Sus­pen­so ge­ne­ral en las es­ta­dís­ti­cas de Edu­ca­ción

Los in­for­mes so­bre re­sul­ta­dos edu­ca­ti­vos por co­mu­ni­da­des si­túan a An­da­lu­cía en los pues­tos de co­la y el en­torno so­cio­eco­nó­mi­co no es la úni­ca ex­cu­sa

ABC (Córdoba) - - ANDALUCÍA - JUAN J. BORRERO

La ca­li­dad de los sis­te­mas edu­ca­ti­vos se de­mues­tra en sus re­sul­ta­dos y An­da­lu­cía sus­pen­de en los in­for­mes que eva­lúan el ren­di­mien­to de los es­co­la­res y de los sis­te­mas edu­ca­ti­vos de las co­mu­ni­da­des es­pa­ño­las. Dos de los más im­por­tan­tes, el in­for­me PI­SA (Pro­gra­ma In­ter­na­cio­nal pa­ra la Eva­lua­ción de Es­tu­dian­tes) y el In­for­me Di­fe­ren­cias edu­ca­ti­vas re­gio­na­les, de la Fun­da­ción BBVA, ofre­cen da­tos elo­cuen­tes: An­da­lu­cía es la co­mu­ni­dad con más nú­me­ro de re­pe­ti­do­res en Edu­ca­ción Se­cun­da­ria Obli­ga­to­ria, su ta­sa de aban­dono es­co­lar es cin­co pun­tos su­pe­rior a la me­di­da na­cio­nal y el ren­di­mien­to de los es­co­la­res de 15 años es el más ba­jo de Es­pa­ña, so­bre to­do en Cien­cias.

Pe­dro García, pre­si­den­te de Re­des (Re­no­va­ción de la Edu­ca­ción y De­fen­sa de la En­se­ñan­za) la­men­ta que sean es­tas las re­fe­ren­cias prin­ci­pa­les de eva­lua­ción del sis­te­ma, ya que la Con­se­je­ría de Edu­ca­ción no apro­ve­cha su ba­se de da­tos Sé­ne­ca pa­ra ha­cer in­for­mes si­mi­la­res de se­gui­mien­to. «La fal­ta de trans­pa­ren­cia nos obli­ga a mi­rar­nos en es­pe­jos más obli­cuos», afir­ma tras plan­tear sus du­das so­bre si son de­ter­mi­nan­tes los da­tos del in­for­me PI­SA ela­bo­ra­dos a par­tir de una prue­ba que se ha­ce ex­clu­si­va­men­te a es­tu­dian­tes de 15 años. No obs­tan­te, re­co­no­ce que cuan­do se re­pi­ten re­sul­ta­dos ne­ga­ti­vos en el tiem­po y, co­mo ocu­rre en el in­for­me de la Fun­da­ción BBVA, 16 de los 17 in­di­ca­do­res uti­li­za­dos pa­ra ha­cer la com­pa­ra­ti­va re­gio­nal es­tán por de­ba­jo de la me­di­da, es evi­den­te que hay un pro­ble­ma con la Edu­ca­ción en An­da­lu­cía.

El sis­te­ma edu­ca­ti­vo an­da­luz, con 1.9 mi­llo­nes de alum­nos, es el ma­yor de Es­pa­ña. Cuen­ta con una red de 5.800 cen­tros, la ma­yo­ría cen­tros pú­bli­cos que en un 55% de los ca­sos es­tán ubi­ca­dos en zo­nas so­cio­eco­nó­mi­cas me­nos fa­vo­re­ci­das.

Los ex­per­tos coin­ci­den en que pre­ci­sa­men­te el ni­vel de desa­rro­llo eco­nó­mi­co de la co­mu­ni­dad es un fac­tor de­ter­mi­nan­te que afec­ta a las pun­tua­cio­nes de los alum­nos en las prue­bas que mi­den su ren­di­mien­to. Un es­tu­dio rea­li­za­do so­bre el pro­pio in­for­me PI­SA por Antonio Villar, ca­te­drá­ti­co de Aná­li­sis Eco­nó­mi­co de la Uni­ver­si­dad Pa­blo de Ola­vi­de, con­clu­ye que las pun­tua­cio­nes ob­te­ni­das por los es­co­la­res an­da­lu­ces en esa prue­ba de ren­di­mien­to son las que co­rres­pon­den apro­xi­ma­da­men­te al gra­do de desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial de la co­mu­ni­dad.

Equi­dad

Le­jos del con­for­mis­mo del enun­cia­do, Villar aler­ta de que Es­pa­ña en su con­jun­to lo ha­ce bas­tan­te me­jor de lo que le co­rres­pon­de­ría por su ni­vel so­cio­eco­nó­mi­co, por lo que si An­da­lu­cía no me­jo­ra más de­pri­sa que la me­dia na­cio­nal no ha­brá apro­xi­ma­ción al gra­do de desa­rro­llo eco­nó­mi­co del país. El au­tor con­clu­ye que te­ne­mos de­ma­sia­dos es­tu­dian­tes de ba­jo ren­di­mien­to y de­ma­sia­dos po­cos es­tu­dian­tes de al­to ren­di­mien­to, por lo que tam­po­co en equi­dad el sis­te­ma edu­ca­ti­vo an­da­luz se salva del sus­pen­so. Es­te dato de la fal­ta de equi­dad, re­fie­re el pre­si­den­te de Re­des, es más elo­cuen­te en el in­for­me de Sa­ve de Chil­dren cuan­do se vin­cu­lan los re­sul­ta­dos a do­ta­ción de las au­las, en­torno so­cia­les o ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­ca.

La mag­ni­tud del sis­te­ma y el en­tor-

no so­cio­eco­nó­mi­co son fac­to­res de­ter­mi­nan­tes pa­ra los re­sul­ta­dos se­gún los ex­per­tos, pe­ro hay otros ele­men­tos que no pue­den ob­viar­se en el aná­li­sis. An­da­lu­cía es­tá en­tre las cua­tro co­mu­ni­da­des con me­nor gas­to edu­ca­ti­vo por ha­bi­tan­te. El gas­to pú­bli­co en edu­ca­ción por alum­nos es de 4.974 eu­ros; gas­ta 361 eu­ros me­nos al año que la me­dia de Es­pa­ña. Tam­po­co es­te re­gis­tro es fun­da­men­tal por cuan­to el sis­te­ma edu­ca­ti­vo del

País Vas­co, uno de los que rea­li­za ma­yor gas­to por alumno, no ob­tie­ne re­sul­ta­dos pro­por­cio­na­les a ese es­fuer­zo in­ver­sor.

Efi­cien­cia

Pe­ro tam­po­co en la efi­cien­cia des­ta­ca el sis­te­ma edu­ca­ti­vo an­da­luz. Ma­nuel Ló­pez, vi­ce­pre­si­den­te de la Unión Sin­di­cal de Ins­pec­to­res de Edu­ca­ción (USIE) cree que An­da­lu­cía tie­ne que in­cre­men­tar sus re­cur­sos. «No es to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra me­jo­rar el ren­di­mien­to aca­dé­mi­co pe­ro más re­cur­sos ma­te­ria­les y per­so­na­les ase­gu­ran una bue­na ba­se». Se­gún Ló­pez, ade­más de me­jo­rar su in­ver­sión pú­bli­ca, An­da­lu­cía tie­ne que «cam­biar el en­fo­que» de su sis­te­ma edu­ca­ti­vo. Cri­ti­ca el mo­de­lo de «ca­fé pa­ra to­dos» que ca­re­ce de in­cen­ti­vos pa­ra rom­per la ru­ti­na del pro­fe­so­ra­do, al­go que evi­ta dar el salto de ca­li­dad que la edu­ca­ción ne­ce­si­ta en An­da­lu­cía.

Po­li­ti­za­ción

Hay más da­tos so­bre la ges­tión que in­ci­den fi­nal­men­te en la sa­lud del sis­te­ma. La con­se­je­ría, co­men­ta Ló­pez, «se re­fu­gia» en una se­rie de car­gos nom­bra­dos a de­do, –no so­lo las di­rec­cio­nes te­rri­to­ria­les sino tam­bién je­fes de ser­vi­cios y ads­cri­tos–. «Es un gru­po acrí­ti­co, de­di­ca­do a ha­la­gar a la cú­pu­la po­lí­ti­ca. Eso mer­ma la ca­li­dad», ex­pli­ca es­te ins­pec­tor de Edu­ca­ción que la­men­ta que los in­for­mes de los ins­pec­to­res se que­den en el ca­jón. «Na­die le pi­de cuen­tas a la Con­se­je­ría».

La ges­tión es cla­ve en un sis­te­ma tan com­ple­jo, en el que tra­ba­jan 150.000 do­cen­tes. A pe­sar del nú­me­ro, An­da­lu­cía es la se­gun­da co­mu­ni­dad con me­nos per­so­nal ac­ti­vo en Edu­ca­ción por ha­bi­tan­te de Es­pa­ña. Si las di­rec­tri­ces no son las ade­cua­das el sis­te­ma se re­sien­te en su to­ta­li­dad. A es­tas al­tu­ras de cur­so, co­mo ha desata­do un in­for­me del sin­di­ca­to CSIF, hay co­le­gios que no han re­ci­bi­do su pre­su­pues­to. Los do­cen­tes se que­jan de re­tra­sos en la ges­tión de nor­ma­ti­vas y de que en épo­ca elec­to­ral se anun­cien pro­gra­mas sin sa­ber có­mo se eje­cu­ta­rán.

Ges­tión

Hay una ten­den­cia que in­clu­ye el «fac­tor ins­ti­tu­cio­nal» co­mo re­le­van­te en el ren­di­mien­to aca­dé­mi­co de los alum­nos, re­fie­re Pe­dro García, pre­si­den­te de Re­des. Es to­do lo re­la­ti­vo a la go­ber­nan­za. «No es tan­to un pro­ble­ma de re­cur­sos, sino de ges­tión. Aquí hay una in­su­fi­cien­cia cró­ni­ca de re­cur­sos y se le su­ma un pro­ble­ma de des­pil­fa­rro, fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción y mal uso de los re­cur­sos».

Otro fac­tor im­por­tan­te es el del en­torno fa­mi­liar. An­da­lu­cía es la se­gun­da co­mu­ni­dad con me­nor gas­to edu­ca­ti­vo de los ho­ga­res por alum­nos. El in­for­me del pro­fe­sor Villar es de­fi­ni­ti­vo en es­te as­pec­to. Los es­tu­dian­tes en cu­yas ca­sas hay más de 100 li­bros sue­len te­ner bue­nos re­sul­ta­dos. En An­da­lu­cía es­tán en esa cir­cuns­tan­cia un 31% de los ho­ga­res, fren­te al 44% de Es­pa­ña o el 50% de Cas­ti­lla y León, la co­mu­ni­dad, pre­ci­sa­men­te, más des­ta­ca­da en el in­for­me PI­SA.

Exis­te una in­fluen­cia del «fac­tor ins­ti­tu­cio­nal» en el ren­di­mien­to del alumno

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.