ma­tu­ra de Ma­gis­te­rio por la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Edu­ca­ción a Dis­tan­cia, gra­do que la al­cal­de­sa nun­ca con­si­guió El Con­sis­to­rio acha­ca el con­te­ni­do del do­cu­men­to a un error aun­que lle­va col­ga­do ca­si cua­tro años y ha si­do usa­do pa­ra va­ria

ABC (Córdoba) - - Córdoba - RA­FAEL RUIZ CÓR­DO­BA

La pá­gi­na web del Par­ti­do So­cia­lis­ta Obre­ro Es­pa­ñol (PSOE) mo­di­fi­có du­ran­te el día de ayer el cu­rrí­cu­lum vi­tae de la al­cal­de­sa de Cór­do­ba, Isa­bel Am­bro­sio, eli­mi­nan­do la for­ma­ción aca­dé­mi­ca que lle­va­ba años col­ga­da en la par­te de bio­gra­fías de car­gos pú­bli­cos. Lo hi­zo tras la lla­ma­da re­ci­bi­da por es­te pe­rió­di­co en la Al­cal­día de Cór­do­ba cuan­do se de­tec­tó que en la web de la di­rec­ción fe­de­ral del par­ti­do apa­re­cía que la pri­me­ra au­to­ri­dad mu­ni­ci­ci­pal co­mo di­plo­ma­da en Ma­gis­te­rio por la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Edu­ca­ción a Dis­tan­cia (UNED).

Es­te pe­rió­di­co se pu­so en contacto con un por­ta­voz de la Al­cal­día pa­ra in­ten­tar con­tras­tar el da­to de la for­ma­ción aca­dé­mi­ca. La re­gi­do­ra nun­ca ha ocul­ta­do que una de sus gran­des frus­tra­cio­nes es no ha­ber aca­ba­do el pa­so por la Uni­ver­si­dad. Por eso mos­trar una di­plo­ma­tu­ra —el ac­tual gra­do— que no tie­ne no es un he­cho ha­bi­tual.

Fuen­tes de la Al­cal­día di­je­ron ca­si de in­me­dia­to que el cu­rrí­cu­lum que ma­ne­ja el Par­ti­do So­cia­lis­ta de­be ser «un error» y que no co­no­cían la fuen­te de la in­for­ma­ción. Des­de que es­te pe­rió­di­co lla­mó has­ta que se mo­di­fi­có el do­cu­men­to pa­sa­ron apenas unos ins­tan­tes. Si aho­ra se con­sul­ta apa­re­ce la reali­dad: que es­tu­dió ba­chi­lle­ra­to en la Uni­ver­si­dad La­bo­ral de Cór­do­ba. Sin em­bar­go, da la im­pre­sión que la di­plo­ma­tu­ra en Ma­gis­te­rio de la UNED lle­va años en la ba­se de da­tos pú­bli­ca del PSOE, error que no se re­pi­te ni en la web mu­ni­ci­pal ni en las re­fe­ren­cias de sus an­te­rio­res car­gos en la Jun­ta (fue par­la­men­ta­ria y de­le­ga­da del go­bierno).

Un do­cu­men­to an­ti­guo

El do­cu­men­to pa­re­ce te­ner, co­mo po­co, tres años y ha pa­sa­do des­apa­re­ci­bi­do has­ta que el ca­so Ci­fuen­tes ha abier­to el in­te­rés por los tí­tu­los que mues­tran los po­lí­ti­cos. Una cla­ve es que la au­ten­ti­ci­dad pa­re­ce con­tras­ta­da. To­dos los pues­tos que apa­re­cen en el cu­rrí­cu­lum son, efec­ti­va­men­te, los que ha te­ni­do la al­cal­de­sa des­de su en­tra­da en la ac­ti­vi­dad pú­bli­ca. Am­bro­sio lle­va con­ca­te­nan­do pues­tos or­gá­ni­cos y pú­bli­cos des­de 1996. Es de­cir, 22 de sus 47 años de edad (cum­ple los 48 el pró­xi­mo 18 de ju­lio). Es de­cir, se­cre­ta­ria de or­ga­ni­za­ción de la eje­cu­ti­va mu­ni­ci­pal con Jo­sé Pas­tor, de la pro­vin­cial con Jo­sé An­to­nio Ruiz Al­me­na­ra (que fue su gran va­le­dor), par­la­men­ta­ria y de­le­ga­da del Go­bierno.

El do­cu­men­to ori­gi­nal ase­gu­ra­ba que la al­cal­de­sa te­nía 44 años en el mo­men­to de la re­dac­ción, da­to que se ha co­rre­gi­do por el de la fe­cha de na­ci­mien­to. Ade­más, usa­ba co­mo correo de contacto la pá­gi­na web que se creó ex­clu­si­va­men­te pa­ra dar di­fu­sión a su can­di­da­tu­ra y que aún se en­cuen­tra ac­ti­va aun­que nun­ca se ac­tua­li­ce. Sal­vo la for­ma­ción aca­dé­mi­ca, el res­to de da­tos son o eran ve­ri­fi­ca­bles. Con al­gún error co­mo que era una mu­jer sol­te­ra en ré­gi­men de ga­nan­cia­les (es­tá ca­sa­da y tie­ne dos hi­jas, di­ce su bio­gra­fía mu­ni­ci­pal) que en el mo­men­to de la de­cla­ra­ción de bie­nes pa­ra el PSOE de­cla­ra­ba un sue­lo de 40.000 eu­ros ne­tos al año (lo que le co­rres­pon­día co­mo de­le­ga­da del Go­bierno) y que de­cla­ra­ba un sal­do en cuenta co­rrien­te de diez eu­ros. El te­lé­fono de contacto que apa­re­ce en el CV es el de la se­de del PSOE de Cór­do­ba en la ave­ni­da del Ae­ro­puer­to.

La al­cal­de­sa tie­ne un per­fil la­bo­ral al­go dis­tin­to al de una par­te de la cla­se po­lí­ti­ca: tie­ne una pla­za de fun­cio­na­ria de téc­ni­co de in­for­ma­ción ju­ve­nil en la pro­vin­cia de Cór­do­ba. Sin em­bar­go, lo que lla­ma­da po­de­ro­sa­men­te su aten­ción es su es­ca­sí­si­ma re­la­ción con el mun­do la­bo­ral pri­va­do.

El do­cu­men­to ha si­do usa­do co­mo fuen­te pa­ra al­gu­nas bio­gra­fías. En al­gu­na de ellas se ci­ta la exis­ten­cia de un tí­tu­lo por la UOC (un cen­tro on li­ne de Ca­ta­lu­ña) aun­que es­te he­cho tam­po­co ha po­di­do ser ve­ri­fi­ca­do en otros cu­rrí­cu­lum dis­po­ni­bles en fuen­tes ofi­cia­les.

VA­LE­RIO ME­RINO

La al­cal­de­sa, an­tes de una com­pa­re­cen­cia en el Ayun­ta­mien­to de Cór­do­ba

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.