Ur­ba­nis­mo in­for­mó a la Jun­ta de la pre­ca­rie­dad de la re­si­den­cia

El Ayun­ta­mien­to le re­mi­tió el in­for­me que or­de­na su des­alo­jo y que el área de Án­ge­les Luna di­ce des­co­no­cer

ABC (Córdoba) - - Córdoba - D. JU­RA­DO CÓR­DO­BA

La de­fen­sa de la Jun­ta an­te la si­tua­ción de la re­si­den­cia Nue­va Au­ro­ra, don­de un in­for­me mu­ni­ci­pal de Ur­ba­nis­mo ins­ta al realo­jo de las más de 40 per­so­nas por el ries­go que su­po­ne pa­ra su se­gu­ri­dad per­ma­ne­cer en un edi­fi­cio que «no reúne las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad y sa­lu­bri­dad mí­ni­mas», se ha li­mi­ta­do a de­cir que des­co­no­cía el con­te­ni­do del ci­ta­do in­for­me. En un co­mu­ni­ca­do, la de­le­ga­ción de Igual­dad, Sa­lud y Po­lí­ti­cas So­cia­les, que di­ri­ge Mª Án­ge­les Luna, se li­mi­tó a se­ña­lar que «la Jun­ta de An­da­lu­cía ve­la y va a ve­lar siem­pre por­que se cum­plan los re­qui­si­tos pa­ra el bie­nes­tar de los usua­rios. Pa­ra ello rea­li­za­mos una ac­ti­vi­dad ins­pec­to­ra que ve­la por esa ca­li­dad». Pe­ro elu­de abor­dar si fru­to de es­tas ins­pec­cio­nes se ha­bía de­tec­ta­do la pre­ca­ria si­tua­ción del cen­tro. «La ad­mi­nis­tra­ción ha­ce di­chas la­bo­res ins­pec­to­ras co­mo en to­das las re­si­den­cias de An­da­lu­cía pe­ro los informes no se ha­cen pú­bli­cos», sen­ten­cia.

Pa­ra IU la reali­dad de es­ta re­si­den­cia (pri­va­da con pla­zas con­cer­ta­das) era más que co­no­ci­da por el de­par­ta­men­to que di­ri­ge Luna. El por­ta­voz mu­ni­ci­pal de IULV-CA en el Ayun­ta­mien­to de Lu­ce­na, Mi­guel Vi­lla, afir­mó que «la de­le­ga­ción sí te­nía co­no­ci­mien­to de la si­tua­ción de la re­si­den­cia Nue­va Au­ro­ra de Lu­ce­na y, sin em­bar­go, no ha que­ri­do ha­cer na­da al res­pec­to más allá de de­sen­ten­der­se del asun­to».

Vi­lla re­cor­dó que «la pa­sa­da se­ma­na, du­ran­te la ce­le­bra­ción de la Co­mi­sión de Ur­ba­nis­mo del Ayun­ta­mien­to, el al­cal­de (el so­cia­lis­ta Juan Pé­rez) nos in­for­mó, a to­dos los gru­pos mu­ni­ci­pa­les, que la Jun­ta de An­da­lu­cía te­nía co­no­ci­mien­to del asun­to, tan­to por que se le ha­bía en­via­do el in­for­me rea­li­za­do por los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les co­mo por una reunión que se man­tu­vo con un téc­ni­co de la ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca en el mis­mo Con­sis­to­rio lu­cen­tino».

Ca­be re­cor­dar que la Jun­ta afir­mó a ABC que «con res­pec­to al in­for­me mu­ni­ci­pal, no nos pro­nun­cia­mos por­que no te­ne­mos co­no­ci­mien­to».

Por su par­te, la par­la­men­ta­ria au­to­nó­mi­ca por Cór­do­ba, Elena Cor­tés, ca­li­fi­có de «muy gra­ve la ac­ti­tud que es­tá man­te­nien­do la se­ño­ra Luna», a la que le pregunta que «pa­ra qué sir­ven, en­ton­ces, los ser­vi­cios de ins­pec­ción de la Jun­ta», y le exi­gió «el realo­jo in­me­dia­to de las per­so­nas que se en­cuen­tran en es­te cen­tro».

V. ME­RINO

La de­le­ga­da de Sa­lud, Mª Án­ge­les Luna

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.